viernes 14 | junio 2024
18.9 C
Buenos Aires

El enemigo invisible: los microorganismos ponen en jaque nuestra salud

Recomendadas

Dr. Mario F. Bruno
Dr. Mario F. Bruno
Presidente de la Sociedad Argentina de Periodismo Médico; Vicepresidente de la Sociedad Argentina de Cancerología; Presidente del Comité de Cuidados Paliativo de AMA (Asociación Médica Argentina); Presidente del Comité AntiTabaco de AMA Vicepresidente de UATA (Unión Antitabáquica Argentina); Director de los cursos anuales de 1) Periodismo Médico 2) Cancerología, 3) Cuidados Paliativos (AMA); Miembro Emérito de ASCO (American Society Clinical Oncology); Miembro Titular de ESMO (European Society Clinical Oncology); Director Médico de Medicron S.A. (Centro Oncológico)

Las recientes infecciones por Covid y dengue han conmovido a la sociedad, y deben ser una alerta para que, más allá de las medidas que implementa la autoridad sanitaria, tomemos recaudos personales para cuidarnos y cuidar al resto de la población.

Respecto al dengue, que seguramente disminuirá en los próximos meses por la baja de la temperatura ambiente, se ha descubierto muy recientemente que la hembras del mosquito Aedes aegypti, infectada con el virus, realiza la trasmisión del dengue  a las larvas depositadas por ellas, razón por la cual los nuevos mosquitos ya nacen con el virus. Por lo tanto, aunque tengamos muchos menos casos, nuestro enemigo está agazapado en todos los lugares húmedos de nuestra casa para atacarnos en la próxima temporada primavera/verano. Trabajemos entonces en la higiene de nuestro hogar para reducir la incidencia de la enfermedad en la próxima temporada estival.

Otro aspecto poco conocido del dengue es la trasmisión vía transplacentaria de la enfermedad de la mamá embarazada a su hijo en gestación. Si ocurre en el primer trimestre del embarazo, se incrementan las posibilidades de aborto y muerte fetal. Desde el segundo trimestre, se puede originar aborto o parto prematuro con bajo peso al nacer. El mayor riego ocurre cuando la gestante contrae dengue entre una semana y 10 días anteriores al parto. En ese lapso aumenta la posibilidad de transmisión al recién nacido y provoca complicaciones como hemorragia uterina severa. Los recién nacidos infectados presentan fiebre, erupciones cutáneas, sangrados, y los análisis muestran disminución de glóbulos blancos y de plaquetas. Como la incidencia de esta forma de infección es baja, todavía no se han podido realizar estudios de gran envergadura, pero las primeras investigaciones hablan de un 50% de riesgo de anomalías neurológicas congénita en el bebe. Por lo tanto, toda embarazada con síntomas de dengue en cualquier etapa del embarazo debe ser internada para su observación y seguimiento, ya que puede padecer complicaciones graves para ella y su bebé.

Respecto al Covid, debemos conocer que, en nuestro país, los casos van en incremento, fundamentalmente en Tucumán, CABA, provincia de Buenos Aires, Chaco y Jujuy. La variante que está circulando aquí y en el mundo es la JN.1, que tiene ciertas particularices en cuanto a los síntomas. Los más característicos son dolor de garganta y congestión nasal. A diferencia de variantes previas, la tos seca y la pérdida del gusto o del olfato parecen ser menos frecuentes. Sin embargo, los casos graves pueden presentar las mismas complicaciones de las otras variantes como dificultad para respirar, dolor en el pecho y cambios en la coloración de la piel, labios o uñas, todo por falta de oxígeno. Si bien los síntomas de JN.1 suelen ser leves, no deben subestimarse. Otra de las características es que esta variante antigénica suele eludir la inmunidad proporcionada por las vacunas. Esto alerta sobre la importancia de la vigilancia y la terapéutica adecuada para quienes presenten síntomas. Las recomendaciones de la OMS siguen siendo efectivas para esta variante: ventilación de ambientes, implementar una correcta higiene y mantener las vacunas al día, especialmente en casos de mayor riego, donde la enfermedad pueda eventualmente agravarse.

Las personas de más de 50 años o con comorbilidades deben recibir un refuerzo de la vacuna cada 6 meses, mientras que el resto de la población debería vacunarse anualmente. Al cierre de esta nota, y si bien todavía no hay información oficial, las terapias intensivas de CABA detectaron un aumento inusitado de neumonías graves consolidativas bilaterales en pacientes jóvenes sin factores de riesgo con requerimiento de asistencia respiratoria.

En los días 11 y 12 de abril, se reportaron más de 40 casos de los que 16 tienen evidencias de infección por psitacosis, que es una enfermedad aguda y generalizada causada por la Chlamydia psittaci, un tipo de bacteria que se encuentra en los excrementos de pájaros infectados, los cuales le transmiten la infección a los humanos. Debemos de estar más que atentos a esta nueva situación.

Finalmente, estamos en otoño, así que aquellos con factores de riesgo (pacientes con enfermedades crónicas, mayores de 65 años) deben aplicarse la vacuna antigripal para evitar complicaciones que pueden ser muy serias.

Ilustración: Matías Roffe

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Se celebrará el Día Internacional de las Cooperativas el sábado 6 de julio de 2024

«Las cooperativas construyen un futuro mejor para todas las personas» Cómo nos suele suceder en la fecha de nuestros cumpleaños,...

Noticias relacionadas