UTEDyC demanda a mutuales por aportes a la obra social

La Unión de Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles (UTEDyC), a través de su obra social OSPEDyC, inició numerosos reclamos contra las entidades del Mutualismo. En su mayoría, se trata por aportes ya efectuados por las Mutuales, correspondientes a trabajadores que optaron oportunamente por el cambio de obra social.

Tras realizar las inspecciones del caso, relevan los libros y formularios de los últimos 10 años, e intiman a las organizaciones a ingresar nuevamente los montos ya abonados, pero que fueron destinados a otras obras sociales.

Ocurre que cada trabajador puede ejercer el derecho a la opción de cambio desde el momento mismo del inicio de la relación laboral (Decreto 1400/01), la que deberá ser notificada a la Superintendencia de Servicios de Salud, y se efectiviza el primer día del tercer mes desde la presentación de la solicitud. Durante dicho período la Obra Social de origen debe otorgar al afiliado la prestación médica correspondiente.

¿Qué ocurre?. En algunos casos los cambios no están registrados en la Superintendecia y, en otros, los trabajadores son sorprendidos en su buena fe por empresas de medicina prepaga (no sindicales) que los adhieren como empleados fuera de convenio, sin aclarar que no son una alternativa de “opción”. Un claro ejemplo de ello, lo constituye la famosa “OSDE”.

El negocio es conocido desde hace años y constituye el eje principal del flujo de afiliados en la medicina prepaga. Los promotores de esas compañías captan empleados (los más requeridos son los jóvenes y de salarios altos) con el argumento de que su aporte servirá para atenderse en el sector privado. La Mutual deriva los aportes correspondientes, según lo informado por el trabajador o por lo registrado en el “Alta temprana” en AFIP, y con el transcurso del tiempo surgen los reclamos de la obra social de origen.

En el medio, un estudio de abogados que adiciona a la millonaria suma un 20% por honorarios profesionales.

Ocurre que cada vez son más los trabajadores que intentan huir de sus obras sociales de convenio, ante la falta de prestaciones, situación que despertó la preocupación de toda la CGT.

Ante la imposibilidad legal de las empresas de medicina prepaga de participar directamente de la derivación de aportes, muchas de ellas suscribieron convenios con obras sociales sindicales muy pequeñas y sin estructura. De esta forma, indirectamente prestan sus servicios.

Si bien es algo legal, la Superintendencia ya realizó importantes auditorias en algunas de ellas, a pedido de la propia CGT. A principios de 2017, la embestida involucró a la obra social del Personal de la Actividad del Turf; la de Sociedades de Autores y Afines y la de Empresarios de Agencias de Remises. En el primer caso el gremio cuenta con unos 200 afiliados propios pero su obra social registra 170 mil asociados que en la actualidad se atienden en prepagas del interior. El gremio de Autores, con apenas 3 mil afiliados propios reúne unos 200 mil beneficiarios de su obra social, que a su vez reciben atención a través del Grupo Médico ACE.

 

En el presente, varias Mutuales son sorprendidas en su buena fe por estos millonarios reclamos, con aportes que ya efectuaron pero que son encuadrados por el gremio por fuera de la opción que permite el Decreto Nº 1400/01.

El principio, es que al trabajador le corresponde la obra social de la actividad que realiza la empresa. A su vez, el mismo cede ante la elección de otra obra social, hecha por el trabajador con anterioridad. En este caso, el sistema de AFIP no permite modificar por cuanto guarda prevalencia la elección realizada por el trabajador.

A los efectos de que los aportes que realice el nuevo empleador sean canalizados hacia la obra social de la actividad, deberá el propio trabajador realizar la opción de corrección seleccionada con anterioridad.

Pero suele ocurrir que muchos empleados en relación de dependencia acuden a empresas de medicina prepaga que engañosamente los invitan a derivar sus aportes a las mismas y los adhieren, sin que ello constituya una “opción” como las que prevé la ley.

Para el caso concreto, varios gremios interpretan que la Organización de Servicios Directos Empresarios (OSDE) no es una obra social sindical a la cual puedan derivarse los aportes de ley, salvo para aquellos trabajadores que se encuentren caratulados como “fuera de convenio”. No obstante ello, OSDE recibe silenciosamente los aportes que le son remitidos sin siquiera objetar nada.

¿Quiénes son los responsables?. Las Mutuales pagaron religiosamente sus contribuciones y ahora son intimadas por deudas millonarias.

Fuente: http://www.elmutualista.com

Sin comentarios

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui