domingo 9 | mayo 2021
14.8 C
Buenos Aires

El protagonismo femenino en la lucha por sus derechos laborales

Recomendadas

La Pampa: llega el IV Congreso de Cooperativas en Macachín

«Las cooperativas no se detienen», es el lema del IV° Congreso de Cooperativas, a celebrarse en Macachín los días...

AMIA se hizo presente el 1 de mayo

Con más de un millón de postulantes registrados en su base de datos, el Servicio de Empleo de AMIA (SEA) es...

Resolución INAES Nº 525/21 sobre cooperativas promovidas en su constitución por la Secretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena

El Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social ha publicado la Resolución 525/21, mediante la cual se aprueban los modelos...
Juan Carlos Velazque
Técnico Superior en Cooperativismo. Responsable de la sede San Luis del Colegio de Graduados en Cooperativismo y Mutualismo. Docente e investigador especializado en Economía Social y Solidaria.

Año 1881, ¿primera huelga docente en Argentina? 

Corría el mes de Noviembre del año 1881 y en el periódico “El Monitor de la Educación Común”, Número 2, órgano oficial del Consejo Nacional de Educación, aparecía la siguiente noticia, bajo el título de “PETICION – De las maestras de la Escuela Graduada de San Luis – SE TRATA DE LA VIDA”: “Damos publicidad a la copia que remiten, de una Petición elevada al Gobierno de San Luis, nueve maestras de la Escuela Graduada de aquella ciudad, avisando que cierran la Escuela con 315 niñas, por falta de pago absoluto en los pasados ocho meses, y regular en seis años anteriores. De la petición, consta que con el último cuatrimestre fueron íntegramente pagadas las maestras, lo que muestra que el nuevo Gobernador ha principiado por poner término a los pasados abusos.”

¿Qué sucedía con aquella escuela sanluiseña hace casi 140 años? Lo aclaraba perfectamente la nota elevada por las profesoras al flamante Superintendente General de Educación Domingo F. Sarmiento, encabezadas por su Directora, la señora señora Enriqueta L. Lucero de Lallemant,[i] fechada el 20 de noviembre de 1881, relatando que llevaban 8 meses sin cobrar sus haberes. Hasta el 7 de mayo había gobernado la provincia Toribio Domingo Mendoza y el día 8 del mismo mes había asumido Zoilo Concha.

Enriqueta Lallemant

Agregaba, además, que en las planillas de sueldos se consignaban montos muy superiores a lo abonado realmente a las docentes, y que desde hacía 4 años el gobierno provincial les pagaba en cada cuatrimestre tres meses en efectivo y uno con vale, el cual debía ser vendido a terceros para recibir un menor importe. El sueldo por planillas de la Directora era de $ 136 mensuales pero le abonaban solo $ 61,50, y en situación similar se encontraba el resto del plantel docente.

Afirmaba entonces la profesora Lucero de Lallemant: “Van, distinguido señor seis años que el humilde y abnegado profesorado de esta Provincia sufre la más acerba injusticia, sin que nunca ciudadano alguno haya tenido el valor, como hombre, de estar en pro de la moralidad ofendida.”

Seguía la nota publicada con el siguiente párrafo: “Nos hemos resignado muchos años, con la esperanza de que esto mejorase mas viendo las nuevas dificultades que se presentan para el pago, no nos queda otro recurso que suspender las tareas escolares hasta que el Exmo. Gobierno tome las medidas que crea del caso, apelando por nuestra parte ante el país entero y la ilustración y sentido justiciero del señor Superintendente D. Domingo F. Sarmiento a quien la Nación debe la fundación de su instrucción pública”. Sarmiento había asumido su cargo en el recientemente creado Consejo Nacional de Educación con fecha 28 de enero de 1881, bajo la presidencia de Julio A. Roca.

Firmaban la Petición, además de la mencionada  Directora, las profesoras Luisa Saá, Rosa Figueroa, Tomasa Fernández, Josefina Saá, Bernabé Moreno, Urbana Moreno, Gregoria Sarmiento y la ayudante Rosario Adaro.

El Consejo Nacional de Educación reconoció la infamia de los gobiernos provinciales de quedarse con parte del magro salario y dándoles papeles sin valor.

El Consejo Nacional de Educación, a través de “El Monitor” manifestaba, en respuesta al pedido, que no se habían pagado los dos cuatrimestres vencidos porque la Contaduría había puesto reparos ante la “enormidad de los sueldos” y aconsejaba bajarlos a la mitad, cuestión que quedaba zanjada ante la “confesión” de lo que realmente ganaban. Reconocía además el Consejo que situación similar se había vivido en Santiago del Estero y se preguntaba “¿cuál será la situación de las infelices que enseñan a leer en las provincias?”, reconociendo la infamia de los gobiernos provinciales de quedarse con parte del magro salario y dándoles papeles sin valor para quedarse con los dineros de la subvención que se enviaba desde el gobierno central. “¡La camisa está sucia!”, se afirmaba desde el periódico.

EL HISTÓRICO PROTAGONISMO FEMENINO FUE EL INICIO DE UNA LARGA LUCHA EN NUESTRO PAÍS POR LOS DERECHOS DE LA MUJER.

Es posible que los hechos narrados den cuenta de lo que podría considerarse como la primera huelga docente en nuestro país. Es posible. Pero resulta incuestionable que ese histórico protagonismo femenino ante las arbitrariedades gubernamentales fue el inicio de una larga lucha en nuestro país por el reconocimiento de los derechos laborales, civiles, políticos, sociales y económicos de la mujer.


[i] Enriqueta Lucio Lucero de Lallemant (1830-1911), nacida en San Luis, estaba casada desde 1872 con Germán Avé-Lallemant, agrimensor alemán radicado por entonces en esa provincia, fundador años después en Buenos Aires del periódico socialista El Obrero.

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Resolución INAES Nº 544/2021: creación de la Unidad de vinculación con las Mesas del Asociativismo y la Economía Social

El 3 de mayo se publicó en el Boletín Oficial esta nueva resolución del Instituto Nacional de Asociativismo y...

Noticias relacionadas