jueves 25 | julio 2024
18.7 C
Buenos Aires

El Bitcoin como futura moneda internacional que reemplazará al dólar, euro y al yen

Recomendadas

David Tisocco
David Tisocco
Licenciado en Economía y Gerente Comercial de la Mutual del Club Central San Carlos

¿Cuánto vale un Bitcoin? ¿25.000 dólares, 100.000 dólares, 1.000.000 de dólares?

Parámetros de partida

1) ¿Qué hace BTC?

Desde un punto de vista productivo, no hace nada. Coca Cola tiene una actividad productiva, Chevron tiene una actividad productiva, Astrazeneca tiene una actividad productiva, Toyota tiene una actividad productiva. Es decir que producen un bien o un servicio que ofrecen al mercado y, luego de costos, generan un flujo de caja que agrega valor empresarial.

2) ¿Cuántos btc se emitirán en total?

21,000,000 de nominales

3) Que se necesita para transferirlo de una billetera a otra?

Mineros que aprueben la operación

4) ¿Qué ganan los mineros?

a- Fee de transacción, en BTC

b- Hallar un nuevo BTC. De allí la palabra minero.

5) Regla de emisión: Surgen de la nada siguiendo un algoritmo de emisión preestablecido como recompensa de mineros que aprueben transacciones.

6) Su administración es descentralizada. Nadie es dueño, todos los participantes de la red conforman su infraestructura de gobierno y administración.

7) Las billeteras, al menos hasta el momento, son incorruptibles. Si pierdes tu acceso, si pierdes tu semilla, si pierdes tus palabras claves, los pierdes. Esos BTC quedan inaccesibles. Si te mueres, también.

Desarrollo de la hipótesis

1) Si no hace nada entendido como actividad productiva, su valor intrínseco empresarial es $0 y su valor de mercado está supeditado a que exista alguien que quiera comprar el BTC que otro está queriendo vender. ¿Y por qué lo querría comprar? Solo por la creencia que cuando quiera venderlo habrá otro comprador detrás.

¿Qué valor de mercado tendría algo que nadie quisiera comprar? En finanzas hay una teoría que explica estos comportamientos, principalmente de burbujas. Se llama la “teoría del más tonto”. Y no es un ataque peyorativo. En el mercado de capitales, cuando compras una acción sobrevalorada, puedes ganar dinero si luego habrá alguien más tonto dispuesto a pagar un precio mas alto.

Esta teoría funciona siempre que puedas vender a un precio más alto del que compraste.  El problema es que si no vendiste a tiempo, es decir, antes de que el precio cayera, no habrá otros más tontos que tú. Este comportamiento se ve mucho en los procesos fraudulentos de Pump and Dump (Inflar y Tirar).

2) La oferta máxima de 21,000,000 opera sobre la ley de la escasez. Si hay una cosa susceptible de valor, y que es escasa, su escasez propone una valoración creciente en términos relativos a cosas más abundantes. Por lo tanto, su esquema de gobierno implica que la cosa es deflacionaria en términos relativos al conjunto de cosas restantes. Es decir, que la misma unidad de cosa escasa (BTC) puede ser intercambiada con otras cosas (comida, indumentaria, vehículos, dinero, etc) en magnitudes crecientes en el tiempo. Por supuesto que la cosa escasa debe ser susceptible de tener valor.

3) Un intercambio se ejecuta gracias a la intervención de nodos informáticos que resuelven cálculos matemáticos validando transacciones que cumplen ciertas reglas y rechazando transacciones irregulares.

Este proceso consume energía y capital de inversión. Los equipos hay que comprarlos y la energía que necesitan para funcionar también hay que pagarla.

Entonces el sistema establece un incentivo para estar dentro y le paga a estos validadores dos conceptos.  Por un lado, un fee o comisión variable que paga el emisor del intercambio y que se establece en función del estado de congestión total de la red. Es decir que aplica la ley de la escasez en el uso de recursos computacionales.  Y por otro lado, el hallazgo aleatorio, o no aleatorio, de nuevos BTC creados por el propio sistema, a tasas decrecientes hasta llegar a su máxima oferta de 21.000.000 de unidades. Este premio es el que conforma la mayor parte del incentivo total que reciben los validadores.

El validador acepta esta comisión y premio porque confía en que cuando deba pagar sus gastos de funcionamiento y estructura podrá intercambiar sus BTC con un tercero dispuesto a hacerlo con dinero, moneda, o cualquier otra cosa susceptible de tener valor en la economía real.  Nuevamente, el validador acepta BTC porque confía que existe alguien detrás dispuesto a pagar por ellos. Cuando lo que tienes nadie lo quiere, eso que tienes vale $0.

4) Su administración es descentralizada, claro, porque en base a una regla de consenso no hay ningún participante que tome decisiones que afecten al resto de los participantes de manera inconsulta. Pero, ¿cuán descentralizada es la red? Si tomamos las 10 granjas más grandes de minería, ¿qué porcentaje total de la red administran? Como no hay un límite de participación en el peso de voto reflejado en el peso total de participación, quienes más tienen más votan. Por lo tanto, la descentralización es al menos cuestionable. Y cual es el riesgo? Que las decisiones que se tomen no reflejen el justo consenso de todos los participantes.

5) No hay un protocolo de recuperación de billeteras por lo que si pierdes el acceso, o te mueres, esos BTC descansaran en el sueño eterno de los olvidados. Indefectiblemente, la probabilidad que ningún participante olvide sus accesos o pase sus accesos a otros antes de morir, es cero. Por lo tanto, la disponibilidad efectiva de BTC en el tiempo converge a cero. Llegará aquel momento del tiempo donde la emisión total es 21.000.000 y el disponible para intercambio es 0.

Observaciones finales

Tenemos una cosa que no hace nada, que su presumible suministro disponible futuro es nulo y que su esquema de decisiones descentralizado es cuestionable. Pero que adquiere valor de mercado porque hay otro participante dispuesto a pagar por ella.

Pensemos en un bono de deuda de un Estado defolteador serial. Si emite un bono que vence dentro de 10 años y sabemos que al vencimiento no se honrará su deuda, cuando el bono venza el inversor no cobrará nada y ese bono al vencimiento vale cero y, por qué razón pagaría hoy un precio mayor a cero por algo que en el futuro no vale nada? Entonces, el bono hoy vale cero.

En la misma lógica, cuando ese otro participante se de cuenta que lo que tiene no hace nada, o cuando el suministro disponible sea tan bajo que ya no tenga incentivo su intercambio, en ese punto del tiempo su valor será cero. Y si una cosa mañana valdrá cero, entonces hoy ya vale cero, solo que aún no nos hemos dado cuenta.

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Dudas sobre la continuidad del INAES

Según publicó el diario Infobae, está en peligro la continuidad del organismo. Con la llegada de Federico Sturzenegger y las...

Noticias relacionadas