domingo 21 | julio 2024
11.3 C
Buenos Aires

Una historia de la educación argentina ligada a los principios solidarios

Recomendadas

Economía Solidaria
Economía Solidaria
Economía Solidaria es un medio de prensa especializado en el sector cooperativo y mutual argentino que reúne las noticias más relevantes del campo asociativo, en favor de su fortalecimiento, integración y visibilidad. Propiedad del Colegio de Graduados en Cooperativismo y Mutualismo (CGCyM)
Iniciamos aquí una serie de contribuciones dedicadas en especial al desarrollo del mutualismo en los ámbitos educativos, con sus generosas e innovadoras propuestas en los estamentos escolares provincianos y el auspicio que desde las esferas gubernamentales se les dio a estas medidas.

Por Celia Gladys López y Javier Patricio Borche*

 

Aunque la agremiación docente data de no mucho tiempo atrás, no por ello dejaron los maestros y profesores de pensar en la necesidad de contar con asociaciones que protegieran sus derechos básicos y los auxiliaran en momentos de carencias o gravedad. En tal sentido, y desde la Federación del Magisterio de Entre Ríos se auspició, en el año 1921, la creación de la Asociación Departamental de Maestros de Uruguay, con sede en la ciudad de Concepción del Uruguay, cabecera departamental y cuna del célebre Colegio del Uruguay (1848), primer establecimiento laico del país en su categoría, y de la segunda escuela normal argentina de mujeres (1873).

La ciudad fue considerada siempre un polo educativo de excelencia no solo en la provincia sino en una amplia región, llamada con justicia La Massachusetts Argentina, hacia ella acudieron estudiantes del NOA, del centro y NEA, acrecentando un prestigio que le venía de tiempos urquicianos. La Asociación que hoy presentamos vino a dar solución a problemáticas socio-educativas muy necesarias y fue el corolario de otras anteriores menos significativas. Sus estatutos, muy claros, nos dicen que su objeto era:

  1. Ejercer la protección moral y ayuda mutua entre sus asociados.
  2. Fomentar los sentimientos de solidaridad social y profesional entre sus asociados.
  3. Coadyuvar a la obra del progreso general haciendo sentir su acción en todos los asuntos que se refieran a la Instrucción pública y educación social y patriótica.
  4. velar por los fueros de sus asociados.
  5. Sostener cuando se encuentre en condiciones una revista que sirva de órgano a la asociación.

Se consideraban cuatro categorías de asociados: Fundadores, Activos, Protectores y Honorarios, cobrando los fundadores una cuota de $2 y de $3 si ingresaban pasados sesenta días de promulgados los Estatutos.

Como los traslados docentes han sido siempre una constante laboral, cuando ello sucedía, el interesado debía solicitar su incorporación a la respectiva Asociación de su nuevo departamento, lo que nos indica que existieron estas asociaciones en la gran mayoría del territorio provincial. Los miembros de la Comisión Directiva duraban un año en sus funciones, pudiendo ser reelectos.

El Fondo Social estaba conformado por la cuota de los asociados, donaciones, legados y producido de fiestas que se realizaban con el fin de arbitrar recursos. Se distribuían en: un 10% para la Comisión Ejecutiva, un 25% a Fondo de Reserva, el resto para sufragar gastos que fueran surgiendo; se depositaban en el Banco Nación siempre y cuando no existiera en la ciudad una sucursal del Banco Escolar.

Seguro de Vida: era para los maestros en ejercicio miembros de la Federación del Magisterio de Entre Ríos, si estuvieren incapacitados para el servicio o para sus familiares si hubieran fallecido en el ejercicio de su profesión.

Haremos ahora algunas consideraciones de relieve. Estas asociaciones cumplieron un rol muy importante y sentaron las bases para tener en la provincia un magisterio responsable, seguro y pragmático cuyos orígenes se remontan a las dos instituciones señeras arriba mencionadas, ambas en una misma ciudad que respira docencia y estudiantina hasta nuestros días. Las esferas gubernativas y los directivos escolares propiciaron estas uniones solidarias y en ocasiones las iniciaron, tal es el caso del Inspector de Escuelas Normales y Colegios Nacionales, José B. Zubiaur, y de las maestras norteamericanas actuantes en la Escuela Normal de Maestras, de las que destacamos a Isabel King y el importante grupo de discípulas que dejó formadas, como Trinidad Moreno. Fueron todas ellas grandes impulsoras de la educación, del feminismo y la integración plena de la sociedad.

En la redacción se advierten los argumentos educativos del currículo escolar en los considerandos generales y en la frase Educación Moral y Patriótica. Asimismo, la influencia socialista se deja ver en la intención de publicar su propia revista para difundir sus anhelos, logros y concientizar socialmente.

 

Fuentes:

Archivo Escuela Normal Superior Mariano Moreno. Caja I, elementos recordatorios varios.

Celia G. López y Javier P. Borche: Momentos en la Historia de la Educación Argentina y Latinoamericana (en prensa).

 

*Celia Gladys López es Directora del IEPAS.CEHIR-CGCyM. Javier Patricio Borche es Secretario Académico del IEPAS.CEHIR-CGCyM. Web: https://iepas.wordpress.com/

Facebook: https://www.facebook.com/IEPASCGCYM/

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Dos emprendedoras de la economía social fueron seleccionadas para integrar la marca Muy Rosario

En el marco de la convocatoria lanzada por la Municipalidad y luego de un estricto proceso de selección del...

Noticias relacionadas