lunes 1 | marzo 2021
26.7 C
Buenos Aires

FOCOMEJ, un modelo de tenacidad y persistencia

Recomendadas

Filosofía del dinero en tiempos de Bitcoin

No creo que volvamos a tener alguna vez una buena moneda antes de que saquemos el tema de manos...

Charlas Femucor: las palabras de Roberto Bererciartua

Director del Instituto de Economía Social (IES) de la Universidad del Centro Educativo Latinoamericano (UCEL). Pandemia: conservadores, neutrales y transformadores En...

Córdoba: habrá una reunión de mutuales de Femucor

Con la firma del cr. Héctor M. Pajón delegado Titular de la Unión de Mutuales de la Ciudad de...
Economía Solidaria
Economía Solidaria es un medio de prensa especializado en el sector cooperativo y mutual argentino que reúne las noticias más relevantes del campo asociativo, en favor de su fortalecimiento, integración y visibilidad.

[et_pb_section bb_built=”1″][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text _builder_version=”3.0.105″ background_layout=”light”]

Entrevista a Alberto Ferraro (Gerente), Mario Nicolás Aldeco (Consejero), Francisco Raúl Amato (Presidente del órgano fiscalizador) y Alberto Ricardo Lupo (Vicepresidente) de la Mutualidad Fondo Compensador Personal Civil del Ejército.

Por Santiago Arella

MM: ¿Cómo es la historia de FOCOMEJ?

Alberto Ferraro: En el año 1972, por la contaduría general del Ejército, se decide crear un haber complementario de las jubilaciones del personal civil del Ejército y luego de la Gendarmería. El dinero que se juntaba a través de los sueldos de los jefes civiles entonces se reintegraba. Era un fondo, esto es, un régimen de reparto para la gente que se jubilaba. Había que esperar cinco años de recaudación para empezar a pagar. Eso funcionó bien bastante tiempo pero la población del Ejército decreció, lo que hizo que el fondo viera reducido su capital. Por el famoso régimen solidario lo mejor fue crear una mutual. En el 2003, Duhalde saca un decreto donde quita la obligatoriedad y se hace totalmente voluntario. Allí tuvimos muchas bajas y renuncias y nos replanteamos la falta de sentido de seguir con un sistema de reparto. Fue por eso que pasamos allí a uno de capitalización, donde a cada asociado se le abría una cuenta propia del capital más una tasa de rentabilidad.

Alberto Ricardo Lupo: Somos una mutual sobreviviente. Uno de los objetivos en nuestro estatuto era el pago de los complementos monetarios a jubilados y pensionados, pero en el 2003 con el citado decreto que quita la obligatoriedad, con una merma de la mitad, seguimos pagando religiosamente. O sea, se nos fueron los socios y seguimos pagando la deuda con una merma enorme del ingreso genuino. Hubo por eso que salir del régimen de reparto e ir al modelo de capitalización, con capital y tasa acumulados.

AF: Entre los servicios que nos dan respaldo financiero para nuestros asociados, tenemos servicios de ayuda económica, seguros de vida, turismo, hotelería, etc., todos reglamentados y aggiornados a legislación vigente. Además, la mutual tiene también subsidios por casamiento, nacimiento, adopción, fallecimiento y sepelio (en todo el país). Para una persona joven que tenga en cuenta la prevención es importante aportar a un sistema como este; ocurre que cuando uno es muy joven piensa que la vejez no va a llegar nunca.

MM: En este esquema, ¿los asociados con mayor cantidad de años de aporte, cobran más?

AF: El modelo de capitalización es a partir del 2008 en adelante. Los que ingresaron ese año, van a tener toda la capitalización cuando se jubilen, siendo hombre o mujer. Nuestro trabajo es a futuro.

 

¿Cuál es la sustentabilidad ideal?

