miércoles 22 | septiembre 2021
14.4 C
Buenos Aires

Semblanza de Silvio Victorio Tommasi

Recomendadas

Economía Solidaria
Economía Solidaria
Economía Solidaria es un medio de prensa especializado en el sector cooperativo y mutual argentino que reúne las noticias más relevantes del campo asociativo, en favor de su fortalecimiento, integración y visibilidad. Propiedad del Colegio de Graduados en Cooperativismo y Mutualismo (CGCyM)

Chacarero y líder del movimiento agrario y cooperativo de Urdinarrain y de la región

Para valorar la visión, el esfuerzo y las realizaciones de nuestros pioneros debemos imaginar la época en que vivieron y los medios que disponían en la vida de entonces.

La historia que hoy le proponemos se remonta aproximadamente 100 años atrás, era la Argentina de la inmigración de origen europeo. La argentina que, con arados, segadoras tiradas a caballos y trilladoras a vapor, con cosechas transportadas en carros que con mucho trabajo, con mucho sudor de sus productores ubicaba a nuestra argentina como la sexta economía más importante del mundo era la argentina del esfuerzo y del trabajo, la argentina no del decir sino del hacer.

Esos inmigrantes y los hijos de su primera generación concretaron las bases fundacionales de pueblos, instituciones, organizaciones sociales, gremiales, deportivas desarrollando su vida en el campo y alternando con los pequeños pueblos que comenzaban a poblarse.

La educación oficial solo brindaba la escuela primaria rural hasta 3er. Grado, había pocos caminos y muchos senderos para los medios en que se desplazaban en ese momento, caballos, sulky, carros, el automóvil no existía, el ferrocarril recién comenzaba a circular entre nuestros pueblos, no había luz eléctrica, la luz eran los candiles y lámparas, el teléfono, la radio, la televisión, nada de los medios de confort que hoy conocemos existía el único medio de comunicación a distancia era la correspondencia epistolar, la sociedad de consumo aún no había nacido, la ropa se confeccionaba en casa comprando generalmente telas a vendedores ambulantes de origen turco y a la ropa rota o gastada se la remendaba para que durara más.

Los jóvenes después de cursar los primeros grados iban a trabajar a las tareas rurales.

Uno de esos jóvenes que vivió y creció en este medio fue Don Silvio Victorio Tommasi.

Nació el 15 de noviembre de 1908 en Colonia Italiana, fue el sexto de los 15 hijos que tuvo el matrimonio compuesto por Juan Baustista Tommasi y Pascuala Chesini quienes, después de contraer matrimonio en Gualeguay, trabajaron como arrendatarios los campos de Moran en la zona de-Cuchilla Redonda hasta que en el año 1902 compran al mismo Sr. Moran en Colonia Italiana una fracción de campo. Para trasladar toda su familia y enseres la travesía, parte en caminos consolidados, parte en senderos tuvieron que hacerla en carros tirados por caballos.

En el nuevo lugar construyeron una casa donde vivieron cuatro hermanos Tommasi con sus respectivas familias. Allí nacieron y criaron 40 niños de las 4 familias que cocinaban en común, comían en la misma mesa, compartían y Vivian bajo un mismo techo.

Los Tommasi hicieron lo que cualquier familia de inmigrantes campesinos hizo para colonizar estas tierras vírgenes: desmontar a mano cuando era necesario, arar, sembrar y cosechar con implementos tirados por caballos, criar animales para la venta y proveerse de carne y leche para consumo familiar.

Un rasgo propio de esta época fundacional era que las nuevas colonias que se iban formando se agrupaban por nacionalidades, vale decir que en ese lugar solo vivieron muchas familias italianas venidas de la provincia italiana de Verona. Hablaban su idioma natal y los valores que transmitieron a sus hijos fueron, la familia, la religión, el trabajo y la educación.

