miércoles 21 | febrero 2024
24.1 C
Buenos Aires

Discurso del Dr. Alexander Roig en el “Encuentro Federal INAES 2023”

Recomendadas

Economía Solidaria
Economía Solidaria
Economía Solidaria es un medio de prensa especializado en el sector cooperativo y mutual argentino que reúne las noticias más relevantes del campo asociativo, en favor de su fortalecimiento, integración y visibilidad. Propiedad del Colegio de Graduados en Cooperativismo y Mutualismo (CGCyM)

Gracias a los miembros del Directorio por acompañarme en esta Mesa, agradezco que me hayan acompañado en la organización de la actividad, que. Como su nombre indica, es un encuentro. Es un encuentro entre el INAES, los Órganos Locales, su Directorio, federaciones, confederaciones, que pretende construir una agenda de institucionalización progresiva y de mejoras institucionales, como señalaba la Mesa anterior, que procesos que se iniciaron hace más de 100 años, tienen modificaciones, mejorías y adaptaciones permanentes. Gobernar, como nosotros gobernamos, consiste en instituir permanentemente qué fortalecer del sector que tiene que gobernar. Y el balance de nuestra gestión se verán en nuestra capacidad por haber podido instituir y que el sector salga crecido, fortalecido. Por eso todas las modificaciones que nos hemos propuesto en esta gestión tienen que ver con mejorar, y -lo hablamos esta mañana con los representantes de los Órganos Locales- dejar el mundo mejor que como uno lo ha encontrado, que, para mí, es una máxima de vida, en general, y que se aplica en el INAES. Igualmente, todo es perfectible, y por eso nos vamos a dedicar a trabajar, ad infinitum.

Algunos elementos que nos proponemos más adelante y que hemos hablado esta mañana, y que hemos hablado con los Órganos Locales Competentes, tienen que ver con fortalecer, articular, mejorar, las articulaciones del INAES con las delegaciones provinciales y los OLC; en función de las provincias, sus tradiciones, condiciones políticas, y las del INAES. Las relaciones entre las Oficinas Locales y los OLC son variables, con intensidades variables, con encuentros, desencuentros, potencia; pero, en general, el camino es un camino en el cual van confluyendo mejorías conjuntamente.

Lo que nos hemos propuesto es, por lo menos, enfrentarnos, y también en línea con lo que planteaba la Mesa anterior, construir un régimen de información común, información que dista de ser un sistema, son intercambios de información en función de lo que podamos tener -armar un sistema con 24 provincias es hoy técnica y políticamente muy difícil- pero al menos que tengamos un régimen con información común. Segundo, coordinación en las políticas fiscales, como lo planteó la Dra. Moya anteriormente, poder tener complementariedad, pero, sobre todo, rescatar el espíritu que señalaba Dante Cracogna, que nuestra función es de promoción educativa. Educar es hacer caminar hacia un lugar en particular. Eso es la promoción política específica, y por eso el espíritu de nuestro trabajo es el de que el respeto de la norma es para hacer crecer el sector. La fiscalización es para hacer crecer el sector. Este ordenamiento creativo, de los procesos, es para hacer crecer el sector.

Y en este momento estamos en una etapa de la historia argentina en el que el sector ocupa un lugar cercano. Y por eso en las intervenciones que tuvimos en las distintas Mesas dan cuenta de cómo el cooperativismo y el mutualismo tienen la posibilidad de proponer la resolución de los grandes problemas. Acceso al crédito, la forma de organización de la alimentación, la distribución de alimentos, el sistema de salud, los servicios públicos, la organización del trabajo en una sociedad, en la que ni el capital con fines de lucro ni el Estado le encuentran la vuelta para organizar el trabajo y la producción, por lo cual el sector tiene una centralidad y una responsabilidad mucho mayor que la que tenía en su historia, comentándose con la esperanza de los legisladores en la forma cooperativa y mutual en su capacidad, justamente, para resolver muchos de los problemas de la sociedad, que solo se resuelven asociándonos.

Y eso implica, para estar a la altura de la responsabilidad, un trabajo de conciencia. Y eso en gran medida es lo que en este Directorio estamos tratando de promover en cada provincia, en cada federación, en cada confederación, en cada cooperativa, en cada mutual: la conciencia de una potencia que va de la mano de la conciencia y la responsabilidad. Porque está, en las manos de ustedes, la posibilidad de que efectivamente todo lo que decimos, todo lo que anhelamos como proyecto político de una sociedad que se organiza en mutuales y cooperativas, en el centro, concretar ese proyecto depende de nosotros, para concretar un modelo de país. Que claramente se articula en esa forma compleja que tiene el federalismo; porque el federalismo no es esa Nación en contra de la provincia, sino la provincia dentro de la Nación. Por eso, en el Directorio las Federaciones están expresadas en sus Confederaciones, están expresadas a través de su Presidente, que está nombrado por el Presidente (de la Nación), que dicho de paso está electo por la Nación y por cada una de las provincias, que yo sepa, participan de la elección presidencial. Entonces, es importante porque el carácter federal del Instituto tiene que ver con la cadena de responsabilidades y representación que hay en la Nación Argentina.

