domingo 20 | septiembre 2020
11.8 C
Buenos Aires

La decisión de hoy que marcará los próximos diez años del mutualismo

Recomendadas

El segundo sexo

En virtud de la publicación binacional de un libro sobre Mujeres en América Latina, Celia López, Historiadora...

Melina Gobbi: Trabajar para que las cooperativas se integren al sector productivo provincial

Economía Solidaria entrevistó a Melina Gobbi, titular de la Dirección Provincial de Acción Cooperativa, dependiente del...

Entrevista a Juan Carlos Vacarezza sobre el acuerdo de deuda externa

Entrevista al Dr. Juan Carlos Vacarezza sobre el reciente acuerdo del Gobierno Nacional con los acreedores...
Maximiliano A. Isa Pavía
MBA (University of Virginia), Magíster en Finanzas (Universidad Nacional de Rosario) y Contador Público (Universidad Austral). Trabajo en la digitalización de entidades financieras, mutuales y cooperativas tanto en Argentina como en Uruguay. Socio fundador en www.TuCuota.online

En su famosa y muy popular teoría de las especies, Darwin propuso que la evolución es la selección natural, en la que los rasgos heredables que le ayudan a un organismo a sobrevivir y reproducirse, se vuelven más comunes en una población a lo largo del tiempo. Pensemos por un momento que el mutualismo fuese una especie que compite con un gran número de otras especies por atender al grupo de personas que justifica su existencia (especialmente en lo que respecta a ayudas económicas): empresas financieras, mutuales, cooperativas, fintechs, tarjetas de crédito, y algunos bancos, entre otras.

Claramente hay una “especie” adaptada totalmente a la situación actual: las fintechs. A diferencia del mutualismo, el elemento clave (o rasgo heredable en el lenguaje de Darwin) que llevó a esta “especie” a ser líder en esta nueva época, ha sido el uso intensivo del conocimiento, que se tradujo en una operación totalmente digital. El mutualismo, si bien no tiene como objetivo el lucro, como todo sector busca (o debería buscar) ser sustentable, para asegurar su existencia. La situación de emergencia de hoy día, ha puesto en duda la sustentabilidad del mutualismo que, condenado por su atraso tecnológico (entre otros motivos), sucumbe ante otras “especies” que llegan mucho más ágilmente a las personas que necesitan de la ayuda del sector (especialmente en lo que refiere a ayudas económicas), incluso con soluciones mucho menos convenientes para el solicitante. Esta situación de atraso, provoca que las mutuales estén desapareciendo del “radar” de búsqueda de ayuda de las personas, o al menos se vuelvan invisibles para una gran parte de ellas. En esta línea se expresa Nahum Mirad, flamante director del INAES, al asegurar que “[…] voy a orientar mis esfuerzos a la agenda “digital”. Hay un esfuerzo que hacer tanto en el organismo administrador como en las entidades administradas para incorporar normativas, procesos y herramientas para agilizar, democratizar y ampliar la actividad. Considero importante que las tecnologías abiertas y adecuadas en general y las digitales en particular, enmarcadas en los principios doctrinarios cooperativos y mutuales constituyen un factor central para la democratización integral de nuestra sociedad.”

Preocupa mucho que, aunque ya existen y están a disposición del sector mutual herramientas digitales básicas cuyo costo de adoptar es mucho menor al ahorro que significan en tiempo, dinero y otros recursos valiosos de las mutuales, el sector no se anima a evolucionar, a reaccionar para hacer el “click” de tomar la decisión o de al menos analizarlas, limitando su capacidad de llegar a los asociados y por lo tanto perjudicándolos. En esa dirección, Alejandro Russo, Director del INAES, al ser consultado cómo afecta la pandemia al sector, responde “[…] la afectación es tremenda. Las más grandes cuentan con muchos empleados, la cobranza se ha caído sensiblemente y la posibilidad de llegar a sus asociados sin medios tecnológicos flexibles se les hace muy difícil.”

Dada la situación de pandemia de hoy en día, esta resistencia a adaptarse pone en riesgo no sólo a todo el sector mutual, sino también a sus empleados y a las personas a las que supuestamente el mutualismo debería ayudar. Al obligar a las personas a trasladarse para tramitar, por ejemplo, una ayuda económica (cuando ya existen todos los medios disponibles para no hacerlo), se crea una situación de riesgo que está muy lejos de los valores del mutualismo.