La aventura de buscar y conquistar a más de 12 mil kilómetros una nueva y mejor vida para ellos y para sus hijos, hacía que estos inmigrantes consolidaran fuertemente sus tradiciones y valores. Todas las noches en familia se rezaba el rosario para pedir y agradecer a Dios los favores recibidos. Con el fin de que sus hijos aprendan el idioma español y reciban instrucción escolar, construyeron una escuelita de barro y paja en Colonia Italiana, a la que asistía SILVIO VICTORIO con sus hermanos y primos. Para llegar debían caminar una legua de ida y una de vuelta todos los días descalzos y con alpargatas en mano para no gastarlas y solo usarlas en la escuela. Era el precio que debían pagar para poder aprender a leer y escribir, y después de la escuela a trabajar en el campo.

Esta fue la vida que mamo en su niñez Don SILVIO VICTORIO hasta que en el año 1922 su padre JUAN BAUTISTA compra un campo que dividieron sus Hermanos LUIS, DOMINGO y MARCELO en las inmediaciones de estación Faustino M. Parera adonde se trasladan todas sus familias. Ahí la gran familia de los 4 hermanos TOMMASI y de los 40 niños hermanos- primos se divide.

Siendo joven sentía gran atracción por la lectura, ello lo lleva a fundar con su esfuerzo propio y el de amigos una Biblioteca Publica en Estación Parera para poder cultivar intelectualmente a la juventud chacarera, la única forma que podían hacerlo leyendo y aprendiendo solo por medio del esfuerzo personal “en las largas noches de invierno y a la luz de un candil” al decir de Don SILVIO VICTORIO que concurría invariablemente a caballo.

La ola inmigratoria creciente, con gringos agricultores a los que se les arrendaban las tierras en condiciones leoninas, criollos con grandes extensiones rurales ociosas, chacareros sedientos de poseer un pedazo de tierra para trabajar, producir, vivir dignamente y criar a sus hijos generan las revueltas agrarias que terminan con el grito de Alcorta en el año 1912.- Los efectos de estos acontecimientos impactaron fuertemente en el espíritu de este joven chacarero Don SILVIO VICTORIO TOMMASI quien a sus 25 años promovió en el año 1933 en Estación Parera una gran concentración de aproximadamente 2000 agricultores. Con la presencia del Presidente de la Federación Agraria Argentina Dn. Esteban Piacenza esto irrito al gobierno del Presidente Agustín P. Justo que ordenó detener y confinar en prisión en la cárcel de Gualeguaychú al líder agrario.

Este acontecimiento marco su vida, Don SILVIO VICTORIO considero a DON ESTEBAN PIACENZA como su maestro, compartió muchos momentos, muchas charlas, muchas reuniones, muchas tribunas en muchos lugares. La inquietud gremial agraria planteaba una baja en los arrendamientos, tasas de interés más bajas y fletes y precios justos para la producción de granos, como asimismo el acceso de los pequeños y medianos productores a la tierra.

 Desde entonces Don SILVIO VICTORIO TOMMASI DEDICO SU VIDA Y SUS MEJORES ESFUERZOS A LA CAUSA DEL GREMIALISMO AGRARIO Y COOPERATIVO.

Comenzó en soledad, con ilusiones, con ideales movilizándose en su chatita Ford A y a su exclusivo costo y tiempo, recorrió durante años y años chacras y chacareros para predicarles, crearles inquietudes, transmitirles, hacerles comprender y motorizar sus ideales logrando el 2 de Abril de 1939 concretar un hecho trascendente la CREACION DE LA FILIAL URDINARRAIN DE LA FEDERACION AGRARIA ARGENTINA siendo el su primer Presidente y acompañándolo en la primer Comision Don David Schimpf, Guillermo Fracarrolli, Luis Ruano, Angel Brutti, Cristian Fritzler, Luis Pioli, Jorge Sittmer, Pedro Laggiard, Livio Gandini, Jorge F. Michel y Juan Bautista Spiazzi.- Era la epoca donde los dirigentes gremiales ponían su tiempo y bienes gratuitamente al servicio de la causa.

