lunes 19 | abril 2021
22.3 C
Buenos Aires

Salud e inteligencia artificial

Recomendadas

Chaco: Un supermercado reabrió como empresa recuperada en Resistencia

10 trabajadores del supermercado San Martín llegaron a su lugar de trabajo y encontraron persianas cerradas y un comercio...

La Pampa: la mutual Amusim brindará servicios de Internet en Puelén

El servicio de Internet de la Asociación Mutual Sindical Mercantil, Amusim, ya está disponible en la localidad de Puelén,...

ODEMA, la continuidad como cambio

Entrevista exclusiva a Andrés Román, flamante presidente de la institución. De larga trayectoria asociativista, este abogado platense cuenta sus...
Mundo Mutual
Mundo Mutual es un periódico mensual de alcance nacional sobre los acontecimientos más relevantes del sector mutualista argentino.

Por el Dr. Mario Bruno

La Inteligencia Artificial en la salud constituye uno de los más importantes avances de los últimos tiempos, estando ambos estrechamente ligados. La alianza forjada entre máquinas y humanos ha cristalizado en los últimos tiempos potentes avances en el campo de la medicina, que recibe el avance de otras tecnologías punteras, como el Big Data, la impresión 3D o el machine learning.

La Inteligencia Artificial promete revolucionar aún más la práctica clínica y la industria de la salud. Existen cientos de proyectos dedicados a juntarla con la medicina, y sólo es el comienzo. El potencial más evidente de integrarlas es mejorar nuestra salud. Mejores diagnósticos y tratamientos más efectivos alargarán nuestras vidas.

Hasta el momento la aplicación más importante de la Inteligencia Artificial en la medicina es la cirugía realizada por robots. Le siguen las llamadas “enfermeras virtuales“, la asistencia administrativa y la detección de errores en las prescripciones de la medicación. Los algoritmos pueden salvar vidas todos los días, diagnosticar el cáncer de piel de forma precoz u optimizar el funcionamiento de los servicios de emergencia, así como asistir y complementar a los profesionales durante las cirugías. Google acaba de desarrollar un algoritmo capaz de predecir la muerte de un paciente, usando redes neuronales.

Uno de los mejores ejemplos de que la Inteligencia Artificial y la medicina ya se mezclan es un superordenador que es capaz de dar diagnósticos de cáncer con una precisión del 83%, y sugiere posibles tratamientos al profesional médico. También permite realizar un seguimiento individualizado de cada paciente a nivel genético.

La división de investigación de Inteligencia Artificial de Google se ha aliado con el servicio nacional de salud británico con el fin de crear una aplicación que centralice la información sobre un paciente. Esta aplicación puede generar alertas en base a esa información, permitiendo al profesional sanitario actuar con rapidez. Por otra parte, en Chicago se ha desarrollado un algoritmo que analiza los riesgos del paciente combinando datos clínicos, demográficos, de laboratorio y de conducta, capaz de prever cuándo un paciente debe internarse para evitar complicaciones.

Otro de los avances de enorme utilidad de la Inteligencia Artificial, es el reconocimiento telefónico de un infarto cardiaco. Un emprendimiento nacido en 2016 en Holanda ha revolucionado la atención de los servicios de emergencia en Copenhague, Dinamarca, creando una disruptiva tecnología de asistencia de voz: la Inteligencia Artificial hace posible reconocer indicios de ataques cardíacos analizando las llamadas de emergencia.

No reconoce solamente las palabras, sino que detecta pistas ocultas y sabe leer entre líneas, incluso aunque la persona que llama no sepa si está padeciendo un ataque al corazón. El dispositivo repara en los sonidos de fondo, pasa de la voz a texto e informa a los profesionales de emergencia sobre la situación; este procedimiento permite salvar muchas vidas.

Otro ejemplo claro lo constituye el proceso desarrollado por los científicos de la Universidad Nacional de Ciencia y Tecnología de Moscú, en consonancia con el equipo de la Universidad Estatal Mijaíl Lomonósov de la misma capital rusa. En este caso, a través de la tecnología de la Inteligencia Artificial, se puede realizar el diagnóstico precoz de diversos tipos de cáncer en solo 10 minutos. Se trata de un test exprés, capaz de detectar el tumor de próstata gracias a una prueba inmunocromatográfica, que logra detectar visualmente el número del antígeno prostático específico (PSA) en el suero sanguíneo. El PSA es un marcador tumoral presente en la sangre que alcanza a descubrir cualquier tipo de cáncer de próstata que necesite tratamiento, sobre todo en su fase temprana.

Estos son solo los comienzos. La inteligencia Artificial promete modificar ampliamente la medicina. Estamos viendo los primeros pasos.

Ilustración: Matías Roffé

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Construir, habitar, pensar

Iniciamos un ciclo de entrevistas para que las entidades de la Economía Social y Solidaria (ESS) nos brinden su...

Noticias relacionadas