jueves 21 | octubre 2021
25.9 C
Buenos Aires

El mutualismo crece en el ámbito educativo

Recomendadas

Santiago Arella
Santiago Arella
Sociólogo especializado en comunicación. Editor de Mundo Mutual y de Economía Solidaria. Responsable de Comunicación del Colegio de Graduados en Cooperativismo y Mutualismo (CGCyM) y Responsable de Ediciones CGCyM.
Entrevista a Silvia Recalde, presidenta de la CALCME (Célula Argentina y Latinoamericana de Cooperativismo y Mutualismo Educacional), con motivo de las XVII Jornadas Nacionales de Cooperativismo y Mutualismo Educacional y XI del Mercosur desarrolladas durante el 4, 5 y 6 de julio en Paraná y organizadas por dicha entidad junto al Consejo General de Educación de Entre Ríos y el Instituto de Promoción del Cooperativismo y Mutualismo de Entre Ríos (IPCyMER)

MM: ¿Cómo nacieron las Jornadas Nacionales de Cooperativismo y Mutualismo Educacional?

SR: Las jornadas surgieron al interior de un proceso de integración de diversos proyectos de educación cooperativa que venían desarrollándose desde la década de 1980, con la participación de diversas organizaciones y actores de América Latina, desde México hacia el sur del continente americano. Ese proceso de integración, se materializó en una serie de encuentros, congresos y seminarios en distintos lugares del continente. Tal es así que el segundo encuentro se realizó en Panamá, después fuimos a Costa Rica, luego en Paraguay… En 1994 se realizan las VII Jornadas Nacionales de Cooperativismo Escolar y las primeras del Mercosur. A partir de ahí, comenzaron a realizarse cada dos años, porque nos dimos cuenta que debíamos poner el foco en una secuencia vinculada a los Encuentros Nacionales de Consejos de Administración de Cooperativas Escolares y Comisiones Directivas de Mutuales Escolares (ENCACE), cuya primera edición fue en 1996. Tomamos la decisión de realizar todos los años los ENCACE y cada dos años estas Jornadas destinadas a docentes, autoridades educativas y dirigentes (y, también, a estudiantes de los últimos años de las carreras docentes), que hoy en día trascienden el ámbito escolar e intentamos incluir los ámbitos académicos y de formación docente, trabajando articuladamente con los niveles terciario, superior y universitario. Las Jornadas se realizan en distintos lugares del país.

Ediciones de las Jornadas Nacionales para docentes
1994: Córdoba
1997: Gobernador Virasoro (Corrientes)
1999: Jujuy
2001: Mar del Plata
2004: Tucumán
2006: Santiago del Estero
2010: Sunchales (Santa Fe)
2012: Corrientes
2014: Río Negro
2017: Paraná (Entre Ríos)
2019: Paraná

La repetición de Paraná se fundamentó en la necesidad de la provincia de Entre Ríos de fomentar, desarrollar y promover el cooperativismo y el mutualismo en las escuelas, con el apoyo de la Dirección General de Educación y el IPCyMER (Instituto de Promoción Cooperativa y Mutual de Entre Ríos).

En el 2008 se había generado Chubut pero no pudo concretarse por el cambio de autoridades políticas.

MM: ¿Cuál es el balance de la CALCME luego de once ediciones de las Jornadas tal como hoy las conocemos?

SR: Nosotros intentamos visibilizar las mutuales y cooperativas escolares. Contagiar a los docentes que aún no implementan este dispositivo pedagógico y estimular a aquellos que lo aplican. Las Jornadas apuntan a mejorar la calidad educativa a través de los valores y principios que nos identifican como sector cooperativo y mutual. Estamos en las decimosextas jornadas nacionales y las decimoprimeras del Mercosur, con una participación de alto nivel académico y de profesionalización por parte de los talleristas, conferencistas y participantes. Vemos que el mutualismo y cooperativismo escolar es cada vez más mejor en el marco institucional educativo por las bondades que tiene. A través de los valores que promovemos nos asumimos como agentes de cambio de nuestra sociedad. Al evaluar lo que los chicos que integran estas entidades solidarias logran hacer y concretar, nos damos cuenta que estamos en el camino correcto para la construcción de mejores personas y del país que nos merecemos. El balance es positivo, año a año vamos creciendo. La CALCME agradece a todos los organismos y a la dirigencia cooperativa y mutual por el apoyo recibido. Cabe destacar que, si bien las jornadas son un espacio para los docentes, durante el último día se conmemora el Día Internacional de la Cooperación, realizamos una articulación entre las entidades del sector cooperativo y mutual y destacamos el rol educativo que cumplen. En tal sentido, este año sumamos el lema de la Alianza Cooperativa Internacional (ACI) sobre el rol que cumplen las cooperativas en la generación de trabajo digno. Y para nosotros, las cooperativas y mutuales escolares crean un trabajo socialmente productivo. El trabajo es esfuerzo, y los chicos que constituyen entidades solidarias aprenden bajo esta consigna.

MM: ¿Cuál es el aporte que realiza la metodología pedagógica del cooperativismo y el mutualismo escolar al sistema educativo argentino?

SR: La metodología apunta no sólo a la calidad del proyecto cooperativo y mutual, sino también a la calidad institucional. Porque los chicos trabajan, practican e internalizan los valores. No es mera teoría. Los valores se reflejan a través de sus comportamientos y en la gestión de una empresa (cooperativa o mutual) real al interior de la escuela. La formación de un líder social comprometido con su proyecto de vida, para nosotros es más que importante. Porque hoy los chicos tienen que pensar para qué y por qué estudian, para vencer la apatía hacia la enseñanza y el aprendizaje. Las mutuales y cooperativas escolares son un camino para avanzar sobre la base de expectativas construidas sobre una escala de valores solidarios. De este modo, podemos construir las dimensiones asociativa y empresarial que caracterizan a nuestro sector, las cuales son reconocidas por los alumnos con sus errores y virtudes, administrando y gestionando un proyecto que les va a servir a futuro. No sólo para que lleguen a ser empresarios, sino también profesionales imbuidos de estos valores.

