viernes 24 | mayo 2024
6.3 C
Buenos Aires

El flagelo de la droga

Recomendadas

Jorge Pedro Núñez
Jorge Pedro Núñez
Licenciado en Cooperativismo y Mutualismo (UNSE). Presidente del CGCyM (2018-2020). Conferencista, docente, investigador especialista en formulación de proyectos.

El crimen de Morena Domínguez, acaecido el pasado 9 de agosto, produjo una conmoción en la sociedad que determinó, incluso, la suspensión de prácticamente todos los actos de cierre de las campañas políticas en relación a las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO).

Siempre se lamentan hechos como éste, que, desgraciadamente, se producen con cierta frecuencia, con implicancias de género o meramente por robos; y, en este caso, la trágica coincidencia con el acontecimiento electoral en proceso, potenció los efectos sobre toda la comunidad.

En teoría, los hechos están esclarecidos, con los autores confesos detenidos, y la justicia actuando en función de los elementos probatorios suficientes y concluyentes. Pero nada le devolverá la vida a Morena. Solo nos queda que se aplique la justicia que corresponda.

Esa tragedia nos impulsa a pensar que no podemos permanecer impasibles ante una realidad tan terrible como el de las adicciones. Que no podemos suponer que ningún ser querido, o nosotros mismos, no seremos víctimas de enfermos que roban un celular (¡a una niña de 11 años, cuánto valor podía tener ese aparato!) para comprar droga, y hasta utilizarla como una inducción de coraje para cometer otros delitos.

Pero el conocimiento de que hay enfermos que delinquen, no oculta la totalidad de factores que rodean estos hechos: alguien compra lo robado, alguien distrae su presencia allí donde debía estar, alguien imparte in-justicia, alguien no interviene en el problema como debería ser.

Acaso, ¿nadie sabe quién compra el producto de un robo, nadie cumple con su obligación de protección a la comunidad, nadie se ocupa de darle un cauce al problema en términos legales, nadie aplica medidas preventivas?

La impresión que se tiene es que, habiendo causalidades, las cosas no pasan por casualidad. No puede ser que la casualidad sea el factor de suerte para que no ocurran tragedias como esta que lamentamos, y de las muchas que podríamos lamentar.

Desde este espacio instamos a las entidades mutualistas, que tanto contacto tienen con las comunidades a las que pertenecen, que hagan campañas, difundan medidas preventivas para la drogadicción, no una vez, sino periódicamente, como lo hace la gaseosa más famosa del mundo, que todos conocen, y que, sin embargo, permanentemente nos recuerda que ahí está.

En esta edición reproducimos la nota que escribiera el Dr. Luis Valladares, ex director de Mundo Mutual, en abril de 2018, como una contribución para estar atentos a este flagelo. Pasaron más de cinco años, y desgraciadamente, es cada vez más acuciante este problema.

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Neuquén: importante meeting con la Federación de mutuales

Haciéndose eco de reiterados pedidos, el gobierno provincial neuquino recibió a la Federación de Mutuales Neuquinas encabezados por el...

Noticias relacionadas