domingo 7 | marzo 2021
25.6 C
Buenos Aires

Los millennials, los centennials, las mutuales y el papa

Recomendadas

Se viene el “Primer Encuentro Latinoamericano de Profesionales y Expertas/os de la Economía Social y Solidaria”

Primer Encuentro Latinoamericano de Expertas/os y Profesionales de la Economía Social y Solidaria Miércoles 10 de marzo / 19 hs....

Cómo es la encuesta de Cooperar para las cooperativas

Cooperar está llevando adelante una encuesta de simplificación administrativa para conocer las inquietudes y propuestas que tienen las cooperativas...

Mendoza: amplían y agilizan la comunicación para las entidades asociativas

El Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes, mediante la Dirección de Economía Social y Asociatividad, dio a conocer...
Economía Solidaria
Economía Solidaria es un medio de prensa especializado en el sector cooperativo y mutual argentino que reúne las noticias más relevantes del campo asociativo, en favor de su fortalecimiento, integración y visibilidad.

[et_pb_section bb_built=”1″][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text _builder_version=”3.0.105″ background_layout=”light”]

Texto: José Rodríguez

Ilustraciones: Matías Roffé

 

Hasta hace unos años, las sociedades estaban compuestas por hombres y mujeres; por niños, adolescentes, jóvenes, adultos y viejos; por obreros, clase media y burgueses; por ciudadanos y extranjeros. Ahora la estratificación social es más compleja y aparecen nuevas categorías o estratos y cada uno de ellos tienen nombres nuevos. Por ejemplo: varones, mujeres, lesbianas, gays, bisexuales y transexuales; trabajadores y empresarios; centennials o generación Z, millennials o generación Y, y adultos o generación X que a su vez se divide en dos categorías: adultos adultos y adultos mayores por no decir viejos.

Ahora bien, para no dispersarnos veamos a los centennials y a los millennials y sus posibles actuaciones en las mutuales.

Los primeros constituyen un grupo etario que va desde el nacimiento hasta los 18 años, más o menos. Esta clasificación abarca solamente a los nacidos a partir de 1997 o de 2000, según los estudiosos. Ya este año han dejado de pertenecer a esta categoría numerosos de sus miembros, pues tienen más de 18 años de edad, pasando, entonces, a la otra categoría, la de los millennials. En la Argentina, cuando cumplen los 18, son adultos, es decir que tienen plena capacidad para contratar, comerciar, asociarse, casarse y, desde los 16, están habilitados para votar en las elecciones nacionales, provinciales o municipales.

La generación Y o de los millennials está compuesta por los que nacieron entre 1980 y 1993. Estos años son aproximados porque si observamos las fechas de inicio de cada uno de estos colectivos, vemos que hay un bache de 4 a 7 años y los que nacieron en ese período está inclasificados.

Sociólogos, antropólogos, filósofos, politólogos y otros más como economistas y marketineros vienen estudiando a ambos sectores con mucho interés para saber cuáles son sus gustos, su preparación educativa, su afición a determinados trabajos, el uso de ordenadores, sus comportamientos sociales, sus vestimentas y otras muchas cosas más.

Lo único cierto es que tanto los Y como los Z están aquí, frente a nosotros, los X, sin saber bien qué hacer con ellos: si les damos trabajo, si les damos responsabilidades, si creerles, si desconfiarles.

Las mutuales tienen millennials y centennials como asociados activos, adherente o participantes. Los órganos directivos y de control son ocupados mayoritariamente por asociados que superan los 60 años y son pocos los jóvenes en la dirección y fiscalización de las mismas. Hay en los mayores un amor celoso por la institución que les hace desconfiar de los jóvenes y no los estimulan a que participen y se comprometan con la entidad. Ello constituye un peligro de muerte temprana de las mutuales, porque así como cambian los nombres de los grupos sociales, también cambian sus necesidades, sus deseos, su interpretación de la vida actual. Ningún X, por más esclarecido que sea, está en condiciones de conocer, interpretar y dar soluciones creativas a las necesidades de los jóvenes asociados. Tendrán que darles responsabilidades concretas en la gestión de las entidades si quieren que las mismas se prolonguen en el tiempo brindando servicios nuevos, quizá muy diferentes a los que se vienen prestando tradicionalmente. Habrá que preparar y aprobar nuevos reglamentos y convencer a las autoridades del organismo de contralor para que los aprueben.

El papa Francisco, desde Panamá, dio recientemente un llamado de atención a los dirigentes mayores y un mandato a los jóvenes feligreses. Por un lado señaló que resulta fácil criticar a los jóvenes y pasarse el tiempo murmurando mientras se les priva de oportunidades laborales, educativas y comunitarias desde donde agarrarse y soñar un futuro, lo que les permitirá responderse no sólo para qué viven, sino para quienes viven y para quién vale la pena vivir.