MM: Teniendo en cuenta el enfoque pedagógico que se disputa hoy en día al interior del sistema educativo sobre la necesidad de desarrollar dispositivos que permitan al alumno “aprender haciendo”, el mutualismo y cooperativismo escolar, ¿es un facilitador?

SR: Totalmente. Cuando los chicos disfrutan lo que hacen en el aula aprenden más y mejor. Logran establecer mejores relaciones con los demás, aumentar su autoestima, incorporar habilidades sociales que les permiten resolver conflictos y alcanzar los objetivos que ellos mismos se proponen. La empatía que genera el trabajo en equipo (cooperativo o mutual) facilita la concreción de los proyectos que se proponen. El mutualismo y cooperativismo escolar no es teórico, se aprende con la práctica. Y resume una coherencia entre el decir y el hacer. Por eso siempre bregamos para que la dirigencia de nuestro sector ejerza el padrinazgo sobre estas asociaciones escolares. Esto que establece el Decreto 1171/2013 no implica un apoyo económico, sino que incita que las entidades acompañen y se involucren en estos proyectos educativos. Yo creo que esto lo estamos logrando. Vale como ejemplo que la Fundación Grupo Sancor Seguros apadrina más de cien cooperativas escolares en casi todo el país. Así como nos decía el ingeniero José Orbaiceta, si cada una de la gran cantidad de cooperativas y mutuales que existen en el país apadrinara proyectos pedagógicos asociativos, es inmenso lo que podríamos lograr.

MM: ¿Qué caracterizó específicamente la Jornada Nacional Docente de Paraná?

SR: El logro más trascendente fue la presentación de los lineamientos federales de cooperativismo y mutualismo educacional, que tuvieron una providencia del Ministerio de Educación de la Nación. Esto fue una construcción colectiva, federal y participativa. En consecuencia, hemos pedido una audiencia al ministro de educación Finocchiaro para que los lineamientos puedan bajarse al Consejo Federal de Educación y lleguen a cada una de las jurisdicciones del país.

MM: ¿Qué son los lineamientos?

SR: Son las pautas que rigen los procesos de enseñanza y aprendizaje de nuestra materia en las escuelas. Son aportes que permiten la práctica del cooperativismo y mutualismo escolar en cada una de las jurisdicciones como lo establece el artículo 90 de la Ley de Educación Nacional y la ley nacional 16583/1964 y su respectivo decreto reglamentario sobre la declaración de interés de la enseñanza del cooperativismo. Los lineamientos son un eje vertebrador sobre qué enseñar en materia cooperativa y mutual en cada nivel educativo, al alcance de un tipo docente activo, investigador e innovador. Nosotros concebimos, pedagógicamente, de manera transversal la enseñanza y práctica del cooperativismo y el mutualismo. No son disciplinas, sino que se articula en todas las áreas disciplinares.

MM: ¿Por qué razón el cooperativismo y el mutualismo escolar, si bien en nuestro sector tiene cierto reconocimiento y acompañamiento, es desconocido o no es tenido en cuenta al interior del campo educativo argentino como un potente dispositivo pedagógico al servicio de la práctica docente?

SR: Por un lado, en Argentina, tenemos políticas públicas no activas. Tenemos el artículo 90 de la Ley de Educación Nacional que ratifica la ley 16583 y su decreto reglamentario. Ahora bien, ¿qué pasa con el cumplimiento y reglamentaciones de esa ley? Es decir, por un lado, tenemos la ley que establece una política pública, pero carecemos de políticas activas que la implemente. La mayoría de las provincias han adherido a la ley nacional de educación, pero su cumplimiento es deficitario. Es también nuestra responsabilidad como docentes, porque tenemos la herramienta jurídica para poder actuar al amparo normativo. Hay que convencer sobre las bondades del sistema.

MM: ¿Y cómo se convence?

SR: Con el ejemplo. Con resultados. Con impactos. Nosotros ahora vamos a empezar a medir los impactos. ¿Qué logramos con nuestro trabajo? Esta pregunta es una deuda pendiente. Un parámetro que tenemos que medir es qué hacen hoy los alumnos que integraron una cooperativa o mutual escolar. Tenemos que medir el liderazgo que ejerce ese chico en la sociedad. En base a mi experiencia, la mayoría de los alumnos que integraron una entidad solidaria escolar son profesionales.

MM: ¿Qué acciones podrían desarrollar los agentes del sector que trabajan sobre cooperativismo y mutualismo educacionales para la expansión de este dispositivo a lo largo y ancho del sistema educativo argentino?

SR: El punto clave es el conocimiento. No se conoce. Actualmente, somos una aguja en un pajar. También me preocupa cuando hay un evento cooperativo o mutual y no se pone el eje educativo en un lugar principal, siendo la educación para el sector una regla de oro. Tenemos que dar a conocer a los docentes esta herramienta y estimular que se capacite en ella.

Agradecemos a la Fundación Fe Cooperativa por el registro fotográfico brindado.

Nota relacionada: La relevancia de las Jornadas

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Propuestas sobre aportes y lineamientos del asociativismo argentino

La Alianza Cooperativa Internacional (ACI) convocó a su 33º Congreso Cooperativo Mundial con la propuesta “Profundicemos nuestra Identidad Cooperativa”....

Noticias relacionadas