Una luz de cultura en el barrio La Boca

El 5 de febrero de 1878 vecinos de La Boca, fanáticos de la música y especialmente de la ópera, dan vida a la Asociación Sociedad de Socorros Mutuos José Verdi con la finalidad de tener un espacio cultural en el cual pudiesen escuchar conciertos y ver las obras del gran maestro de la ópera. Su primer presidente fue José Ragozza.

Sus fundadores fueron principalmente italianos, pero también había españoles, sirios, checos e ingleses, quienes, además de la música tenían como objetivo la atención médica y farmacéutica, las honras fúnebres y la construcción del panteón para sus asociados fallecidos.

Muchos de esos 55 mutualistas eran músicos y una de sus primeras actividades fue organizar una banda musical que brindaba conciertos en el barrio y participaba de los desfiles de carnaval, ganando concursos entre 1878 y 1916, año en que dejó de participar en los mismos por haber acumulado tal cantidad de premios.

Juan Carlos Kehiayan, tesorero de la Asociación Sociedad de Socorros Mutuos José Verdi

Con los aportes de sus miembros y donaciones extraordinarias lograron construir su sede social en la Avenida Almirante Brown 736 iniciándose la obra en enero de 1899 bajo la dirección de José Panighini, quien dos años después concluyó el salón principal de 325 metros cuadrados y 11 metros de altura.

Para la inauguración de esa obra se organizó un gran baile de gala con la actuación de la banda de música. Con el tiempo continuaron las obras que concluyeron en 1912 con la construcción en el primer piso de otro salón y de los palcos laterales en la planta baja llegando a una capacidad de 800 espectadores.

Las autoridades de la mutual aprobaron la designación de José Verdi como presidente honorario de la entidad, enviándole una carta al compositor, quien respondió aceptando con agrado ese cargo. Cabe señalar que la comunicación con el operista era fluida y que la institución le envió una placa recordatoria que está colocada en la Scala de Milán.

Allí, además de óperas y recitales de música, se proyectaron las primeras películas en el barrio La Boca; sus salones estaban disponibles para la realización de fiestas sociales; su banda de música convocaba un numeroso auditorio; allí se ofrecieron representaciones teatrales, y las principales orquestas de tango actuaron en el teatro, pero la entidad, luego de más de siete décadas de crecimiento y esplendor, comenzó a decaer porque sus directivos no supieron comprender y adaptarse a los cambios de la sociedad. Se disolvió la banda, se cerraron los salones y se abandonó la sede, que fue ocupada, lográndose su recuperación recién a fines de 1990. A partir de entonces comenzó una lenta recuperación del edificio y de sus actividades sociales.

Sus autoridades actuales son Raúl Eduardo Pérez, presidente, José Luis Hermo, secretario, y Juan Carlos Kehiayan, tesorero.

Un vecino importante

A dos manzanas de la sede del Teatro José Verdi, hacia la Dársena Sur, en la calle Gaboto, estaba la cancha del Club Atlético River Plate que en 1914 retornó al barrio La Boca.

Escenario político

En la sede de la Verdi tuvieron lugar dos acontecimientos políticos:

El primero fue la asamblea del Partido Socialista que eligió a Alfredo Palacios como candidato a diputado por la cuarta circunscripción electoral de la ciudad de Buenos Aires, quien, el 11 de marzo de 1904, con 24 años, fue elegido diputado nacional. Los obreros de La Boca se reunieron frente a la sede del Teatro Verdi para escuchar el mensaje del primer diputado socialista del país y del continente americano.

También en los salones de la Mutual, el 6 de enero de 1918, se reunió la asamblea constitutiva del Partido Comunista Internacional.

Sin comentarios

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui