lunes 19 | abril 2021
22.3 C
Buenos Aires

Guía de consejos para el hogar propuesto por AMIA

Recomendadas

España: avanza la ley de economía social en Canarias

La Ley de Economía Social marcha en su objetivo de dar estímulo al panorama sociolaboral de las islas tras...

Santa Fe: Castellanos y San Martín se unen para idear un futuro asociativo

En los dos departamentos santafesinos hay 18 localidades que están organizando desde sus Núcleos Promotores acciones que impulsen la...

Santa Fe: Sunchales fue declarada por la ACI como “Ciudad Desarrollada en Cooperativismo Escolar”

La ciudad de Sunchales ha recibido, el pasado viernes 5 de marzo, por parte de Cooperativas de las Américas,...
Economía Solidaria
Economía Solidaria es un medio de prensa especializado en el sector cooperativo y mutual argentino que reúne las noticias más relevantes del campo asociativo, en favor de su fortalecimiento, integración y visibilidad.

1

Establecer un tiempo para jugar: Dedicar 20 a 30 minutos diarios de manera regular contribuye a estimular capacidades por medio del juego-aprendizaje. Se aconseja usar materiales educativos, libros de cuentos y juguetes de acuerdo con la edad y el nivel de desarrollo de cada niño.

2

Sostener la actividad en el tiempo: Mantener rutinas inculca en los chicos un sentido del orden que es importante para adquirir hábitos saludables y poder ejercitarlos de manera constante. Esto les brinda un marco en el que se sienten seguros para explorar y adquirir nuevas destrezas y conocimientos.

3

Apreciar el momento: Todas las familias están atravesando situaciones complejas ante el fuerte impacto de la pandemia en distintos órdenes de la vida. Es importante que los padres sepan que el esfuerzo que están realizando para dedicar tiempo a sus hijos tiene un valor inmenso. Poder encontrar oportunidades en medio de la vorágine para desarrollar la imaginación de los chicos y estar en el momento presente es un gran logro que merece ser apreciado.

4

Estar atentos al lenguaje verbal y corporal: Durante el juego, las palabras tienen mucha importancia. Las frases positivas aportan confianza y motivación. Felicitar, alentar, mostrar orgullo es esencial para un vínculo de afecto y creación. La postura corporal también comunica. El lenguaje de las caricias, las miradas y los abrazos son un aspecto esencial en la calidad del desarrollo psico-emocional de los niños.

5

Priorizar el proceso en lugar de los resultados: En el desarrollo socio cognitivo mediante el juego importa el proceso. Es importante que los padres no estén pendientes de un resultado esperado ni anticipen respuestas. Acompañar en el mientras tanto, en el cómo se hacen las cosas, es útil para enseñar a los niños a lidiar con obstáculos e imprevistos.

6

Dar el ejemplo: Los hijos aprenden de lo que ven. Mostrar curiosidad, dedicar tiempo a una actividad compartida sin mirar el teléfono o distraerse con la televisión, son formas no sólo de dar el ejemplo sino de promover el desarrollo de la atención y la concentración en los chicos.

7

Dejar espacio a la creatividad: Los expertos dicen que jugar es una de las maneras favoritas del cerebro para aprender. El juego también puede dejar lugar a lo imprevisto para que padres e hijos se vinculen también con la espontaneidad, los momentos de creación, y descubran nuevos talentos y habilidades.

8

Incorporar la lectura como hábito cotidiano: Encontrar momentos para sentarse juntos a leer, comentar dibujos de las páginas de los libros, realizar preguntas sobre el contenido, imaginar más sobre la vida de los personajes, es esencial para promover el uso de palabras nuevas y promover la curiosidad.

9

Recurrir a canciones: Además de adivinanzas, juegos de memoria visual y cuentos, las canciones son un recurso esencial para que los niños puedan sumar habilidades de expresión. En este punto, es importante la repetición, un proceso natural que está en todos nosotros, y que es fundamental para memorizar.

10

Buscar información y recursos: Los beneficios del aprendizaje basado en el juego han sido demostrados por numerosas investigaciones. Muchas lecturas de fácil acceso pueden ayudar a tener presente cómo los niños adquieren conocimientos y competencias gracias a experiencias lúdicas que tienen lugar en el entorno familiar.

“HIPPY – APRENDIENDO EN CASA”

Por medio de este proyecto, AMIA integra la Red Internacional HIPPY que nuclea –además de Argentina- a 13 países: Australia, Austria, Alemania, Canadá, Chile, China, Estados Unidos, Finlandia, Israel, Liberia, Nueva Zelanda, Paraguay y Suecia.

El programa lleva en Argentina más de 10 años y recientemente se ha extendido a otros países de América Latina. El nombre HIPPY corresponde a la sigla en inglés: “Home Instruction for Parents of Preschool Youngsters”.

La iniciativa fue creada en Israel en 1969, por el Instituto de Investigación para la Innovación en Educación de la Universidad Hebrea de Jerusalén como respuesta a las necesidades de alfabetización de niños de hogares vulnerables.

 Fuente: Prensa AMIA

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Construir, habitar, pensar

Iniciamos un ciclo de entrevistas para que las entidades de la Economía Social y Solidaria (ESS) nos brinden su...

Noticias relacionadas