viernes 18 | septiembre 2020
20 C
Buenos Aires

Latinoamérica en la tela del juicio

Recomendadas

El segundo sexo

En virtud de la publicación binacional de un libro sobre Mujeres en América Latina, Celia López, Historiadora...

Melina Gobbi: Trabajar para que las cooperativas se integren al sector productivo provincial

Economía Solidaria entrevistó a Melina Gobbi, titular de la Dirección Provincial de Acción Cooperativa, dependiente del...

Entrevista a Juan Carlos Vacarezza sobre el acuerdo de deuda externa

Entrevista al Dr. Juan Carlos Vacarezza sobre el reciente acuerdo del Gobierno Nacional con los acreedores...
Maely Cruz Hernández
Licenciada en Ciencias Alimenticias por la Universidad de La Habana, Cuba, 1997, ocupó la Subdirección General y Subdirección Comercial de la Empresa Nacional de Frigoríficos de Cuba, entre 2009 y 2013 y como especialista de calidad y jefa de departamento comercial en la Empresa Nacional de Frigoríficos de Cuba, entre 1998 y 2009. Actualmente vive y se desempeña profesionalmente en Buenos Aires.

Las autoridades chinas alertaron sobre la presencia de coronavirus en lotes de alitas de pollo congeladas procedentes de la empresa Aurora, de Brasil, lo cual hizo asaltar la duda de poder contagiarnos, o no, a través de los alimentos, según se supo el pasado 13 de agosto.

Ante lo ocurrido, la Organización Mundial de la Salud (OMS), inspeccionó 100.000 paquetes, de los cuales menos de 10 resultaron ser positivos, dato aportado por la María Van Kerkhove, quien se desempeña como epidemióloga líder de la citada organización. El día anterior al mencionado, también en China, se realizó una inspección de rutina en un restaurante de la ciudad de Wuhu y se detectó presencia del virus en el empaquetado exterior de camarones blancos procedentes de Ecuador, y además también se dio el caso en embalajes del mismo marisco perteneciente a tres empresas ecuatorianas.

Posteriormente, el 19 de agosto, la Comisión Nacional de Salud de China, advierte que el contacto con elementos de manipulación de alimentos (cuchillos, tablas, guantes, embalajes, maquinarias de embalaje, etc.) puede ocasionar la infección en las personas y propagarse nuevamente la COVID-19, esta vez ligado a la cadena de alimentación.

Consecuentemente, la medida que se ha tomado en algunas ciudades del país asiático es detener las importaciones de carnes y mariscos procedentes del extranjero, así como testear a sus poblaciones por el posible contagio en los supermercados, centros donde ocurre la venta minorista de la mercadería que se cuestiona.

¿A qué nos convida esta noticia?

Si la Argentina forma parte de los países latinoamericanos afectados por la pandemia COVID-19, no puede ni debe estar ajena a los hechos que día a día suceden en el resto del mundo ya que también formamos parte del comercio internacional.

Constituye una alerta a todas las entidades de la economía solidaria, que forman parte de la cadena logística alimentaria (para el comercio mayorista nacional y/o internacional y el interno minorista), ya que deben tener implementados sus protocolos de actuación para los trabajadores del sector agroalimentario, acorde a las directrices orientadas por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). No olvidemos que algunos estudios han demostrado que las condiciones de humedad y baja temperatura propician el desarrollo de este virus SARS CoV 2 así como que tampoco son los alimentos los portadores del virus, sino sus envases.

Incluso, es preciso prestar especial atención a los productos que son importados de estos países, así como evaluar la posibilidad de exigir a los proveedores un CERTIFICADO NO COVID, los datos trazables origen/destino, forman parte del cuidado y la reputación empresarial y nacional.

Lo cierto es que, aunque la OMS advierta a través de Michael Ryan, director de emergencias sanitarias de la OMS que “…no hay ninguna prueba de que los alimentos o las cadenas alimentarias participen en la transmisión del virus, no se deben exagerar este tipo de informaciones…”, y que Argentina no es uno de los países acusados por el gigante asiático,  desde mi punto de vista considero que sí debemos tomar en cuenta que Latinoamérica se encuentra en tela de juicio y la economía nacional puede estar aún más golpeada, por  tanto hoy más que nunca son valores indispensables la responsabilidad y la instrucción de cada trabajador que forma parte  del sector agroalimentario de las entidades del ámbito social y solidario.

Más información puede hallarla en:
https://news.un.org/
https://www.republica.com/2020/08/19
http://www.msal.gob.ar/images/stories/ryc/graficos/0000001472cnt-covid19-recomendaciones-manipulacion-higienica-alimentos.pdf

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Comisiones técnicas del INAES

A través de varias resoluciones, el INAES constituyó una diversidad de comisiones técnicas, las cuales detallamos a...

Misiones: buscan fortalecer al sector yerbatero

REUNIÓN ENTRE INYM Y ACCIÓN COOPERATIVA Los representantes de la Producción en el Instituto, Nelson Dalcolmo, Jonas Petterson y...

Se viene un Webinario latinoamericano para la ESS

Segundo Webinario del Comité PROCOAS: "Las fisuras del modelo hegemónico de la educación superior para el desarrollo del campo de la ESS"

Una cooperativa de San Pedro se convirtió en modelo nacional de producción de dulces

Recuperada por sus propios trabajadores y trabajadoras, la Cooperativa de Trabajo Alimentaria San Pedro Limitada, logró expandirse a todo el territorio nacional,...

El Concejo Deliberante aprobó la creación de la mesa de Fomento del Asociativismo y La Economía Social

La propuesta es conformar una articulación desde Ituzaingó con INAES,  “con el fin de cooperar, solidarizarse,  con las cooperativas Mutuales, Sindicatos, Clubes,...

Noticias relacionadas