viernes 19 | abril 2024
19.7 C
Buenos Aires

Mutualismo y Ganbaru

Recomendadas

Jorge Pedro Núñez
Jorge Pedro Núñez
Licenciado en Cooperativismo y Mutualismo (UNSE). Presidente del CGCyM (2018-2020). Conferencista, docente, investigador especialista en formulación de proyectos.

En los tiempos que corren, cualquier apelación a conductas resistentes es válida, tanto para individuos como para colectivos. En buena medida, las mutuales surgieron de la conclusión natural de personas que percibieron que, agrupados, podían satisfacer necesidades, porque como sujetos aislados las posibilidades eran menores, cuando no inexistentes.

Es muy conocido el concepto de resiliencia, como capacidad de sobreponerse a momentos críticos y adaptarse a nuevas circunstancias, ante un suceso imprevisto. Se distingue de resistir, como acto que requiere implementaciones sociales de mayor complejidad y que representa la instancia que sucedería a la resiliencia.

Entre uno y otro concepto surge un término japonés cuya traducción literal no resulta suficiente para interpretarlo: ganbaru, que sería algo así como el antídoto para la procrastinación, o sea, extender en el tiempo la resolución de problemas, el aplazamiento de asumir deberes y responsabilidades.

En nuestra cultura estamos acostumbrados a expresarnos, en relación a un situación que aflija al prójimo, con un deseo de “suerte”, dejando librado al azar el resultado, y, en ocasiones, con la resignación: que sea lo que Dios quiera.  Es un abordaje pasivo que no cambiará nada, y lo que pretendemos es exactamente lo contrario: que todo, o al menos algo, cambie.

El ganbaru tiene un matiz activo que impulsa al sujeto a afrontar el reto que tiene ante sí, instado por un próximo o asumido por cuenta propia, y que lo sostiene en un proceso permanente hasta que logre el objetivo. Es, dicho de otro modo, la renovación continua de fuerzas que le permite transitar ese camino, con una característica peculiar: si no se logra el objetivo, el esfuerzo, el haberlo intentado con todas las fuerzas (haber hecho ese ganbaru), será tan importante como haber conseguido el éxito.

En tanto la resiliencia es una capacidad latente, ignorada por el sujeto hasta el momento en que, ante una situación problemática descubre que la tiene, el ganbaru induce la búsqueda consciente de la alternativa para superarla.

Cuando lo evitable ya se convirtió en lo inevitable, no queda otra posibilidad que no sea la de imaginar, inventar, si se prefiere, nuevas formas que nos permitan enfrentar la adversidad de manera conveniente para nuestro estilo de vida.

Por cierto, creíamos que definitivamente viviríamos en un sistema capitalista, y sucedió, increíblemente, que ahora debemos prepararnos para vivir en un sistema anarcocapitalista, según el presidente que nos gobierna.

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Exitosa Asamblea Anual de la Federación de Mutuales Regional La Plata

Renovación de Autoridades, logros del Ejercicio y compromisos con la salud marcan la agenda La Federación de Mutuales Regional La...

Noticias relacionadas