“…el federalismo no es esa Nación en contra de la provincia, sino la provincia dentro de la Nación”.

Y por eso es importante que la federación y lo federal se expresen prácticamente. Esta práctica del Encuentro, Federal. Para nosotros es muy importante que se construya agenda de consulta, de trabajo, de propuestas, porque gran parte de ese territorio requiere que todos asumamos que hay algo que no sabemos de ese gran territorio y que, sabiendo que no sabemos, es que construiremos un saber común. Y eso en gran parte es la confección del sistema federal, un sistema de no saberes articulados que alguien -el Estado Nacional, en ese caso- que construya una conciencia colectiva en la creación de esa persona que no sabe.

Y esa es la base del Encuentro y por eso estamos acá, para construir prácticamente el federalismo. Y por eso, vamos a proponer esta agenda de trabajo con los OLC, de trabajo den los OLC y las Oficinas provinciales del INAES, en algunos temas fundamentales; hoy a la mañana discutíamos, por ejemplo, la importancia de una reforma de las cooperativas de trabajo, y la necesidad de pensar a fondo el sistema de una cooperativa de trabajo, y la necesidad de pensar a fondo el sistema de cooperativas de trabajo. Decíamos que el país debe terminar con eso, y me gustaría señalar cuatro conflictos que hay en la sociedad argentina y donde nosotros intervenimos de una manera específica.

Hoy en día en el mundo, y en la Argentina también, se confrontan dos grandes concepciones en cuanto al trabajo y la producción, por un lado, y la renta financiera por el otro; los que consideran que hay que valorar o valorizar el trabajo y la producción, que también consideran que el trabajo y la producción valen poco. Ese es el conflicto central. Valorar el trabajo y la producción o valorar la renta financiera. Todo el sistema cooperativo y mutual está orientado hacia el trabajo y la producción, y nosotros estamos de un lado de ese conflicto; y por eso, todo los que estamos acá estamos de lado de ese conflicto, independientemente de nuestra orientación política -de lo que hemos hablado con los representantes de Órganos Locales que tienen orientación distinta-, en la gestión misma del INAES tenemos orientaciones políticas distintas, pero nos une un proyecto común, que es el de valorar el trabajo y la producción desde la organización cooperativa y mutual. Y eso divide aguas. Y hoy, esa división de aguas es estructural. Define amigos y enemigos.

“…se confrontan dos grandes concepciones en cuanto al trabajo y la producción, por un lado, y la renta financiera por el otro; los que consideran que hay que valorar o valorizar el trabajo y la producción, que también consideran que el trabajo y la producción valen poco. Ese es el conflicto central”.

Segundo punto, y que tiene que ver con la forma institucional del INAES, y es que es el único Instituto en el Estado Argentino donde la estatalidad se compone de representantes de un gobierno y de representantes de un sector que tiene mayoría. ¿Por qué? Porque es justamente todo lo contrario de una decisión liberal del Estado disociado, donde el Estado debería estar supuestamente separado de la sociedad. Muchos estudiantes de la Universidad han cursado una materia que mal se llama “Estado y Sociedad”, como si fueran dos cosas distintas. En el INAES, la sociedad está adentro del Estado. ¿Y por qué está adentro del Estado? Porque precisamente el Estado sabe que no sabe que el sector sabe. Con lo cual cogobernar, se cogobierna claramente para la mayoría de la sociedad, y por eso la mayoría del sector en el Instituto, y por eso defenderemos la mayoría del sector dentro del Directorio. Porque es una construcción de lógica dentro de la estatalidad, donde la sociedad es la que gobierna. Y quien gobierna, manda obedeciendo, que es una gran máxima.

Y eso implica -de hecho que en el INAES nadie habla en nombre del sector: el sector se expresa directamente- que nadie viene y dice “yo vengo acá en nombre de…”; no, todos formamos parte, inclusive los compañeros y las compañeras que expresan el Gobierno, que también están vinculados con el sector. Y de hecho, todos los representantes de los OLC están vinculados con el sector. Y eso es lo que hace su potencia, y a mí me impacta, me conmueve, inclusive, ver la manera en la cual cada representante de un OLC expresa el sector y se compromete con él. O sea que no está en esa función gendarme que es la misión exterior del Estado que está afuera de la sociedad, y ahí, en ese Estado que está afuera de la sociedad están las lógicas de control represivo y no de promoción educativa.