AF: Lo ideal serían diez años, pasa que la tasa inflacionaria rompe cualquier expectativa. La institución necesita un sistema financiero solvente. No podemos hacer, por ejemplo, acciones especulativas, como comprar oro o acciones, porque tenemos que brindar seguridad a los asociados, pero sí podemos comprar títulos públicos, comprar propiedades, plazos fijos, ayuda económica. Estamos muy profesionalizados y en materia de finanzas tenemos especialistas. La finalidad es mantener un capital operativo y el sistema en su conjunto.

ARL: Tenemos también muchos costos en burocracia y legales, y cumplimos siempre a rajatabla con todas nuestras obligaciones. Ante esto, vemos que el Estado no premia a los que cumplen.

 

MM: ¿Cuántas puestos de trabajo hay en FOCOMEJ?

AF: Entre el personal del hotel y la administración central, 35 personas.

MM: ¿Y en materia de asociados?

AF: Aproximadamente 7.000 asociados, dentro de los cuales 3.000 son aportantes.

ARL: Recordemos que nuestros asociados jubilados siguen siendo activos en la mutual. Por lo cual mantienen sus derechos políticos.

AF: Esto ocurre por la idiosincrasia de FOCOMEJ. Por ejemplo, la persona que se jubila puede seguir siendo representante en la unidad donde estaba trabajando. A veces es difícil que el asociado en actividad participe de la trama político institucional, entonces se designa a un jubilado que detente la representación.

MM: ¿Qué son los representantes?

AF: Los que representan a los asociados de las unidades de FOCOMEJ ante el Consejo Directivo y las asambleas de la entidad. También ante las elecciones electivas cada cuatro años con agentes civiles, allí se elige un titular y un suplente. Además, son nuestro nexo natural de comunicación con los asociados dispersos en distintos puntos del país, debido a la gran dispersión geográfica que caracteriza las unidades del Ejército. Realiza gestiones administrativas para el asociado y lo asiste permanentemente. A su vez, los representantes pueden ser ocupar cargo en el Consejo Directivo.

ARL: Aproximadamente, tenemos cuarenta y cinco representantes. La mitad en CABA y Gran Buenos Aires, el resto en todo diseminados en todo el país.

MM: ¿La evolución de la mutual está atada a Ejército y Gendarmería?

AF: No, a través de una reforma estatutaria, hemos abierto la mutual a integrantes de fuerzas armadas, de seguridad y policiales. De cualquier manera, todo está determinado por la creatividad de las entidades para atraer y poder expandirse. También realizamos convenios estratégicos con otras entidades, no sólo del sector, para poder mejorar los beneficios.

MM: ¿Cómo hacen para atraer nuevos asociados?

AF: Lo importante es la comunicación. Estamos trabajando mucho con redes sociales que son muy efectivas a un costo relativo bajo. Incluso usamos whatsapp como gestor de cobranza con los deudores.

MM: ¿Cómo es el vínculo con otros fondos compensadores?

AF: Investigamos nuestro sector y descubrimos que la mayoría están en provincias. Apuntamos siempre a la integración con entidades similares con objetivos comunes.

ARL: Nuestro Fondo Compensador es hermano de la Mutual Fondo Compensador Fuerza Aérea (FOCOMFA). Nos ayudamos permanentemente. Ambos tenemos un sentido de pertenencia muy fuerte.

 

MM: ¿Cuál es la población objetiva sobre la que actúa FOCOMEJ?

Mario Nicolás Aldeco: Antes éramos sólo civiles, pero ahora los militares también pueden asociarse.

ARL: Estamos abiertos a todos.

 

¿Cómo percibe la entidad la actualidad del sector mutual?

AF: El sector hoy está complicado. No podemos tener la dinámica de las empresas comerciales porque estas, ante una crisis, cambia el producto y tiene margen de maniobrabilidad. Las mutuales, en general, no lo tenemos. Porque si nosotros queremos incorporar un servicio nuevo, tenés que esperar la próxima asamblea para su tratamiento y aprobación, luego enviarlo al INAES para que lo autorice y, todo eso, tarda un año y medio. Nuestro poder de maniobra es limitado.