 La crisis económica de 1929 había dejado secuelas profundas en la economía que los hizo comprender que solo asociándose podrían lograr beneficios para todos, pero la acción gremial para concretar frutos necesitaba de una organización comercial estructurada que comprando insumos y comercializando su producción plasmaran esos objetivos de una mayor justicia económica para el pequeño y mediano productor.

En el año 1935 mediante un crédito hipotecario junto a sus hermanos MAXIMO y ADOLFO compran una fracción de campo que su viuda Adela termino de pagar después de su fallecimiento, hasta hoy su familia conserva dicho campo primero se llamó “La Juanita” y hoy se llama “La Adela”

 En 1944 contrae matrimonio con MARIA ADELA COLOMBINI, que felizmente hoy vive, fiel compañera de su vida, de su hogar, de su trabajo, de sus alegrías y de sus pesares, de ese matrimonio nacieron 3 hijos: Adela Margarita (Loly), Silvio Miguel y Juan Jorge.

Sin más capital que una ilusión, pero con ideales claros y precisos, con un trabajo duro, una fe inquebrantable y muchos deseos de seguir sumando voluntades en 1946 Don SILVIO VICTORIO TOMMASI, con el acompañamiento de un grupo de agricultores, fundan la COOPERATIVA FEDERAL AGRICOLA GANADERA DE URDINARRAIN LIMITADA fue su primer Presidente Don FLORENTINO MORALI, le siguió MAXIMO TOMMASI, luego AGUSTIN FERRER y posteriormente LUIS MARIA CHARADIA fueron los presidentes que lo acompañaron su gestión.

Funciono primero donde (era lo del Negro Legaria) para trasladarse posteriormente a un local alquilado a un Sr. Olveira haciendo cruz con la casa de la antigua familia Simonetti, Luego se ubica en el lugar actual alquilado y después adquirido por la Cooperativa, donde los asociados comenzaron a cristalizar sus aspiraciones de comprar mercaderías y vender sus producción a la COOPERATIVA, que a su vez estaba asociada a una entidad de segundo grado FACA (FEDERACION ARGENTINA DE COOPERATIVAS AGRARIAS)

El primer Gerente fue DON SILVIO VICTORIO TOMMASI y al le toco armar y gestionar todo el entramado de idear y poner en funcionamiento dicha organización nacida sin nada, desde la fundación de la Filial de la Federación Agraria hasta su fallecimiento en 1956 primero su chatita y luego su FORD A estuvieron desinteresada y gratuitamente al servicio permanente primero del gremialismo y luego de la Cooperativa.

Ya en esta época algo cambiaba, el automóvil se iba generalizando, ya había tractores con ruedas de hierro, aparecieron las corta y trilla tiradas primero por caballos y luego por tractor, las bolsas llenadas por la cosechadores eran cosidas en su parte superior y haciendo grupo de 3 o 4 eran tiradas al rastrojo para después cargarlas al hombro en carros rusos o carros playeros y trasladarlas a los galpones de las estaciones de ferrocarril era usual ver en la época de cosecha caravanas de chatas rusas y carros playeros en hileras esperando el momento de la descarga.-

La Cooperativa acopiaba granos de sus asociados en los galpones de las estaciones ferroviarias de Urdinarrain, Britos, Parera, Almada e Irazusta y los vendia por cuenta y orden de sus asociados a FEDERACION ARGENTINA DE COOPERATIVAS AGRARIAS (FACA) entidad Cooperativa de segundo grado.

También en sus comienzos la Cooperativa vendió mercaderías y comercializo huevos que producían las ponedoras de sus asociados que eran enviados en camión a Buenos Aires. A diario cantidades de sulky, carros y chatas rusas estacionaban frente al actual local de la Cooperativa muchas veces al sonar del pito del tren los caballos disparaban asustados con sus carros en algunas oportunidades los paraban y en otras se volcaban. Por la velocidad y desenfreno de los caballos. Ya para el año 1955 comprados por medio de la Cooperativa llegan los primeros tractores con ruedas de goma checoeslovacos marca Zetor de 25 h.P. y luego los Hanomag R55, eran toda una novedad que los agricultores de entonces exhibian con orgullo las nuevas maquinarias para el trabajo rural, también las primeras cosechadoras automotrices.

