lunes 19 | abril 2021
22.3 C
Buenos Aires

Pequeñas historias de grandes hombres

Recomendadas

Santa Fe: Sunchales fue declarada por la ACI como “Ciudad Desarrollada en Cooperativismo Escolar”

La ciudad de Sunchales ha recibido, el pasado viernes 5 de marzo, por parte de Cooperativas de las Américas,...

Mendoza: la Red de Alimentos Cooperativos inauguró un nuevo local en San Martín

Impulsado por la Cooperativa Cotraavi, el nuevo mercado de alimentos integra una red con 100 cooperativas de 17 provincias...

España: un proyecto de la Unión Europea busca en Almería una ruta para la economía social

La Diputación de Almería, la Unión Europea y entidades de Portugal y Francia participan en el proyecto SoEClose, una...
Mundo Mutual
Mundo Mutual es un periódico mensual de alcance nacional sobre los acontecimientos más relevantes del sector mutualista argentino.

Hugo Bozzini, presidente de FEDEMBA, repasa el pasado, presente y los sueños futuros de una Federación epigonal del campo mutualista.

Por Alejandro Galay y Santiago Arella

Tras dedicar toda una vida al mutualismo, este dirigente notable sigue con la voluntad
indoblegable con la que empezó hace cuarenta años su participación en el ámbito de la
Economía Solidaria. Desde la Asociación Mutual Protección Familiar a FEDEMBA,
el ex empleado de Correo que trabajaba en bicicleta, despliega su conocimiento al
compás de su biografía.

MM: ¿Cómo es tu historia en el mutualismo?

Hugo Bozzini: Yo ingresé como mensajero del Correo Argentino cuando no se lo
denominaba como tal en Mercedes. Después fui operador de sistemas. Luego de varios
años, cuando ya existía la mutual de Comunicaciones, nos hicimos amigos con Alfredo
Sigliano (actual presidente de Protección Familiar) por el sindicato de Correos. La
mutual estaba en Callao y Mitre. En 1994, cuando el correo ya se había privatizado y el
presidente de la mutual era Alfredo, la misma empezó a tener unos inconvenientes para
operar con los códigos de descuento, entonces él llama a un grupo muy chico de gente
entre los cuales estaba yo. Ahí nos planteó la idea de abrir la mutual a la comunidad o
bien de crear una nueva, y así fue también que se decidió crear Protección Familiar con
otro estatuto totalmente abierto a la comunidad, jubilados, pensionados, activos,
adherentes, beneficiarios de todo el sistema, etc. En el año 1999, Alfredo me sugiere
abrir una delegación en Mercedes. Hoy, tantos años después, tenemos 65 delegaciones
en todo el país con más de 75.000 asociados, desde Salta a Río Grande.

MM: ¿Cómo experimentaste esos cambios a lo largo de ese intenso camino recorrido?

HB: A la manera en la que se hace un dirigente, yo fui creciendo en la Comisión
Directiva, y pasé a ser Secretario de la Federación. Allí es donde comienza lo de
FEDEMBA, luego pasan 4 años más y me nombran Presidente, esto desde hace
exactamente un año. Mi mandato es por cuatro años con posibilidad de renovación.
Además, soy Secretario de la CONAM (Confederación Nacional de Mutualidades de la
República Argentina).

MM: Específicamente ¿en qué año nació FEDEMBA?

HB: En junio de 1985. Con un origen que se remonta a Comunicaciones y también a la
mutual AMEPORT y otras instituciones. Arrancó en la sede de Humberto Primo y
Bernardo de Irigoyen, donde está CONAM. Hoy la Federación tiene 80 mutuales y en
poco tiempo estaremos arriba de ese número. En Buenos Aires debemos ser la
Federación más grande, cuantitativamente hablando.

MM: ¿Cómo ves la importancia del mutualismo hoy?

HB: Yo he pasado como dirigente a través de todos los gobiernos y puedo decir que
ninguno le ha dado al mutualismo su merecida importancia, en tanto las mutuales
ocupan un lugar preponderante allí donde el Estado no alcanza a estar presente. Los
datos estadísticos del empadronamiento de INAES son concluyentes en ese aspecto.