ARL: Nosotros nos hemos impuesto ver en cada crisis una fenomenal oportunidad de cambio para mejor. Esa es nuestra actitud fáctica y filosófica. Pero no es tan simple, teniendo en cuenta los obstáculos que impone el Estado.

AF: El control es bueno, pero en exceso puede inmovilizarte. De cualquier forma, la palabra mágica para este tipo de entidades es la creatividad. Nos adelantamos a los problemas con iniciativas que nos permitan mejorar y multiplicarnos.

 

¿Cómo transitan la actual crisis económica nacional?

AF: Hoy la crisis nos obliga a aggiornarnos en todos los órdenes. Con las tasas de servicio que podemos cobrar hay un límite impuesto por la ley de mutualidades, que es la tasa de servicios que da el Banco Nación a los empleados más un cinco por ciento, cuando la tasa normal de mercado está en un cincuenta por ciento. Eso explica que la ayuda económica que brindan las mutuales sean mucho más económicas. Estamos con problemas pero haciendo fuerza para salir adelante. Sin duda, lo estamos logrando.

ARL: Apostamos a intensificar la actividad y la capacitación. Nosotros no tenemos clientes sino asociados, hay que recordar eso todo el tiempo. Y todos los años rendimos cuentas en la Asamblea, que aprueba o no nuestra gestión. Acá estamos siempre muy en regla. Hay mucha contracción a las normas y a las decisiones colectivas.

MM: ¿Cómo perciben ustedes la participación del asociado?

AF: Es un tema comunicacional a través de los representantes, porque nosotros estamos en CABA y muchos de nuestros asociados están diseminados en todo el país, personas que, por ejemplo, viven en Corrientes o en Neuquén. La página web llega a todos lados y todos pueden consultar ahí cuánto dinero tienen en su cuenta capitalizadora. A través de esos canales, también los asociados participan con iniciativas que, lógicamente, mejoran la gestión.

ARL: Los que están quieren conocer sus beneficios y hoy toda comunicación se hace mediante redes sociales. Eso nos ha ayudado mucho para estar cerca.

AF: Para el caso, hasta creamos un asistente virtual en Facebook y en la página web, que se llama Sofía. Antes había que mandar una revista que nadie leía.

[/et_pb_text][et_pb_image _builder_version=”3.0.105″ src=”https://www.economiasolidaria.com.ar/wp-content/uploads/2019/06/focomej.png” show_in_lightbox=”off” url_new_window=”off” use_overlay=”off” always_center_on_mobile=”on” force_fullwidth=”off” show_bottom_space=”on” align=”center” /][et_pb_text _builder_version=”3.0.105″ saved_tabs=”all” background_layout=”light” custom_padding=”4px|4px|4px|4px” border_width_all=”1px”]

El CGCyM brindó capacitación sobre UIF en FOCOMEJ

El 7 de junio, en la sede social porteña de dicho Fondo Compensador, el Colegio de Graduados en Cooperativismo y Mutualismo desarrolló una jornada intensiva de capacitación sobre Normativas UIF, destinada a directivos y personal tanto de FOCOMEJ como de otras entidades del sector.

La capacitación estuvo a cargo de la Dra. Pamela Daniel, integrante del plantel docente del CGCyM. Participaron más de cincuenta personas, que recorrieron el siguiente temario:

  • Aspectos generales sobre lavado de activos y financiamiento del terrorismo.
  • Régimen Normativo en la Argentina.
  • Políticas de prevención en el ámbito nacional.
  • Sistema antilavado en Argentina.
  • Régimen Penal Administrativo. Ley penal empresaria.
  • Regímenes de información para mutuales. Enfoque basado en el riesgo. Actualización de resoluciones INAES – UIF.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

En busca de la identidad cooperativa: el Balance Social de COPROSEF

Las cooperativas y mutuales son formas organizacionales destinadas a satisfacer necesidad compartidas por sus asociados. Su esencia es asociativa,...

Noticias relacionadas