miércoles 22 | septiembre 2021
13.7 C
Buenos Aires

En Europa se vuelve a hablar del “cooperativismo de plataforma”

Recomendadas

Mathilde Blanchon
Mathilde Blanchon
Estudiante francesa de economía y ciencias políticas. Corresponsal de Mundo Mutual y Economía Solidaria en Francia

¿De qué trata esta innovación? ¿El sueño de los pioneros de la web?  Un sueño de libertad, democracia y descentralización. El ideal libertario de los primeros utópicos de la web está en gran medida socavado, pero aún puede quedar un espíritu que salvar, y el modelo cooperativo está llamado al rescate.

” This is not capitalism, this is something worse.”[1]

Esta evocadora expresión utilizada por el investigador McKenzie Wark en la conferencia Digit Labor de 2014 resume claramente una observación cada vez más compartida: la economía colaborativa ha precarizado el mundo del trabajo. Por un lado, el uso abusivo del estatus de trabajador independiente permite a las plataformas eludir fácilmente las obligaciones relativas al código laboral, como el salario mínimo, la protección social, el derecho a formar un sindicato o incluso beneficios como las vacaciones pagadas. Por otro lado, la economía colaborativa somete a los trabajadores a la supremacía del algoritmo. Lo define todo: salarios, normas de rendimiento, ritmo, métodos. En resumen, el “capitalismo de plataforma”[2] favorece un modelo de trabajo que aliena, explota y desprecia una constatación tanto más cínica cuanto que recluta sobre un argumento de emancipación construido en torno al espejismo del estatuto de trabajador independiente.

“There isn’t just one, inevitable future of work.”[3]

“For hackers, “long tail workers,” and labor activists, now is the time to step up their efforts before the network effect chisels brands like Uber into stone.” escribe en 2014 Trébor Scholtz en su blog.

De hecho, ya en 2012, el manifiesto “Común Cooperativo” de la federación italiana de cooperativas, Legacoop, introdujo la idea de invertir en el ámbito web para romper con la necesidad de recurrir a los gigantes del sector. En el mismo año, Mayo Fuster Morell afirmó en su artículo “Horizonte de los bienes comunes digitales”, que se puede plantear un acercamiento entre la producción entre pares y la tradición cooperativa para sacar los bienes comunes digitales de su explotación por intereses privados. Pero fue Trebor Scholz quien finalmente dio un impulso decisivo a esta idea en 2014 con la definición de un término: “cooperativismo de plataforma”[4]. Esto significa basar la lucha por la emancipación de los trabajadores digitales en la creación de plataformas gestionadas democráticamente. Ello implica aprovechar la tecnología existente, en particular duplicándola, al tiempo que se produce un cambio radical en la estructura: la propiedad común y la solidaridad como elemento constitutivo. En este sentido, Nathan Schneider, colaborador de Trebor Scholtz, profundiza en la aplicación del modelo cooperativo a las plataformas de comercio electrónico, en sustitución del modelo actual basado en el capital de riesgo. En particular, destaca la compatibilidad del espíritu cooperativo con el sector tecnológico, explicando, por ejemplo, que “Internet se basa en herramientas libres y de código abierto construidas a través de hazañas de autogestión entre pares, como Wikipedia y Linux”.  Los dos investigadores están llevando el movimiento a nivel internacional a través de la Conferencia de Trabajo Digital en Nueva York desde 2015. Tras la edición de 2016, se organizaron actos que movilizaron a investigadores, trabajadores del sector y activistas en Berlín, Nueva York, Florencia, Bolonia, Weimar, Melbourne, Londres, Bruselas, Boston, Budapest y Filadelfia.

