sábado 16 | octubre 2021
15.4 C
Buenos Aires

Gastón Grand, representante de CAM, habló sobre los planes de vivienda en el marco de la economía social

Recomendadas

Economía Solidaria
Economía Solidaria
Economía Solidaria es un medio de prensa especializado en el sector cooperativo y mutual argentino que reúne las noticias más relevantes del campo asociativo, en favor de su fortalecimiento, integración y visibilidad. Propiedad del Colegio de Graduados en Cooperativismo y Mutualismo (CGCyM)

Lo hizo en la Comisión de Vivienda del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), un espacio técnico específico para el tema, creado por el organismo para comprometer a los actores del sector en el acompañamiento y elaboración de propuestas para las políticas públicas.

Según el dirigente mutual, en un país en el que anualmente se genera una demanda agregada de 100 mil unidades habitacionales, el asociativismo tiene grandes aportes por hacer, ya que “es un actor que puede garantizar la llegada de los recursos al territorio de una manera virtuosa”.

Cuando el Estado le entrega los recursos a la demanda de forma articulada “la gente se organiza y sabe quién será su vecino, controla las obras, sabe cómo va a ser el tipo de casa que se va a hacer. Y una vez que recibe la vivienda se asocia con sus vecinos y va por el dispensario, la plaza, el centro comunitario, etc. y entonces realmente se produce un círculo virtuoso de generación de hábitat, que es mucho más que recibir una vivienda”, destacó.

La reciente aprobación de la Ley de Alquileres dio visibilidad al tamaño de la problemática habitacional en Argentina: 9 millones de inquilinas e inquilinos, destinan, según un estudio elaborado en noviembre de 2019 por la Asociación Civil de Inquilinas e Inquilinos agrupados, un promedio de 42% de su salario al pago de alquileres. La cuestión habitacional, sin embargo, no se agota allí, ya que, según cifras oficiales, existen unos 4000 mil asentamientos, que requieren urbanización e infraestructura, además de acondicionamiento en unidades que son inhabitables para un grupo familiar.

En el caso del acceso a la vivienda, Grand asegura que “al intervenir el sector del asociativismo aparece el co financiamiento. No es que todo lo pone el Estado, sino que hay parte que ponen las entidades con sus asociados. Pueden ser tierras, nexos de infraestructura, gestión administrativa, profesional y de aprobaciones, o aporte económico. En definitiva el Estado puede, con los mismos recursos, realizar más soluciones habitacionales”.

Una propuesta para integrar al sector asociativo en las políticas públicas de vivienda.

Al reconocer esta problemática y la cantidad de beneficios que habilitaría la participación del sector en las políticas públicas referidas al tema, es que en el seno de la Comisión de Vivienda de INAES se trabaja a partir de una propuesta elaborada por la Confederación de Cooperativas, Cooperar. El bosquejo recomienda solicitar al Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat la asignación de una cantidad determinada de proyectos al sector de la Economía Social y Solidaria.

Para ello prevé la creación de un fondo fiduciaro y la participación de Pymes, cooperativas y mutuales, sindicatos y ONGs, en articulación con los Estados municipales y provinciales en las diferentes etapas del proceso (urbanización, subdivisión, construcción) teniendo en cuenta aspectos como la integración social, la planificación urbana o el uso de energías renovables, entre otros, creando un círculo virtuoso de co financiamiento, a través del ahorro de los asociados y el crédito otorgado por el Estado, con mecanismos que garanticen el retorno de los fondos para el mismo fin.

Este proyecto contempla también la participación del INAES como ventanilla receptora de proyectos y de la ComisiónTécnica del Organismo como tutora para asesorar en la correcta presentación de proyectos.

Según Grand, también referente de la Federación de mutuales de Entre Ríos, la propuesta apunta a incorporar la participación del asociativismo, que, dependiendo de la localidad y los actores presentes, puede articularse a las propuestas de las empresas constructoras, generando así múltiples posibilidades de vinculación ya sea con las empresas constructoras o las cooperativas de trabajo que construyen.

Uno de los primeros pasos que dio INAES, a principios de abril, fue organizar un encuentro con la Ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa. “La reunión fue muy buena y la Ministra manifestó su vocación, compromiso y convicción respecto del asociativismo como motor de la economía y como canal a través del cual se puede motorizar desarrollo en el territorio”, relató Grand.

Fuente: CAM

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Córdoba: arrancaron las Olimpíadas de cooperativismo, mutualismo y ambiente

Estudiantes y docentes de nivel primario socializaron sus experiencias sobre las actividades que desarrollan cotidianamente en las cooperativas y...

Noticias relacionadas