viernes 19 | julio 2024
12.2 C
Buenos Aires

Nuevo año de esperanzas

Recomendadas

Jorge Pedro Núñez
Jorge Pedro Núñez
Licenciado en Cooperativismo y Mutualismo (UNSE). Presidente del CGCyM (2018-2020). Conferencista, docente, investigador especialista en formulación de proyectos.

En el mutualismo disponemos de una cualidad muy importante, y es que somos optimistas. Es posible que nos anime ese motor del que nos hablaba el querido e inefable Mario Cafiero: las mutuales -como las cooperativas- tienen un poderoso motor, que es el de la confianza, la seguridad de sus asociados de que no se verán defraudados, y que si hay momentos difíciles, se comparten, en el ámbito del principio democrático que anima la vida de las entidades.

Se presume que será un año difícil, porque se anticipa desde el mismo gobierno que asumió el pasado 10 de diciembre, pero aseguramos, también, la tenencia de otro activo, que se pondrá a prueba en adelante, y es el de la resiliencia.

Este término se aplicó inicialmente a la capacidad de un material, mecanismo o sistema para recuperar su estado inicial cuando ha cesado la perturbación a la que había estado sometido, y rápidamente se incorporó como concepto de las situaciones adversas que pudieran atravesar personas o grupos, desarrollando capacidades para afrontarlas y superarlas.

El hecho singular es que esa cualidad está latente, surge cuando se produce una situación de crisis; el punto es, entonces, que no sabemos de antemano si contamos con esa capacidad, hasta que la necesitamos; y la pregunta que nos surge es: ¿cómo saberlo?

En primer lugar está la importancia del diagnóstico, al cual se arribará luego de aplicar análisis rigurosos y objetivos sobre la realidad circundante.

En segundo lugar sobreviene la evaluación de los impactos que se recibirían en caso de que se produzcan acciones que afectarían negativamente.

En tercer lugar la realización de un reconocimiento de los instrumentos de que se disponen, para superar o paliar las consecuencias de tales impactos.

Y en cuarto lugar, en la medida que el diagnóstico se verifique con acierto en su mayor parte, se procuraría el sostenimiento de un equilibrio que permita la continuidad de los proyectos. Y, fundamentalmente, hay que considerar que con los mismos métodos no es posible obtener resultados diferentes. Para esto hay que desplegar imaginación, audacia (no temer al riesgo) y firmeza.

Junto con estas reflexiones, va nuestro deseo de prosperidad y bonanza para nuestras queridas mutuales para 2024.

¡Salud!

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

San Luis: expropian el edificio de la ex fábrica Circus de Concarán

El gobernador Claudio Poggi firmó el decreto de expropiación del edificio donde actualmente funciona la cooperativa textil ‘Compañeros Unidos...

Noticias relacionadas