jueves 22 | abril 2021
19.9 C
Buenos Aires

Panorama Económico Argentino – Junio 2018

Recomendadas

España: el crédito cooperativo crece y se hace fuerte en Valencia

Hay nuevos datos respecto a los resultados económicos de 2020. Según la Generalitat Valenciana, Los depósitos en bancos, cajas de...

Se viene el Seminario con la experiencia de la Cooperativa “Creando Conciencia”

HOY - 19 horas. CHARLA ABIERTA Y GRATUITA Para participar podes inscribirte: https://forms.gle/WHq2cH9pV9g2jpoJ9

Roig dialogó con algunos popes del cooperativismo argentino

Se reunieron de forma virtual Alexandre Roig, titular del INAES con los principales referentes de la Cátedra Libre de...
Estrella Asquineyer
La Dra Estrella Asquineyer, es Contadora Pública, ha coordinado numerosos cursos para el fortalecimiento mutual y cooperativo, trabaja por la difusión de la necesidad de la Educación Escolar y es autora de "Los Valores que me guían" para niño, entre otros temas.

La situación económica no daba para más, se entra ahora en una etapa recesiva. En los últimos meses el dólar subió el 45 %, el Banco Central perdió u$s 10.000 millones de reservas, la tasa de interés subió al 40 % y la inflación se computa al 30 % anual.

La turbulencia cambiaria desatada por una crisis de confianza en las políticas a largo plazo de endeudamiento continuo; ahogo a la industria local por los costos financieros en el mercado interno y la aversión al riesgo de los inversores extranjeros, desmoronaron los planes del gobierno y colocaron a la Argentina bajo la “protección” del F.M.I.

O sea, un déficit primario, totalmente compensado por la suba del déficit financiero, producto del mayor monto de intereses a pagar. Claramente, esta es la consecuencia del gradualismo fiscal, ya que el ajuste tarifario necesario que no se aplica, para no generar inflación, presiona al dólar que se mueve en busca de su precio real, con el consiguiente descenso de la productividad; por otra parte no se favoreció el consumo y se obstaculizaron las exportaciones y también la confianza de los inversores extranjeros.

En la economía real el impacto se verá pronto en los precios –por aumento de la inflación- erosionando el salario real y con límites al crédito interno.

El F.M.I. viene con su programa económico, sus recetas de ajuste y su injerencia en nuestra economía con todo su paquete de medidas impopulares. Seguramente con la reducción de la estructura de los sectores públicos se tratará de llegar al equilibrio fiscal, aunque esto no será suficiente.

Llegó la hora de la verdad en tarifas, transportes subsidiados y gastos del Estado. Obra pública, transferencias a provincias, quita de subsidios pueden ser parte de una estrategia de ajuste general.

Ya los puestos políticos en la administración central tienen congelados los salarios desde principios del 2017.

El Presupuesto Nacional, aprobado hace solamente cinco meses, fue afectado por un recorte del 16 % por efecto de la desactualización.

Es imprescindible que se apliquen políticas de severa austeridad en el Estado que es el primero que debe dar el ejemplo, pero además, es el principal generador de inflación.

 

Finanzas:

El tipo de cambio flotante seguramente recibirá un amplio apoyo del Fondo, se deberá desarmar las inversiones en Lebac y Letes y cambiar la política monetaria, seguramente se exigirá un piso de reservas. Estiman los analistas el crecimiento de la economía hasta fin de año de 1 % al 1,8 %.

A nivel internacional hay un derrumbe en las Bolsas Europeas por la crisis de Italia, se devalúa el euro y la libra esterlina.

  1. UU. sigue fortaleciendo el dólar, ya que la economía norteamericana continúa creciendo y reduciendo su tasa de desempleo, lo que ha llevado a una suba de la tasa de interés en los Bonos del Tesoro a 10 años, y a flujos de capitales hacia el mercado estadounidense que abandonan los mercados emergentes.

 

Actividad:

Cayó el 0,1 % mensual en marzo, y el crecimiento fue del 1,4 % anual. Brasil también vive un proceso de estancamiento y su crecimiento fue de sólo 1 % en el 2017.

La industria textil, respira aliviada con la devaluación cambiaria al llevar a un más alto costo la indumentaria importada y aspira a sustituirlas, aunque presionan todavía los altos costos internos de producción.

 

Producción:

De la mano de la industria automotriz y de la construcción, la producción industrial mantiene los buenos índices de los últimos meses. Los sectores con menor crecimiento, o directamente con caída, muestran la evolución lógica de un proceso de crecimiento como el actual, liderado más por la inversión que por el consumo.

La sequía afecta la demanda de maquinaria agrícola, mientras que, pese al cambio de precios relativos a su favor, la producción de petróleo procesado sigue sin recuperarse.

 

Bíodiesel:

Hay una reciente intervención de la Argentina en el mercado canadiense, país al cual se habrían despachado 29 mil toneladas de biodiesel en el mes de marzo pasado, en tanto se esperaba nuevas operaciones para el futuro reciente. Si bien se trata de cantidades moderadas, todo suma luego del cierre de Estados Unidos como principal destino de nuestra producción. Es lamentable que tratándose de un producto con valor agregado nacional que genera divisas, el gobierno al cierre de esta edición, le haya impuesto retenciones a la exportación.

 

Carne:

Argentina y China firmaron el acuerdo para la apertura total del mercado chino para la carne vacuna local enfriada y con hueso. No hay Tratado de Libre Comercio con China, pero el nivel de los aranceles es muy bajo. Quedan pendientes los protocolos para miel y cerezas.

 

Granos:

La cosecha total es inferior en 30 millones de toneladas a las correspondientes a la campaña anterior, en la que solo el trigo y el girasol mantienen las cantidades del año pasado. La peor sequía de los últimos 50 años arrasó con la soja y el maíz en el verano, mientras que el período de excesiva humedad de abril le dio la estocada final. La Bolsa de Rosario estima una pérdida en el ingreso de divisas de u$s 8.000 millones afectando el P.B.I. en  el 1 %. Esto implica pérdidas en el balance externo, pero también menor recaudación impositiva y menor nivel de actividad directa e indirecta.

En cuanto a la soja la abrupta caída de la producción 2018/17, derivó en una merma en la actividad de procesamiento de soja que tuvo el peor mes de arranque de la nueva campaña de los últimos 10 años. En maíz, la sequía de Brasil mejora las posibilidades de colocación de nuestra cosecha.

En tanto que las labores de siembra de trigo han comenzado en la región núcleo, así como su entrega en diciembre y enero alentados por los buenos precios a cosecha.

 

Ausencia de obras para la actividad agropecuaria

La Argentina es un país agrícolo-ganadero, con una gran variedad de productos que son imprescindibles para la fabricación de alimentos, pero tiene pérdidas millonarias en dólares por las reiteradas sequías e inundaciones, cuando se pueden evitar con la construcción de las obras de administración de los millones de metros cúbicos de agua dulce que se tiran al mar a través de los ríos, a la vez de recuperar tierras desérticas en una superficie similar a la de la Pcia. de Buenos Aires.

La Argentina cuenta con todos los recursos naturales para ser el mayor fabricante y exportador de alimentos, pero no ha dado lugar a estadistas que planifiquen a largo plazo.

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Llega un instrumento innovador para la cooperación

Coopedia Knowledge Base es un motor de búsqueda innovador y colaborativo que recopila una amplia gama de recursos de...

Noticias relacionadas