miércoles 22 | septiembre 2021
14.4 C
Buenos Aires

El Neuroliderazgo en las empresas

Recomendadas

Claudia Zeballos
Claudia Zeballoshttps://puertasabiertasconsultora.com/
Coach Ontológico Profesional con Certificación de la AACOP Y FICOP (Federación Internacional de Coaching Ontológico Profesional). Consultora y asesora de empresas y organismos públicos. Directora de Puertas Abiertas Consultora

Las empresas, en su afán de ser más competitivas y más productivas, suelen invertir en capacitación del personal en temas de management, es decir, en técnicas de dirección y gestión. Estas capacitaciones suelen ahondar sobre incorporación de nuevas técnicas y herramientas, mejora en la toma de decisiones y los cambios actitudinales al interior de la organización, entre otras temáticas.

Estas decisiones, con frecuencia, dejan de lado algo muy importante a la hora de trabajar con los talentos humanos (recursos humanos, en la vieja jerga) al desconocer la indisociable unidad existente entre cuerpo, cerebro, mente y medio ambiente.

Algunas de las consecuencias de trabajar en una empresa insalubre es la insatisfacción laboral, el decaimiento moral, el menor compromiso, la inferior calidad del trabajo, los accidentes, las tardanzas innecesarias, las relaciones laborales tensas, etc.

Según la Organización Mundial de la Salud, invertir en la recuperación de un trabajador es menos rentable para una empresa, que gestionar un plan de protección y prevención de riesgos.

En estas situaciones, es importante recordar que el líder es un facilitador que ayuda a sus seguidores a encontrar por sí mismos el camino, de tal forma que su papel central consiste “no en conseguir lo que él quiere, sino en potenciar, facilitar y capacitar a la gente para que haga lo que ella quiere”.

Trabajar sobre la unidad entre Cuerpo, Cerebro, Mente y Medio Ambiente nos permite construir organizaciones sanas y eficientes

El líder fomenta la identificación de posibilidades y el descubrimiento de nuevos recursos. Debe aprender y desarrollar diversas formas de liderazgo y es fundamental que conozca, además, la biología subyacente detrás de las conductas y motivaciones humanas. Cumplidas estas condiciones, podemos dejar de hablar de liderazgo y adentrarnos en el Neuroliderazgo.

Una de las tendencias más vistas en la actualidad es la presencia de profesionales, consultores, mentores y coaches que acompañan el desarrollo de las capacidades de gestión y liderazgo de los ejecutivos. La idea no debe ser preparar sólo a una persona, grupo de directivos, gerentes o mandos medios para una buena gestión, sino alcanzar un cambio centrado en toda la organización. Por ello incorporar los conocimientos de las ciencias biológicas permitirá marcar una diferencia notoria en el mundo de las organizaciones.

El fin que busca el Neuroliderazgo es ayudar a individuos y organizaciones a desarrollar, a través de una mejor comprensión de la Unidad Cuerpo-Cerebro-Mente (UCCM) y la relación con el Medio Ambiente (cuando decimos Medio Ambiente nos referimos al contexto familiar, a las creencias, la cultura etc.) para que todos los integrantes generen un espacio de mutuo enriquecimiento

Un neurolider necesita tener habilidades intrapersonales e interpersonales para gestionar sus emociones, su escucha y comunicación y, así, acompañar a su equipo a salir de la queja, la victimización y poder declarar los objetivos a alcanzar.

Esto forma parte de una cultura organizacional sana y eficiente.

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Se efectuó un Encuentro cooperativista internacional con presencias destacadas

«Profundizar la identidad cooperativa también implica profundizar el conocimiento del acto cooperativo y llevarlo a que alcance la plenitud...

Noticias relacionadas