miércoles 21 | abril 2021
19.1 C
Buenos Aires

Los cambios socioeconómicos y el futuro de las mutuales

Recomendadas

Santa Fe: dictan fallo judicial clave para la Cooperativa del Puerto General San Martín

La Sala A de la Cámara Federal de Rosario tomó una decisión trascendental para el destino de la Cooperativa...

INAES trabajará en conjunto con las cooperativas de Tandil

El articulador del Centro de Referencia Tandil (CDR), Nicolás Carrillo, se reunió en Buenos Aires con el presidente del...

Información de trámites y horarios del INAES

Algunos de los trámites que pueden realizarse son: -Constitución de entidades -Documentación Ordinaria -Testimonios -Asistencia financiera -También se certifican...
Mundo Mutual
Mundo Mutual es un periódico mensual de alcance nacional sobre los acontecimientos más relevantes del sector mutualista argentino.

Por José Rodríguez – Ilustración: Matías Roffé

Las mutuales argentinas se fueron organizando en los grupos de personas que tenían contactos estrechos entre sí, como inmigrantes de una misma región de procedencia (Galicia, Piamonte), o de un mismo lugar de trabajo (ferrocarriles, bancos, ministerios) y también por aquellos que tenían una misma afición (música, baile, teatro) o que vivían en un mismo barrio de las grandes ciudades o pueblos del interior. En todos los casos, previo a la constitución de esas entidades, había una cohesión social suficientemente fuerte como para consolidar la organización de una entidad que tiene como particularidad la adhesión libre y voluntaria, es decir, poder entrar y salir de ella sin mayores dificultades.

La aparición del estado como protagonista en las prestaciones asistenciales, la movilidad laboral, la migración interna y la participación de empresas de capital que ofrecen servicios de salud, concurrieron para que las mutuales perdieran gran parte de la fuerte influencia que ejercían en la sociedad como refugio seguro y como solución de determinados problemas futuros y necesidades inminentes.

En la actualidad, las mutuales más sólidas son las que tienen como asociados a grupos estables de trabajadores de instituciones públicas o grandes empresas privadas con numeroso personal, ya que la renovación de sus respectivos plantillas laborales se mantiene y acrecientan a través del tiempo. Al lado de éstas, se encuentran otras que, como las mutuales de salud, turismo y seguros, se fortalecen por estar abiertas a toda la población y por la calidad de su gestión empresarial.

Un nuevo fenómeno socioeconómico se está produciendo en todo el mundo y es el del trabajador precario, aquel que no pertenece a ninguna empresa y que tiene una gran presencia en nuestro país. Ellos son los llamados monotributistas, autónomos o cuentapropistas, modalidad laboral con poca o nula cohesión social entre ellos.

Tal situación constituye un verdadero desafío para los directivos mutualistas a la hora de retener a sus asociados. En consecuencia, no es ya suficiente atributo ser persona decente y comprometida con la entidad, sino que se le tendrá que pedir que posea conocimientos específicos en cada área de la gestión y servicios a los asociados. Lo mismo vale para los integrantes del órgano de fiscalización debido a lo complejo que resulta hoy cumplir con todas las exigencias contables, impositivas, previsionales y de lavado de dinero. Es la forma de ser transparente para propios y extraños, lo que no resulta poca cosa.

Las mutuales también tienen que contar con directores y gerentes talentosos e innovadores, y ello lleva a pensar de qué manera se los retiene en la organización. Eso puede producir una gran conmoción entre los directivos que se aferran a las prácticas rutinarias que dieron buenos resultados en tiempos pasados y que aún siguen dando algún rédito, pero siempre hay que estar muy atento a lo que puede venir de la mano de cambios que ocurran fuera del propio ámbito. Por eso es interesante recurrir a consultores especializados que expliquen cómo está desenvolviéndose el área de servicios específicos entre los competidores y cuáles podrían ser los caminos a seguir.

No vendría mal hacer un análisis FODA una vez al año para determinar dónde se está parado, cuáles son las fortalezas de la entidad, qué oportunidades puede aprovechar y cuáles son sus debilidades y los peligros que se deberán afrontar, entre ellos las regulaciones que impone el Estado a todo tipo de prestación.

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Covid 19, confinamiento y salud de los niños

La cesación de las clases presenciales, originada por la pandemia del Covid-19, y una readaptación a la forma virtual, implicó...

Noticias relacionadas