viernes 14 | mayo 2021
15.4 C
Buenos Aires

Telemedicina: ventajas y desventajas

Recomendadas

Al cooperativista Robert Owen en su aniversario 250

El 14 de mayo de 1771, en Newtown, Montgomeryshire, Gales, en pleno albor de la Revolución Industrial, nació Robert...

Harán una capacitación en ESS para contadores

En una iniciativa conjunta entre la Federación Argentina de Consejos Profesionales de Ciencias Económicas (FACPCE) y el Instituto Nacional...

Ariel Guarco escribió un artículo sobre el rol del cooperativismo

Reproducimos una nota publicado en distintos medios Por Ariel GuarcoPresidente de la Alianza Cooperativa Internacional Tanto en Argentina como en otros...
Dr. Mario F. Bruno
Presidente del Comité de Cuidados Paliativo de AMA (Asociación Médica Argentina) Presidente del Comité AntiTabaco de AMA Vicepresidente de UATA (Unión Antitabáquica Argentina) Director de los cursos anuales de 1) Periodismo Médico 2) Cancerología, 3) Cuidados Paliativos (AMA) Miembro Emérito de ASCO (American Society Clinical Oncology) Miembro Titular de ESMO (European Society Clinical Oncology) Director Médico de Medicron S.A. (Centro Oncológico)

El término telemedicina significa “medicina a distancia” (diagnóstico, tratamiento, etc.) y está basada en el empleo de recursos tecnológicos que optimizan la atención, ahorrando tiempo, costos y aumentando la accesibilidad.

La posibilidad de realizar medicina a distancia -o telemedicina- surge en la década de los 70, con el desarrollo de la tecnología (computadoras, internet, móviles, etc.), y aparece como una forma de luchar contra las barreras geográficas. Así se puede aumentar la accesibilidad a los cuidados de salud, especialmente en zonas rurales y países en desarrollo.

La pandemia por Covid19 obligó a expandir su empleo en forma acelerada, utilizando las nuevas tecnologías de la comunicación (teléfonos celulares, WhatsApp, televisión, correo electrónico, etc.) para el intercambio válido de información en el diagnóstico, el tratamiento y la prevención de enfermedades o lesiones, investigación y evaluación, y educación continuada para todo el equipo de salud.

Esta modalidad permite, en cierta forma, mejorar el acceso a una atención asequible y de calidad para las personas, y al mismo tiempo mantiene el distanciamiento físico para la seguridad tanto de los pacientes como en el personal de salud.

Dentro de las ventajas, podemos citar: la posibilidad de interactuar cara a cara con los médicos y el resto del equipo de salud, en tiempo real a través de video llamadas, Skype, zoom, meet y varias otras alternativas. Además, es factible compartir imágenes, análisis de laboratorio o resultados de exámenes, como informes de biopsias, tomografías, resonancias y muchos otros estudios. Durante la pandemia, la telemedicina se ha convertido en un medio de gran utilidad para realizar la primera consulta y el seguimiento del paciente durante su aislamiento en el domicilio. También resulta de suma utilidad en los casos de pacientes que necesitan una consulta, por afecciones no de Covid y no pueden concurrir a la consulta presencial por la cuarentena.

Para los que pueden padecer el virus, se ha utilizado para evaluar los síntomas respiratorios, que pueden ser parte de la presentación temprana de esta infección viral. Además, el empleo de la telemedicina ha sido un beneficio en la emergencia de salud pública, permitiendo desplegar rápidamente los servicios de urgencia necesarios.

Otro aspecto que ha ganado relevancia, es el uso de esta modalidad para el manejo de enfermedades crónicas como la diabetes y la insuficiencia cardíaca congestiva. Un sector que tiene la posibilidad de beneficiarse es el rural. En tal caso, puede ayudar a brindar a los hospitales rurales acceso a la atención especializada e incluso conectarse con médicos de otros países La implementación en estas áreas puede aumentar la educación del afectado y mejorar los resultados a través del manejo remoto de afecciones crónicas. Conjuntamente a lo mencionado, la telemedicina puede brindar atención a los pacientes con dificultades para acceder a sus citas, como los ancianos, las personas con discapacidad o los que carecen de transporte suficiente. Puede a su vez reducir considerablemente el tiempo que se tarda en recibir la atención sanitaria, ya que las teleconsultas eliminan los tiempos de viaje, hecho que podría permitir incrementar en proporción simétrica el tiempo de la entrevista médico-paciente.

Una gran desventaja de la telemedicina es la falta de conocimiento por parte de aquellos que puedan beneficiarse más de sus servicios y que son los que menos la usan. En estas preferencias influyen: la edad, el nivel de educación y los conocimientos informáticos. Finalmente, la falta de contacto físico entre el paciente y el médico crea desafíos al realizar un examen físico remoto.  Sin embargo, la nueva tecnología, como los estetoscopios electrónicos y las aplicaciones para teléfonos inteligentes que miden la auto-palpación, está abordando estos aspectos más íntimos del examen físico. La escasez de médicos, el envejecimiento de la población y la carga de la pandemia actual sobre el sistema de salud pueden hacer que la utilización de la telemedicina sea ahora más importante que nunca. 

Ilustración: Matías Roffe

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Nora Landart conversó con mujeres mexicanas cooperativistas

La conocida dirigente de CAM,  Nora Landart, fue la gran invitada para dialogar con Mujeres de ALCONA de México...

Noticias relacionadas