Asimismo, no sólo se perjudica la salud del usuario mutual, sino que también se perjudica su economía, ya que pone a estas personas a merced de algunas empresas que cobran tasas usurarias por adquirir un préstamo online. Es decir, este perjuicio no sólo se limita al riesgo sanitario, sino también al costo en tiempo dedicado al trámite y en dinero para trasladarse a hacer el trámite.

Con la situación de urgencia de hoy, adoptar tecnología para digitalizar procesos no es una cuestión de eficiencia, sino de supervivencia. Como en toda situación de crisis, los valores deberían ser los que marcan el camino de las decisiones. Ojalá el mutualismo vuelva a sus valores fundamentales y retome la línea que le permita actuar en función de ellos y del beneficio del sector. Las personas que dependen de él se lo demandan, y más que nunca está en las manos de los líderes de cada mutual y de los organismos que conforman el sector tomar las decisiones y acciones necesarias para adaptarse y crecer o pasar desapercibidos en esta nueva época.

7 Comentarios

  1. Comparto lo dicho.
    Excelente y clara exposición!
    Habiendo tantas herramientas digitales en existencia desde hace años, y el sector mutual que sigue – e insiste muchas veces visto – en no aprovecharlas (ni en querer entenderlas), pudiendo optimizar literalmente todo el canal comercial, de riesgo, administración, etc.
    Es una pena actual, pero confiamos que la iniciativa de unos muy pocos, más el ánimo y la curiosidad de otros pocos también, sean el primer escalón a la transformación digital que hoy por hoy las mutuales necesitan, tanto por la situación actual de pandemia que se vive, y obviamente: Competitividad, Propuesta de Valor, Diferenciales, y algo muy importante, los cambios en el comportamiento del consumidor que necesitan de esta transformación.

  2. Buen día Walter, muchas gracias por tu comentario.
    Totalmente de acuerdo, comparto tu deseo de que el sector evolucione por el bien del mismo y de los usuarios y asociados. Cada uno desde su lugar puede aportar en esa dirección.
    Saludos!

  3. Excelente mirada y apuntalamiento. Trabajo en el sector mediante la implementación de plataformas digitales, que ahorran tiempo, costos, e impactan a gran escala en la comunidad . Me aumenta el entusiasmo esta agenda que implementaras Maximiliano. Saludos!! Alejandra Florez

  4. Muchas gracias Alejandra por tu comentario. Me alegra mucho que compartamos esta mirada sobre las ventajas que las plataformas digitales tienen para el sector. Ojalá nos animemos a dar este paso pronto.
    Saludos!

  5. Maximiliano quiero contactarme con usted para poner en practica en Bogotá D.C.-Colombia lo que usted expone en su articulo, represento a la Mutual D.A.R. y hemos pensado desde la fundación de la Mutual en un servicio de ahorro y crédito disruptivo (FinTech), muchas gracias.

    • Estimado Alfonso, un gusto conversar! Que bueno saber que en Colombia están trabajando y poniendo energía en mejorar el servicio mutual.
      Saludos!

  6. Comparto totalmente. Es un camino difícil pero una vez que se experimenten sus beneficios las mejoras tecnológicas para los servicios mutuales seran adoptadas por todos, sin dudas.

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Córdoba: una cooperativa ofrece talleres culturales

El cineclub de la Cooperativa Eléctrica y de Obras y Servicios Públicos de Monte Buey Limitada ofrece...

Equidad de género: CAM impulsa un relevamiento al interior del sector

A partir de la comprensión del Cuidado como un derecho y atendiendo al valor social y económico que esta tarea reviste, es...

El cambio climático: un hecho para reflexionar sobre los actuales sistemas alimentarios

Las llamadas contribuciones determinadas a nivel nacional, (NDC), por sus siglas en inglés, no son más que el conjunto de acciones y...

La crisis más difícil de superar

Siempre hemos sostenido –y los hechos lo comprueban en la generalidad de los casos- que las crisis refuerzan a las entidades intermedias....

Comisiones técnicas del INAES

A través de varias resoluciones, el INAES constituyó una diversidad de comisiones técnicas, las cuales detallamos a continuación:

Noticias relacionadas