jueves 22 | abril 2021
22 C
Buenos Aires

Está todo por hacer…

Recomendadas

Santa Fe: Castellanos y San Martín se unen para idear un futuro asociativo

En los dos departamentos santafesinos hay 18 localidades que están organizando desde sus Núcleos Promotores acciones que impulsen la...

Santa Fe: ya está disponible el Banco ortopédico de la Mutual Alma Juniors

En línea con los valores mutualistas de solidaridad y compromiso con la comunidad, surge esta nueva iniciativa de la...

La Pampa: la mutual Amusim brindará servicios de Internet en Puelén

El servicio de Internet de la Asociación Mutual Sindical Mercantil, Amusim, ya está disponible en la localidad de Puelén,...
María Fernanda Sigliano
Licenciada en trabajo social, con amplia experiencia en el gerenciamiento de servicios y en el diseño, implementación y evaluación de proyectos. Especialista en gestión de organizaciones sin fines de lucro, gestión de servicios para personas mayores, seguridad social, desarrollo humano y responsabilidad social. Docente universitaria. Gerente del Área de Servicios Sociales de la Asociación Mutual de Protección Familiar (AMPF)

Así desearía  comenzar y culminar este mensaje de homenaje nada menos que a mi papá. Si les hablo como hija este es un momento que hubiese deseado no vivir nunca, pero doy gracias a la vida por permitirme tener tanto que decir y atesorar de quien me dio la vida.

Porque eso fue Alfredo Sigliano: padre, abuelo, bisabuelo, compañero, laburante, mutualista, solidario; creía fervientemente en lo que hacía, y eso nos lo inculcó, digo “nos” porque tenemos la bendición de haber sido marcados como familia en este camino de la solidaridad y la justicia social. De la mirada puesta en el otro, de saber que aunque no es fácil podemos salir adelante.

Alfredo, mi papá, inició su vida laboral en el correo, y ahí mismo aprendió a desenvolverse como trabajador desde muy muy joven, llegando al sindicalismo con el único propósito de asegurar y fortalecer los derechos de lxs trabajadorxs. Y así también inició su camino en la Mutual del Personal de Comunicaciones, hermana mayor, como el siempre decía, de la Asociación Mutual de Protección Familiar que tuvo el orgullo de fundar junto a un grupo de amigos visionarios. Y con fe en el futuro, sabiendo que abrir las puertas de este movimiento a la comunidad en su totalidad era el objetivo fundamental. Así la historia, que ya conocerán, lo llevó a presidir ambas mutuales, a crear un vínculo fuerte en el continente americano a través de Odema, y a desafiar todas las fronteras y distancias a través de la Unión Mundial de la Mutualidad. Este último fue su deseo más ferviente: el de crear una alianza mundial de un mutualismo fuerte, diverso, representativo.

Su legado sin dudas será recordado y valorado por todxs, por eso quería dejar este mensaje, el más profundo de la intimidad de este mutualista, que sepan que se levantaba y se acostaba pensando en la misión de un movimiento por sobre todo mundial, y que ha sufrido más de un desvelo.

No había encuentro familiar donde no habláramos de acciones futuras, de nuevos servicios, de nuevas alianzas que fortalecer, de nuevos continentes y países a los que llegar. Así que les digo a mis amigas y amigos mutualistas que tuve el gozo de conocer, que todo fue gracias a trabajar codo a codo con él, unidos por esta misma pasión, y que si hay un mensaje que transmitir, aunque sin dudas él logro cumplir todos sus sueños, es que vamos a ponerle garra porque siempre… está todo por hacer!

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Mutualismo y desarrollo humano

El desarrollo humano es un proceso mediante el cualse amplían las oportunidades de los individuos,las más importantes de las...

Noticias relacionadas