domingo 20 | septiembre 2020
14.3 C
Buenos Aires

Remade, una experiencia compartida para la salud mental

Recomendadas

El segundo sexo

En virtud de la publicación binacional de un libro sobre Mujeres en América Latina, Celia López, Historiadora...

Melina Gobbi: Trabajar para que las cooperativas se integren al sector productivo provincial

Economía Solidaria entrevistó a Melina Gobbi, titular de la Dirección Provincial de Acción Cooperativa, dependiente del...

Entrevista a Juan Carlos Vacarezza sobre el acuerdo de deuda externa

Entrevista al Dr. Juan Carlos Vacarezza sobre el reciente acuerdo del Gobierno Nacional con los acreedores...
Economía Solidaria
Economía Solidaria es un medio de prensa especializado en el sector cooperativo y mutual argentino que intenta reunir las noticias más relevantes del campo asociativo, en beneficio de su fortalecimiento, integración y visibilidad.

Remade es producto de la fusión de dos emprendimientos que tuvieron origen en el año 2010: Revista Mente Libre y Made in Libremente. Los mismos se originaron en el Centro Comunitario Libremente, como respuesta a las necesidades laborales de algunas usuarias del PREA (Programa de Rehabilitación y Externación Asistida) y alumnos de dicho centro.

A través de ADESAM (Asociación por los Derechos en Salud Mental), se incorporaron al Proyecto Dignidad, de la ONG CISP (Comitato Internazionale per lo Sviluppo dei Popoli). Este proyecto tuvo como objetivo el fortalecimiento de emprendimientos productivos que lleven adelante acciones y se encuentren dentro del marco que propone la convención de personas con discapacidad.

Es así que nos abastecieron de maquinarias, insumos y capacitación a lo largo de un año.

Todo esto, recordemos, se dio en el marco del centro comunitario libremente, el cual es un espacio donde funciona el programa PREA. En este centro se llevan a cabo actividades culturales, de formación y laborales que proponen la generación de lazos comunitarios.

Con el correr de los meses el proyecto Dignidad llegó a su fin, sin haber logrado la autonomía necesaria para conformarnos como cooperativa, ni alcanzar redituabilidad equivalente a un sueldo básico, aunque si ya había generado expectativa y entusiasmo en las personas que conformaron el espacio, el mismo atravesó varios cambios, de trabajadores y trabajadoras, también en cuanto a productos y articulaciones con diferentes emprendimientos.

Dado que ambos emprendimientos compartían insumos y espacio de trabajo, sus integrantes decidieron fusionarse para fortalecerse y potenciarse.

Desde el año 2016 nos llamamos Remade y forman parte del mismo seis mujeres: Agustina, Karen, Rosy, Marcela, Ingrid y Patricia. Cada una ha podido desarrollar un rol, que nos define y nos da responsabilidades específicas, pero no nos limita en la participación de otras áreas. La organización del mismo es horizontal, y las decisiones se toman en equipo.

Participamos de varios espacios colectivos de la UNQ y UNLA. En una de esas vinculaciones con la Universidad Nacional de Quilmes en el 2017, nos convocan a participar de la flamante Red de Cooperativas Sociales. La misma nos posibilitó darnos a conocer y tomar contacto con distintos actores de la economía social solidaria y popular, que vienen trabajando en todo el país y también en países limítrofes. Esta noción nos nuclea y encuentra, sumando identidades cooperativas y experiencias diversas, al bagaje que venimos transitando.

Asimismo, en la coyuntura actual y sumado a la recesión económica que estamos arrastrando y sosteniendo desde varios sectores del país, al interior de Remade este aislamiento social, preventivo y obligatorio a raíz del Covid 19, nos obliga a dejar de producir, ya que el centro comunitario realiza las actividades de asistencia y acompañamiento, a las mujeres externadas bajo el mencionado programa, siendo está su actividad prioritaria, más aún en esta situación de emergencia sanitaria.

En relación con nuestros proyectos actuales, tenemos la idea de volver a reunirnos en grupos reducidos, a fin de producir, además volvimos a retomar conversaciones con un espacio, con el que posiblemente incorporemos una nueva línea de productos con otras fusiones de materiales. También la comercialización en las redes sociales se nos presenta como una oportunidad, para la cual nos encontramos formándonos, en cuanto sus modos de comunicación.

Fuente: Ingrid Casarella Bourlot 

1 comentario

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Córdoba: una cooperativa ofrece talleres culturales

El cineclub de la Cooperativa Eléctrica y de Obras y Servicios Públicos de Monte Buey Limitada ofrece...

Equidad de género: CAM impulsa un relevamiento al interior del sector

A partir de la comprensión del Cuidado como un derecho y atendiendo al valor social y económico que esta tarea reviste, es...

El cambio climático: un hecho para reflexionar sobre los actuales sistemas alimentarios

Las llamadas contribuciones determinadas a nivel nacional, (NDC), por sus siglas en inglés, no son más que el conjunto de acciones y...

La crisis más difícil de superar

Siempre hemos sostenido –y los hechos lo comprueban en la generalidad de los casos- que las crisis refuerzan a las entidades intermedias....

Comisiones técnicas del INAES

A través de varias resoluciones, el INAES constituyó una diversidad de comisiones técnicas, las cuales detallamos a continuación:

Noticias relacionadas