Paralelamente y como organismo de capacitación y esparcimiento de la juventud agraria se creó el CLUB JUVENIL AGRARIO 9 de Julio, que promovió primero con una biblioteca la lectura de la juventud agraria campesina, y luego con MAESTRAS que enviaba la Federación Agraria desde Rosario se promovió para las mujeres del campo la enseñanza de pinturas, manualidades, tejidos, etc. Y como recreación bailes que se hacían donde empezó a funcionar la cooperativa y después en el lugar actual una o dos veces por año, eran la diversión y encuentro de la juventud de entonces.

Desde su fundación y en forma anual se realizaban asambleas de asociados donde se resumían las actividades, se informaban nuevos proyectos y se aprobaban los balances por sus asociados que a su vez eran fiscalizados por los organismos competentes.

Don SILVIO VICTORIO TOMMASI fue afiliado y concejal en el municipio de Urdinarrain por el peronismo, nunca mezclo la política partidaria en el gremialismo ni en la institución cooperativa, ni se sirvió de ellos, pero ese hecho valió, para que, ocurrida la revolución de 1955, por revanchas de tipo político y promovida por los Hnos. Ronconi Torres y un minúsculo grupo de socios la intervención a la COOPERATIVA FEDERAL AGRICOLA GANADERA DE URDINARRAIN LTDA. que duro casi un año y que fue ejecutada por el Interventor Esc. Orlando Aníbal Aldaya.

El 28 de Diciembre de 1955 en plena intervención a la Cooperativa en una Solicitada publicada en el Diario el Argentino de Gualeguaychú y dirigida al Interventor Aldaya, Dn. SILVIO VICTORIO le recordó que siendo su padre D. Carlos Aldaya intendente por el radicalismo en una visita que realizara el Presidente de la Federación Agraria Don Esteban Piacenza a Urdinarrain, él lo llevo al líder agrario para saludarlo al Intendente Aldaya en su sede y esa visita quedo estampada en una foto que publico el diario La Tierra de Rosario, órgano oficial de la Federacion Agraria Argentina.

En esa solicitada publicada en el Diario El Argentina y dirigida al Interventor Aldaya, Dn. SILVIO VICTORIO escribió algunas frases trascedentes, que conservan mucha actualidad y que mostraron su ESPIRITU,SU SER Y SUS PROCEDERES:

“No debe en esta emergencia hablarse, sino se debe actuar firmemente cada uno en su puesto trabajando, produciendo y sembrando el amor y la concordia que es lo unico que construye, si en vez de hablar tanto en nombre de la libertad, se hablara menos y se pensara más, creo que sería una formula practica para llegar a los objetivos que hoy la patria reclama.

“Nos dividimos en familia que es el basamento donde debe sentarse toda sociedad civilizada como vamos a entendernos después en la segunda familia que es la sociedad.

“También me permito el lujo de decir que el peculado y la coima nunca alcanzo a salpicarme y sino que haya un solo argentino que me conozca y orgulloso podrá decir que nunca he recibido dadivas o prebendas que herrumbran el alma y ensucian la conciencia. Puedo decir que he peleado siempre contra ello, condenando tanto al que da como al que recibe por ser denigrante”.

Agregando en dicha publicación periodística:

Tengo el honor de decir que jamás he pedido ningún favor al partido peronista ni a nadie, porque yo entiendo que el hombre para sentirse libre y ser libre, no ha de pedir favores, ya que en esta tierra ubérrima dotada por la mano de dios nos sobra para bastarnos solos”.