En resumen, Trebor Scholtz explica: “El cooperativismo significa condiciones de trabajo más humanas, significa beneficios reales para los trabajadores. Dicen que el gran dinero habla, pero yo digo que el cooperativismo de plataforma puede vigorizar el auténtico reparto, y que no tiene por qué rechazar el mercado. El cooperativismo de plataforma puede servir como remedio para los efectos corrosivos del capitalismo; puede ser un recordatorio de que el trabajo puede ser digno en lugar de disminuir la experiencia humana. Las cooperativas no son una panacea para todos los males del capitalismo de plataforma, pero podrían ayudar a tejer algunos hilos éticos en el tejido del trabajo del siglo XXI.”

Para afirmar este espíritu, el teórico apoya el cooperativismo de plataforma en 10 principios: la propiedad común; un salario decente y protecciones sociales; la estima y el reconocimiento del trabajo; la construcción colaborativa de plataformas; un marco jurídico protector; protecciones sociales; así como subsidios portátiles; el control de los trabajadores sobre los sistemas de reputación, el abandono de la vigilancia; y, por último, el derecho a desconectarse.

Límites y esperanzas

Sin embargo, hay muchos obstáculos para el desarrollo del cooperativismo de plataforma. Nick Srnieck cuestiona su capacidad para resistir a las plataformas financiadas por el capital privado, sobre todo por sus redes de influencia y su condición de monopolio. Así, para Evgeny Morozov, las plataformas cooperativas, incapaces de competir con grandes empresas como Google o Amazon, sólo podrían tener un impacto económico positivo a escala local.

A pesar de estas dificultades tan reales, están surgiendo iniciativas en todo el mundo.

En el Reino Unido, por ejemplo, el manifiesto del líder del Partido Laborista, Jeremy Corbin, propone fomentar la creación de plataformas cooperativas mediante la creación de un banco nacional de inversiones. Están surgiendo plataformas cooperativas, como la cooperativa de coches compartidos Eva en Montreal o la plataforma cooperativa de reparto de comida en bicicleta Coopcycle. Estas iniciativas, aunque no son muy rápidas para competir con los gigantes del sector, están consiguiendo poco a poco hacerse un hueco en la batalla.

Fuentes:

platformcoop.net

www.eva.coop

coopcycle.org

Trebor Scholtz , Cooperativismo de plataforma, desafiando la economía colaborativa, dimmons digital Common Research group

Internetactu, P. (2015, December 31). Vers des plateformes réellement coopératives. InternetActu. https://www.lemonde.fr/blog/internetactu/2016/01/01/plateformescooperatives/.

Trebor scholz. Medium. (n.d.). https://medium.com/@trebors?p=2ea737f1b5ad.

Ours to hack and to own, a book edited by trebor Scholtz and Nathan schneider.

Trebor Scholtz, Le coopérativisme de plateforme : 10 principes contre l’ubérisation et le business de l’économie du partage.(2017) FYP editions

By: Micah L. Sifry Oct 25, & Sifry, B. M. L. (2016, October 31). A conversation with trebor scholz on the rise of platform cooperativism. Civic Hall. https://civichall.org/civicist/conversation-with-trebor-scholz-platform-coop/.

Trebor scholz, Platform Cooperativism vs. the Sharing Economy. Medium. (n.d.). https://medium.com/@trebors?p=2ea737f1b5ad.

Nick Srnicek, Platform Capitalism, New York, Polity, 2016

Jeremy Corbyn, « The Digital Democracy Manifesto »


[1] Wark, McKenzie. “Digital Labor and the Anthropocene.” «DIS Magazine. N.p., n.d. Web. 29 Nov. 2014.

[2] Termino definido por Martin Kenney para refirse a economías de subcontratación y alquiler con grandes pagos a pequeños grupos de personas.

[3] Trébor Scholtz en el articulo Platform Cooperativism vs. the Sharing Economy

[4] en su artículo “Plataformas cooperativas VS la economía colaborativa

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Se efectuó un Encuentro cooperativista internacional con presencias destacadas

«Profundizar la identidad cooperativa también implica profundizar el conocimiento del acto cooperativo y llevarlo a que alcance la plenitud...

Noticias relacionadas