jueves 13 | mayo 2021
18.9 C
Buenos Aires

Los maestros de medicina, precursores de la medicina personalizada

Recomendadas

Se viene un nuevo Seminario a través de la plataforma educativa Milorillas

Inscripción: https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSek_ObAA81hUhnaVeROoK4GAikP6X7Gbx9LApD3r3SOm274_w/viewform

Salta: la primera cooperativa apícola de Metán recibió su matrícula

MEPAO, el nombre de la cooperativa, tiene su procedencia en dos voces nativas, “mep” que en la voz lule...

Roig se reunió con el intendente de Gualeguaychú

En su último viaje a Buenos Aires para avanzar con gestiones en diferentes organismos nacionales, el intendente Martín Piaggio...
Dr. Mario F. Bruno
Presidente del Comité de Cuidados Paliativo de AMA (Asociación Médica Argentina) Presidente del Comité AntiTabaco de AMA Vicepresidente de UATA (Unión Antitabáquica Argentina) Director de los cursos anuales de 1) Periodismo Médico 2) Cancerología, 3) Cuidados Paliativos (AMA) Miembro Emérito de ASCO (American Society Clinical Oncology) Miembro Titular de ESMO (European Society Clinical Oncology) Director Médico de Medicron S.A. (Centro Oncológico)

Los grandes maestros de la medicina, como los Drs. César Gotta, Egidio Mazei y Alfredo Lanari, por sólo citar a algunos de los grandes clínicos que marcaron una época, con una visión muy clara, dada por la experiencia de los años, y la capacidad inconmensurable de obtener conclusiones válidas, de la observación y los datos que le proporcionaban sólo sus sentidos, el tacto a través de la palpación, la visión y la audición con los que suplían la falta de la moderna aparatología diagnóstica, nos enseñaban permanentemente que “no hay enfermedades sino enfermos”, queriendo significar con esta expresión, que en cada persona, una misma enfermedad puede tener diferentes evoluciones y distintos tratamientos, dependiendo de la virulencia de la afección, del estado general del paciente y de la capacidad de respuesta de cada organismo.

Este muy conocido aforismo “no hay enfermedades sino enfermos”, surgió hace más de 130 años, producto de las reflexiones del eminente científico francés Claude Bernard, probablemente el mejor fisiólogo de la historia, que contribuyó de manera decisiva al desarrollo de conceptos trascendentales en medicina.
Esta precursora reflexión, obtenida de la observación clínica, ha sido certificada hoy desde la biología molecular a través de la llamada medicina personalizada.

Tradicionalmente, todos los pacientes diagnosticados con una enfermedad recibían el mismo medicamento. Estos productos de “una talla para todos” funcionaron en algunos pacientes, sin embargo, fueron ineficaces para otros.

Cada persona es única, y lo mismo ocurre con su patología.

Los últimos avances en el tratamiento de un creciente número de enfermedades, apuntan a una medicina hecha a medida, basada en el estudio al detalle del paciente y su enfermedad, y orientada a conseguir medicamentos con un foco muy definido y con los menores efectos secundarios posibles.
Además, dentro del nuevo panorama que dibujan estos avances, también será posible adelantar los diagnósticos e incluso predecir la aparición de la enfermedad.

La medicina personalizada consiste en enfocar la práctica médica hacia las características concretas de un paciente para establecer su tratamiento. Se trata de un paradigma médico encaminado a un mejor abordaje de afecciones de alta prevalencia como el cáncer y el alzheimer, así como la diabetes, la artritis reumatoide, el VIH, el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Los tratamientos específicos se basan en la presencia de defectos genéticos específicos o “biomarcadores” en los tejidos enfermos.
Estas pruebas también permiten además de la elección de la terapéutica, determinar la dosis adecuada y la duración del tratamiento. Este tipo de medicina se conoce también como la medicina de las 4 P:

Predictiva porque aspira a adelantarse a la aparición de las enfermedades. Persigue la máxima de averiguar quiénes tienen más riesgo de padecer determinadas patologías, y qué pacientes son candidatos a recibir asesoramiento médico a medida, en relación a los cambios que deben realizar en su estilo de vida.

Preventiva porque una vez que se ha identificado a estas personas, permite actuar antes de que se produzcan las primeras manifestaciones, de modo que se pueda retrasar la evolución de la patología.

Personalizada, dos nuevos factores: el genético y el molecular.

Participativo. El desarrollo de esta medicina necesita la participación de todos: compañías biomédicas, instituciones académicas; profesionales de la salud, organismos reguladores y del propio paciente.

Aunque la medicina personalizada ya se está aplicando en numerosas patologías, existen dos, en las que los avances son muy importantes, el Alzheimer y el cáncer.

En el caso del Alzheimer, existen biomarcadores presentes en el cerebro, que permiten detectar si un individuo, sin síntomas, se encuentra en la primera fase de esta afección y por consiguiente retrasar el desarrollo de la misma.

En relación al cáncer, hoy existen tratamientos eficaces para las neoplasias de mama, pulmón, colon, piel, y algunos linfomas, entre otros. A título de ejemplo, hoy sabemos que el cáncer de mama no es una, sino muchas enfermedades diferentes. Aquellos casos que presentan una alteración molecular con producción excesiva de la proteína HER2, presentan una forma agresiva de tumores de seno, que ahora puede ser bloqueada, con fármacos que controlan el HER2. Es de esperar que un en corto lapso, todas las patologías puedan recibir tratamiento con el concepto de medicina personalizada.

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Colombia: se viene un nuevo encuentro de finanzas cooperativas

Fecha: 27 de mayo Encuentro de AC2021 Ecosistemas Financieros Cooperativos Regístrate aquí https://web.cvent.com/event/1fbad19d-4f62-4d8a-ad16-8b8e8e6218b8/registrationDeclinePage:b6bdb83a-c743-45d2-9198-759f646b5145

Noticias relacionadas