Microcréditos para la Economía Social y Solidaria

Lic. Jorge Pedro Núñez

El sistema financiero argentino se caracteriza fundamentalmente por alentar la especulación financiera, alejándose del rol dinamizador de la economía a través de tasas de interés que acompañen un sistema productivo en desarrollo; esta situación, que afecta en mayor medida a pequeñas y medianas empresas, es en particular grave en los microemprendimientos, que no tienen fácil acceso a los créditos bancarios, y por lo cual son sometidos por prestamistas informales que imponen condiciones extremas, no solo en las tasas de interés, sino también en las modalidades de cobro, que resultan brutales.

Por tales consideraciones, el Diputado Nacional Daniel Arroyo promueve la sanción de la ley de creación del Plan Estratégico de Microcrédito Social para el Trabajo y la Producción, con el propósito de contribuir a la protección y el fortalecimiento de trabajadores y trabajadoras de la economía social. Se establece, además, la constitución de un Fondo Nacional del Microcrédito, por la suma de $ 12.500.000.000, al tiempo que se fomenta la creación de Fondos Provinciales y Municipales con el mismo fin.

De acuerdo con esta ley, el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación implementaría un Plan Estratégico Nacional de Microcrédito Social para el Trabajo y la Producción, destinado a la protección y al fortalecimiento de los trabajadores y trabajadoras de la economía social, para:

  • Masificar el microcrédito social con tasas de interés subsidiadas.
  • Promover y diseñar políticas públicas de asistencia financiera, legal y profesional, y de educación financiera y de prevención, para proteger los intereses de trabajadores y trabajadoras de oferta de créditos con intereses, cláusulas y costos abusivos.
  • Promover la formalización de los trabajadores y trabajadoras de la economía social y de sus emprendimientos.
  • Diseñar y organizar una Red Federal de Tutores de Microcréditos Sociales.
  • Facilitar el acceso al monotributo social e inscripción como efectores en el Registro Nacional de Efectores de Desarrollo Local y Economía Social (REDLES).
  • Fomentar la generación de polos, parques locales y regionales y otras iniciativas tendientes a facilitar y fortalecer los servicios brindados, y la producción, distribución y comercialización de los productos.
  • Organizar un registro de trabajadores y trabajadoras de la economía social que perciban microcréditos sociales con intereses subsidiados y financiados con fondos públicos.
  • Fortalecer la economía social como parte de un crecimiento sostenido, inclusivo y sostenible de todos los sectores de la economía nacional.

Las modalidades operativas estarían determinadas por la comisión Nacional de Coordinación del Programa de Promoción del Microcrédito para el Desarrollo de la Economía Social y por el Consejo Asesor, entes que fueron creados por Ley 26.117.

Esta ley, promulgada el 17 de julio de 2006, es ampliada por la iniciativa del legislador al crear el Plan Estratégico y estipular un sustancial incremento en el Fondo que se menciona más arriba.

No solo se trata de enfrentar las ofertas crediticias abusivas, que son un flagelo para los sectores de menores recursos, sino también la de activar políticas públicas efectivas para la masificación del microcrédito; prueba de ello es el registro del Poder Ejecutivo Nacional en 2017, que consigna que se entregaron solamente 21.402 microcréditos sociales en todo el país. Con este Plan Estratégico se aspira a entregar 500.000 microcréditos sociales de un promedio de $ 25.000, con una tasa de interés subsidiada de hasta el 5% anual. Y, cabe acotar, el Fondo se actualizaría en cada ejercicio presupuestario, aumentando como mínimo su monto de acuerdo a la variación interanual del Índice de Precios al Consumidor determinado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

Esta propuesta es esencial para la reactivación de la economía popular, aunque su materialización depende de los cambios macroeconómicos imprescindibles que propicien una reactivación armónica de toda la economía. Las organizaciones de la ESS, fundamentalmente mutuales y cooperativas, tienen un rol para cumplir en este proceso, tal como quedó demostrado en la presencia de algunos representantes en la reunión mantenida en el Anexo A de la Cámara de Diputados de la Nación el 21 de octubre pasado, convocada por la Lic. Patricia Fernández, del equipo de asesores de Daniel Arroyo, bajo el título 2° Jornada Herramientas de Financiamiento para la Economía Social “Acciones y Actores para masificar el acceso al Microcrédito Social”.

 

Ver nota Microcreditos Mutuales – entrevista al sr. César Malato (presidente de FEDESAM y directivo de CAM)

Sin comentarios

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui