sábado 16 | octubre 2021
9.4 C
Buenos Aires

¿Qué hacemos con les viejes?

Recomendadas

Economía Solidaria
Economía Solidaria
Economía Solidaria es un medio de prensa especializado en el sector cooperativo y mutual argentino que reúne las noticias más relevantes del campo asociativo, en favor de su fortalecimiento, integración y visibilidad. Propiedad del Colegio de Graduados en Cooperativismo y Mutualismo (CGCyM)

Por José Rodríguez

 

El título es para llamar la atención y no porque nos hayamos acostumbrado a cambiar las palabras por esa moda que está imperando de adaptar todo a un lenguaje que no sea machista (y tampoco femenino).

Hecha esa aclaración, realmente nos preguntamos si los órganos directivos de las mutuales planifican actividades que puedan satisfacer las numerosas necesidades de sus asociados viejos, más allá de la ayuda económica, la asistencia a la salud y el abaratamiento de los medicamentos o algún paseo turístico.

La vejez es un problema complejo y tiene que ser atendido por profesionales capacitados en esa problemática como los gerontólogos, ya que son muchas las mutuales cuyos asociados superan los 60 años de edad y habría que tenerlos en cuenta de alguna manera particular.

Diversos informes acerca de la vejez dan cuenta de algunos problemas que se presentan en ese grupo etario y cómo hay organizaciones civiles y oficiales que se ocupan de mejorar la calidad de vida de los viejos luego de alcanzar la jubilación.

 

El aislamiento

En las sociedades modernas las personas tienden a vivir más aisladas cada vez y lo que empezó hace años como un encontrarse a sí mismo, alejándose de los tumultos, se ha ido profundizando por la disponibilidad de la tecnología telefónica que a través de las redes nos pone en contacto con miles de personas que no conocemos y a quienes les contamos que nuestra mascota se puso de novio con la mascota del vecino y recibimos una avalancha de mensajes donde nos informan que se compraron un vestido floreado, que viajaron a Las Vegas, o nos preguntan si sabemos hacer buñuelos de acelga. Pero no vemos a nadie, no le damos la mano a nadie y no compartimos un paseo con nadie.

Las personas mayores permanecen encerradas en sus hogares y salen, a lo mucho, una vez por día a hacer las compras. La Universidad de Satanford señala en un informe reciente publicado por el diario El País de España, que la soledad aumenta un 31 % las posibilidades de morir por hipertensión y ataque cardíaco e incrementa la depresión y la demencia.

La soledad y el aislamiento tienen su impacto económico, ya que al aumentar esas enfermedades más sus secuelas, las personas afectadas requieren mayor atención médica, lo que eleva el costo de organizaciones que, como las mutuales y cooperativas, prestan el servicio de salud.

 

¿Qué hacer?

Cada entidad debe encontrar los caminos más adecuados y posibles para ella que le permitan abordar un problema que se acrecienta con el transcurso de los años. No hay ninguna receta universal para atender a sus asociados mayores pero sí hay numerosos ejemplos exitosos que pueden servir de referencia.

Algunos de ellos son los siguientes: cursos para mejorar la lectura y la escritura, clases de teatro, pintura, cerámica, cocina, computación, danza, canto, los cuales no sólo deberían encararse como entretenimiento sino como un modo de incrementar sus ingresos con la venta de lo que produzcan.

Las mutuales que ofrezcan servicios turísticos pueden ser un importante soporte para otras entidades, a través de convenios de reciprocidad, para organizar viajes por el país y el exterior formando grupos de interés.

Otras actividades para cortar con la soledad se relacionan con el cuidado de niños, a los cuales pueden ayudar en sus tareas escolares, lectura y recreación. También pueden ser acompañantes de otras personas de edad.

Para que los asociados mayores realicen esas y otras tareas deberán ser previamente capacitados para desempeñarse en cada especialidad con idoneidad porque no se trata de acompañar sino de interactuar y sentirse activos y necesarios. Los neurólogos recomiendan que los ancianos deben tener la oportunidad de enseñar lo que aprenden.

Los directivos mutualistas tienen mucho por hacer con sus asociados mayores formulando programas con la colaboración de especialistas que supervisen las actividades y sus resultados. Hoy se vive mucho más tiempo y los mayores deben llenar ese tiempo de manera gratificante. Muchos lo hacen por su cuenta asistiendo a organizaciones públicas o privadas y se alejan de sus mutuales cuando no se sienten contenidos.

Los varones, por timidez, por cansancio, por ser rutinarios o por falta de expectativas son reacios a cambiar de hábitos, tanto en la vida activa laboral como luego de la jubilación. No ocurre lo mismo con las mujeres. Ellas están más predispuestas a encarar nuevos desafíos y un observador atento puede ver esa situación en cualquier taller. Por eso los directivos mutualistas deberían poner su mira en qué programa pueden diseñar para que también sus asociados varones participen de manera interesada.

 

Vocabulario

Gerontología

  1. f. Medicina, sociología. Estudio científico de la vejez y del envejecimiento en todos sus aspectos: sicológico, social, patológico y otros.

Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

 

Viejo, a

(Del lat. vetulus .)

  1. 1. / s. Se refiere a la persona que tiene mucha edad: su padre ya es viejo.

Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

 

Fotos: Gentileza Olimpia Mutual.

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Córdoba: arrancaron las Olimpíadas de cooperativismo, mutualismo y ambiente

Estudiantes y docentes de nivel primario socializaron sus experiencias sobre las actividades que desarrollan cotidianamente en las cooperativas y...

Noticias relacionadas