MM: ¿Cuál es el secreto de ese éxito?

HB: Bueno, por ejemplo, nunca nos hemos dividido políticamente porque hemos dejado
la política de lado y nuestras diferencias personales en el modo de ver el país y el
mundo, en pos de lo que tengamos en común. Somos personas que piensan distinto y
pudieron mancomunarse en aras de los valores mutualistas de la solidaridad.

MM: Durante mucho tiempo las mutuales de Ayuda económica dispusieron de
mala fama y hoy pareciera estar cambiando esa concepción en el imaginario social.
¿Es así?

HB: Sí, con el trabajo de control del INAES han desaparecido muchas, en otros casos se
han dado de baja las matrículas, etc. Yo particularmente siempre estuve muy en contra
de cualquier tipo de funcionamiento que no se ajustara con rigor a la letra y al espíritu
de la ley. Nuestra credibilidad ganada se basa en eso.

MM: FEDEMBA tiene asistencia legal y contable de todo tipo…

HB: Sí, claro. Tenemos un profesional que gestiona en el INAES y en las provincias, las
cuentas bancarias, etc.

MM: ¿Qué otros servicios destacarías de la Federación?

HB: Por ejemplo, en este momento colaboramos con una mutual que asiste a veinte
escuelas de áreas limítrofes, cosas que no se saben y que son muy importantes. Ahora
hicimos un convenio con el Centro del Diagnóstico, donde todos los asociados de todas
las mutuales de FEDEMBA tienen derecho a venir a hacer prestaciones con atención
primaria de salud a valores considerablemente más bajos.

MM: ¿Cómo es la vida de un dirigente mutualista?

HB: De mucho movimiento. Por ejemplo, yo viajo cien kilómetros todos los días y voy
a todas las provincias; puedo decir que conozco personalmente a casi todas las mutuales
que integran la Federación. Hay que estar cerca de los compañeros y compañeras.
Trabajamos con total cariño. Lo que más lo sufren son los familiares directos. En ese
sentido son fundamentales en mi vida Alicia, mi esposa, y nuestros tres hijos, Andrea,
Soledad y Sebastián, que nos dieron siete nietos, y mi madre que tiene noventa años. Se
necesita que la familia acompañe. Lo positivo es que todos los días te vas a dormir
sabiendo que hiciste algo por el otro. La mayor satisfacción son los vínculos.

MM: ¿Cuáles son tus desafíos antes de que se cumpla tu primer ciclo en FEDEMBA?

HB: Lo primero que quisiera es pasar de las ochenta a las cien representaciones. Y
también dejar un grupo bien asentado y que luego se haga la debida renovación con
gente más joven, que es algo que las mutuales necesitan. Gente joven y más mujeres también.

MM: ¿Cómo ves a estas mutuales que empiezan a acercarse a FEDEMBA y que les
cuesta tanto crecer?

HB: Hay que tener buenos dirigentes, trabajar mucho y poder crecer económicamente;
si no una mutual no puede desarrollarse. Ese es un punto importante, y eso amerita
mucho trabajo y compromiso.

MM: ¿Cuáles son las acciones futuras de la Federación?

HB: El mes que viene, en septiembre, tenemos dos cosas. El 12 de septiembre se hace la
Asamblea Anual de FEDEMBA, donde hay tratamiento, memoria y balance. Y del 18 al
20 del mismo mes ODEMA (Organización de Entidades Mutuales de las Américas) y la
UMM (Unión Mundial de la Mutualidad) desarrollarán un plan de pasantías con
asistentes de varios países, como por ejemplo Colombia, donde traerán la novedad de
los microcréditos, que es algo muy especial. Va a ser un mes relevante.

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Construir, habitar, pensar

Iniciamos un ciclo de entrevistas para que las entidades de la Economía Social y Solidaria (ESS) nos brinden su...

Noticias relacionadas