Y a los jóvenes, reunidos en la reciente Jornada Mundial de la Juventud, les dijo que no son el futuro sino el ahora de Dios, y les recomendó que no cayesen en la errónea creencia de que su misión, su vocación, hasta su vida, es una promesa tan solo para el futuro y que nada tiene que ver con nuestro presente, y agregó: “Como si ser joven fuera sinónimo de sala de espera de quien aguarda el turno de su hora.”[1]

Entonces, habrá que ir pensando si se le da protagonismo a las generaciones Y y Z, cómo hacer para que se acerquen, conozcan la mutual desde dentro, valoren su presencia en la sociedad y se predispongan a continuar la obra solidaria que iniciaron sus abuelos cuando fueron jóvenes. Si se comienza a transitar ese camino convendría tener en cuenta que la comunicación con centennials y millennials habrá que hacerla a través de las redes facebook, instagram o whatsapp, porque siempre están conectados a ellas. No valdrá la carta ni el afiche para convocarlos a una asamblea o invitarlos a alguna actividad.

Los directivos tendrán mucho que hacer al respecto y de manera rápida para que sus asociados centennials y millennials no abandonen las mutuales y que estos incorporen a nuevos jóvenes para que las entidades se proyecten en el tiempo satisfaciendo sus necesidades actuales.

[1] Rubín, Sergio, suplemento Valores Religiosos, diario Clarín, miércoles 13 de febrero de 2019.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_image _builder_version=”3.0.105″ src=”https://www.economiasolidaria.com.ar/wp-content/uploads/2019/03/Millenials-2-945PXw.jpg” show_in_lightbox=”on” url_new_window=”off” use_overlay=”off” always_center_on_mobile=”on” force_fullwidth=”off” show_bottom_space=”on” /][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row][et_pb_column type=”1_2″][et_pb_text _builder_version=”3.0.105″ background_layout=”light” custom_padding=”4px|4px|4px|4px” border_radii=”on|4px|4px|4px|4px” border_width_all=”1px” border_color_all=”rgba(51,21,21,0.89)” box_shadow_style=”preset3″]

Cómo son los millennials

ComunicaWeb, empresa especializada en marketing, analizó los comportamientos de los millennials, y estableció las 5 principales características o rasgos que definen a esta generación:

  • Sobradamente preparados. La gran mayoría de los jóvenes de la generación del milenio tiene estudios superiores y ostentan un buen dominio de los idiomas.
  • Alto poder adquisitivo. Al tener un alto nivel formativo, el poder adquisitivo es mayor al de sus generaciones anteriores
  • Totalmente conectados. Si el smartphone es una herramienta fundamental para cualquier persona hoy día, para el millennials aún más. El millennial ha crecido con el cambio de siglo y con la evolución tecnológica, la tecnología está presente en su día a día, el teléfono móvil forma parte de él, están conectados de forma constante.
  • Alta fidelidad a marcas favoritas. Los millennials tiene su parte conservadora, premian sus satisfacción con la marca guardándole fidelidad a la misma.

Exigentes e informados. A la hora de realizar una compra toman el tiempo que sea necesario para garantizar que escogen la mejor oferta, eso sí, una vez tomada la decisión de compra desean la adquisición del producto al instante.

[/et_pb_text][/et_pb_column][et_pb_column type=”1_2″][et_pb_text _builder_version=”3.0.105″ background_layout=”light” custom_padding=”4px|4px|4px|4px” border_radii=”on|4px|4px|4px|4px” border_width_all=”1px” border_color_all=”rgba(51,21,21,0.89)” box_shadow_style=”preset3″]

Cómo son los centennials

El equipo de Redacción Vallempresa365 señala las siguientes características de los centennials:

Son nativos digitales: desde temprana edad han tenido acceso a smartphones y tablets, el entorno virtual y tecnológico es natural para ellos, es por eso que a esta generación también se le llama “iGen” o “generación net”. Están acostumbrados a las interacciones virtuales, por eso el lenguaje de las redes sociales es el suyo.

Tienen pensamiento rápido: así como pueden navegar en varias pantallas y dispositivos al tiempo, son “multitask” o multitarea, les gusta la inmediatez, esto los hace algo impacientes. Rápidamente ponen un tema de moda, lo comparten, lo viralizan, ríen, y pasan rápidamente a un nuevo tema.  Una red social que muestra el carácter efímero de esta generación es snapchat, o la nueva opción de estados de 24 horas en facebook, instagram y whatsapp.

Se comunican audiovisualmente: esta es la generación donde impera la imagen, no es raro que sea la generación de los youtubers, de los emojis, de los memes. El lenguaje visual les permite la inmediatez en la comunicación.

Les preocupa el futuro: son más conscientes de la necesidad del cuidado del medio ambiente, por eso se involucran más en proyectos que tengan que ver con ecología y responsabilidad social.

Son ciudadanos del mundo: nacieron en medio de un mundo cada vez más conectado y globalizado, mantienen al día en tendencias mundiales y locales.

Son autodidactas: aprendieron con las nuevas tecnologías, así que se acostumbraron a los tutoriales.

Son prosumidores: a la hora de comprar prefieren calidad a cantidad y la exigen, las nuevas tecnologías les permiten interactuar con las marcas y ayudar a co-crearlas según sus preferencias.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Una pena extraordinaria

Murió Alfredo Sigliano, uno de los dirigentes mutualistas más importantes del mundo. De una cordialidad y una calidad humana...

Noticias relacionadas