jueves 4 | marzo 2021
27.5 C
Buenos Aires

Las entidades sanitarias ante la pandemia

Recomendadas

CONAM donó barbijos en el norte del país

La Confederación Nacional de Mutualidades de la República Argentina (CONAM) entregó 800 barbijos a la localidad de Paso de...

Córdoba: prospera el plan cooperativo de obras en Ucacha

La Cooperativa Eléctrica y de Servicios Públicos de Ucacha (Cespu) tiene una extensa experiencia en servicios de vivienda con proyectos bajo...

Santa Fe: se llevó adelante un meeting de mujeres de la economía social

Fue la primera edición del evento y se proyectaron iniciativas de intercambio y trabajo articulado Desde la Dirección de Cooperativas...
Mundo Mutual
Mundo Mutual es un periódico mensual de alcance nacional sobre los acontecimientos más relevantes del sector mutualista argentino.

A propósito de la situación actual de la pandémica del Coronavirus, Juan Pivetta, presidente de la Federación Argentina de Mutuales de Salud (FAMSA), da un pantallazo sobre el funcionamiento de algunos centros médicos y cuenta las fortalezas y debilidades que tienen los mismos ante casos de emergencia.

Por Alejandro Galay

Una de las preguntas que se hace todo asociado a una entidad es con qué tipo de servicio cuenta su Centro Médico, Hospital o lugar de internación si él se contagiara el virus. La capacidad de atención y recursos de las instituciones sanitarias es, además, uno de los temas principales que se discuten hoy en la Argentina en todos los órdenes de la medicina, tanto pública como privada, a escala nacional, provincial y local. Es importante, pues, adquirir algún conocimiento cierto acerca del funcionamiento de una parte del sector de sanidad, en este caso en la voz de uno de los máximos dirigentes del sector competente.

MM: ¿Qué rol está cumpliendo FAMSA en medio de la crisis sanitaria?

Juan Pivetta: Estamos en permanente contacto con las mutuales que tienen hospitales, y que son centros de alta complejidad en prestación médica. En ese marco, podemos identificar a los hospitales Español e Italiano de La Plata, y al Español de Mendoza y Comodoro Rivadavia, que son los más importantes y de mayor dimensión dentro de nuestra Federación. En ese sentido, mantenemos un contacto permanente con las autoridades gerenciales, administrativas y médicas para ver las necesidades y evaluar la preparación que tenían ante esta crisis del coronavirus, en especial lo relacionado a insumos, recursos humanos, situación financiera, capacidad instalada, número de camas de terapia intensiva, cantidad de infectados que necesitan internación, todas cosas que son determinantes a la hora de poder enfrentar esta pandemia. Asimismo, estamos a disposición para hacer las gestiones que podamos hacer en el orden nacional. También estamos en contacto con algunos otros centros mutuales, como los de Villa María y San Francisco Córdoba, o el Centro Médico de la Mutual del Banco de la Provincia de Buenos Aires. Estamos a su vez haciendo un seguimiento de la situación de los casos positivos y de fallecimientos, como es el primer caso en el Hospital Español de Mendoza. Además estamos en diálogo con las entidades financiadoras que administran recursos de asociados. Nuestra disposición es total.

MM: ¿Cómo ve la situación de las mutuales de salud y su capacidad operativa en medio de esta pandemia?

JP: En los centros médicos citados podemos decir que tenemos una capacidad operativa importante en cuanto al número de camas, con aproximadamente 976 diseminadas entre pcia de Bs As, Chubut, Mendoza, Córdoba y CABA con un total de 9 Centros de atención entre los que se encuentran estos cuatro Hospitales. También hay un número relevante de médicos profesionales, enfermeros, auxiliares, personal administrativo, de mantenimiento, higiene y ordenanzas. La situación actual es compleja porque estamos enfrentando algo que aún no podemos dimensionar del todo en cuanto al impacto que va a tener. Algunos de estos centros de atención venían ya de antes con una realidad financiera muy delicada, producto de una crisis del sistema de salud con los costos de los insumos importados y los laborales. Por ende, ya empezamos en esta crisis con carencia de recursos. Además, como consecuencia de la cuarentena obligatoria y la población vulnerable, se ha tenido que enviar al domicilio a los que están en circunstancias de riesgo ya sea por su edad o por padecer alguna patología; eso hace que haya una disminución importante de profesionales, lo que eleva el costo laboral, ya que hay que aumentar las horas extra y contratar más gente. La voluntad de trabajo y el compromiso de las organizaciones nos ayudan a suplir otras carencias.

Agradecemos la colaboración de Luisina Giangrossi (Prensa FAMSA) en la presente nota.

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Se viene el “Primer Encuentro Latinoamericano de Profesionales y Expertas/os de la Economía Social y Solidaria”

Primer Encuentro Latinoamericano de Expertas/os y Profesionales de la Economía Social y Solidaria Miércoles 10 de marzo / 19 hs....

Noticias relacionadas