Otra frase con mucha actualidad:

Nuestra organización la federación agraria argentina y nuestros estatutos no se embanderan con ningún partido político y colabora con todos los gobiernos en la solución de los problemas del campo teniendo siempre en cuenta los intereses generales del pueblo argentino

A pesar que la Intervención política del Esc. Aldaya pretendió poner en duda la transparencia de la gestión de DON SILVIO VICTORIO TOMMASI, su honorabilidad, honradez y accionar salieron indemnes de la inoportuna y revanchista intervención política que no logro, desplazarlo de su puesto de gerente ni de socio, pero estos injustos hechos marcaron de una manera determinante su vida que siempre se había caracterizado por principios y procederes honorables, probos, altruistas, y desinteresados por cristalizar ideales en realizaciones , por el trabajo sin días ni horas a favor de la causa de los chacareros y del gremialismo agrario y cooperativo.

Esta afrenta la consideró una innecesaria y cruel y le originó una profunda depresión que no supero falleciendo trágicamente el 23 octubre de 1956 a los 47 años de edad.

POR DISPOSICION DEL MINISTERIO DE GOBIERNO DE LA PROVINCIA DE ENTRE RIOS de fecha 8 de diciembre de 1971 SE LE HONRO CON SU NOMBRE “SILVIO VICTORIO TOMMASI A LA PLAZA PUBLICA DE LA ESTACION FAUSTINO M. PARERA.

En el año 2008 al cumplirse el centenario de su nacimiento se emplazó en dicha plaza un busto en su memoria con la presencia de familiares, amigos, autoridades y compañeros del gremialismo agrario y cooperativo.

En ese emotivo acto varios oradores expresaron su homenaje entre ellos su amigo NELSON CHARADIA que expreso:

Actuó siempre con humildad que caracterizo su persona con claridad de ideas, conceptos y honestidad de procederes en su gestión o en sus encendidos discursos tanto en buenos aires, como en rosario o en donde tuviera que hacer oír su voz en pro de la causa agraria”.

También hizo alusión a su desprendimiento personal expresando que: después de su lamentable fallecimiento su esposa e hijos debieron irse a vivir con Don Agustín y Doña Rosa padres de su esposa Adela, debido a que no tenían vivienda propia prueba del desprendimiento de Victorio.

Luego José (Toto) Fracarolli, ex empleado y exgerente de la cooperativa expreso:

Debo sentirme muy agradecido para con dios por haberlo puesto en mi camino fue por varios años mi superior pero nunca hizo alarde de esa situación muestra cabal de la humildad que lo caracterizaba. Me prestigio con su amistad, fue mi maestro y consejero. Me pedía convocara siempre en los días de lluvia a los directivos como no podían trabajar en sus explotaciones vengan para celebrar reuniones sea a caballo en sulky o en carro. Recuerdo que me decía de ellos no buscan el interés personal sino el bien de los demás y esto me compromete a mi más con mi función gerencial. Para finalizar diciendo. En este lugar dejamos enclavado el busto de quien en vida se llamó Silvio Victorio Tommasi, lugar reservado para aquellos hombres que hicieron historia”.

Tuvieron emotivas y cálidas expresiones de elogios a su personalidad y procederes su prima ELENA TOMMASI DE CLARET, compañera de infancia y de escuela que con sus actuales 99 años hoy es la única sobreviviente de esa gran familia de los TOMMASI de Colonia Italiana.

También LUIS MARIA CHARADIA, compañero de rutas y ex Presidente de la Cooperativa y el dirigente de la Federación Agraria Argentina ALFREDO DE ANGELIS destacaron la personalidad del homenajeado.

Silvio Victorio Tommasi aquel humilde chacarero idealista, autodidacta, convertido en líder del gremialismo agrario y cooperativo, dejo un legado de valores y procederes proyectados en su familia, en la memoria de quienes lo conocieron, en sus realizaciones y obras que permanecen hoy vivas y crecientes, gracias a su espíritu, a su visión, a su esfuerzo y al de sus continuadores.

Fuente: Lic. Eduardo H. Fontenla

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Se efectuó un Encuentro cooperativista internacional con presencias destacadas

«Profundizar la identidad cooperativa también implica profundizar el conocimiento del acto cooperativo y llevarlo a que alcance la plenitud...

Noticias relacionadas