Entonces: primer punto, hay una división de aguas entre los que valoran el trabajo y la producción, y los que quieren desvalorizarla. División de aguas entre los que piensan un Estado que expresa la sociedad y de aquellos que piensan que hay un Estado afuera de la sociedad.

“…hay una división de aguas entre los que valoran el trabajo y la producción, y los que quieren desvalorizarla”.

Segundo, qué bien le haría a la vida política si toda la vida política estuviera expresada por una expresión y no por personas que hablan de un sector que no conocen.

Tercer punto, el plano simbólico, todas las propuestas que ha habido hoy, son propuestas que tienen que ver con ampliar posibles formas de la vida social. Todo lo contrario de un mundo en el cual nos dicen: “hay una sola forma de organizar la vida social, que es a través de las organizaciones con fines de lucro”, porque el lucro “es el gran organizador del mundo”, y todos repetimos: “No, el lucro como objetivo central y único destruye el mundo, es in-mundo”. Nosotros queremos construir mundo, ¿y cómo se construye mundo?, ampliando posibles, creando colectivamente.

La función simbólica que tienen el cooperativismo y el mutualismo es enorme, y es tal vez el único sector que puede volver a entusiasmar a los jóvenes: 70% de los varones menores de 25 años tiene una imagen positiva de Milei; ¿por qué?, porque Milei propone una comunidad organizada en torno al odio. ¿Qué ofrecemos nosotros? Una comunidad organizada en torno a la solidaridad.

El cooperativismo y el mutualismo es el único sector que puede plantarse frente a los discursos fascistas y organizar la comunidad en torno al otro. Nosotros organizamos la comunidad en torno a la solidaridad con el otro. Es el punto exacto, como lo fuera entre dos guerras, dicho sea de paso.

Y último punto, nosotros, en nuestra práctica -e insisto siempre sobre ese punto, porque a veces es el menos planteado- pensamos nuestra práctica en torno al don, porque si no hay lucro, es que hay don; don de tiempo, don de saberes, don de esfuerzos, don de experiencias. Nosotros damos, y recibimos, pero damos, y construimos colectividades en torno al don. También, otro punto exacto en la forma de construcción de afectividad interesada de las sociedades egoístas, en la cual supuestamente las personas se vinculan por el interés personal.

“…nosotros, en nuestra práctica … pensamos nuestra práctica en torno al don, porque si no hay lucro, es que hay don; don de tiempo, don de saberes, don de esfuerzos, don de experiencias”.

Nosotros construimos comunidades en torno al afecto colectivo y al dar. Y ese es nuestro goce. Todos y todas que estamos acá trabajamos por el sector cooperativo y mutual porque es el lugar donde se está, y donde se construye comunidad, en torno al don, y no comunidad en torno al odio y el egoísmo.

Y esto, hoy, no es una declamación de principios, no es defender de manera abstracta un sistema de valor que tiene nuestra presencia: es el único camino posible para reconstruir una Nación, en torno a valores que permitan que la sociedad exista en paz y con capacidad para imaginarse en un futuro construyendo, y ¡resolviendo!, todos los problemas que tiene la sociedad y que el cooperativismo y el mutualismo demuestran que pueden resolver.

Los Encuentros sirven para tomar conciencia, los Encuentros sirven para aunar esfuerzos, los Encuentros sirven para constituir la comunidad de la que formamos parte. Si hay algo que nos tenemos que proponer este año -arrancamos la actividad pública con este Encuentro- es la necesidad de concientizarnos y concientizar la sociedad de la centralidad que tiene el cooperativismo y el mutualismo en la sociedad argentina, y que tiene entre sus manos, entre nuestras manos, la posibilidad de proponer una Argentina solidaria, justa, en paz, sea cual sea la orientación política; y eso divide aguas de otra manera. Los conflictos profundos de esta sociedad pasan por aquellos que valoran, expresan comunidad desde el don y amplían posibles, en contra de los que desvalorizan, representan de manera abstracta, son egoístas, y lo único que quieren es achicar la posibilidad de existencia. Eso es lo que divide lo que es una Argentina posible, de una Argentina de dolor.

En este año armémonos de energía, de fuerza y conocimiento, nosotros estamos en la construcción del INAES para dinamizar, animar, promover esa fuerza que hace que cada uno de nosotros y nosotras nos levantemos cada mañana con la alegría de construir una Argentina cooperativa y mutual.

Muchas gracias.

Programa-EncFedINAES263-1.jpg

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

La actividad social mejora la calidad de vida

Las relaciones sociales constituyen una parte esencial de la vida humana. Desde las interacciones diarias hasta las relaciones más...

Noticias relacionadas