domingo 18 | abril 2021
21.2 C
Buenos Aires

El mutualismo, el cooperativismo y los ODS 3, 6 y 11

Recomendadas

Llega la Diplomatura “Gestión y Organización de Mutuales y Cooperativas” del CGCyM

Duración: 4 mesesCarga horaria total: 96 horasInicio: lunes 10 de mayo de 2021Certificación: Universidad Nacional de San Martín + CGCyM INSCRIBIRSE DestinatariosEl...

Aportes de la Red de Educación y Economía Solidaria

Compartimos una nueva tanda de links de interés para el sector de la ESS: Otras‌ ‌economías: la‌ ‌autogestión‌ ‌desde‌ ‌una‌...

La Rioja: los cooperativistas discuten el futuro

El pasado viernes 9 de abril, mediante un acto que se llevó a cabo en el predio de la...
Felipe Rodolfo Arella
Lic. en Cooperativismo y Mutualismo (UMSA). Magíster en Animación Sociocultural (Universidad de Sevilla). Ex-Presidente del CGCyM. Periodista, docente e investigador especializado en Economía Social y Solidaria, Género y Desarrollo Local.

En números anteriores de Mundo Mutual he presentado algunas ideas acerca de la manera en que mutuales y cooperativas podrían alcanzar algunos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Ahora deseo aportar ciertos pensamientos para lograr los Objetivos siguientes: 3. Salud y bienestar; 6. Agua limpia y saneamiento para todos; 11.Ciudades y comunidades sostenibles.

Los dos primeros ítems: Salud y bienestar y Agua limpia y saneamiento para todos están muy al alcance de nuestras organizaciones por cuanto en ambos sectores hay acumulada una larga y exitosa actividad desarrollada por las cooperativas y mutuales de salud y las cooperativas de agua potable con sede en varias ciudades del país. A partir de esas experiencias, que pueden ser transmitidas a otras entidades en funcionamiento o en otras nuevas, esas mejoras en la calidad de vida de los habitantes pueden ser alcanzadas en muy corto tiempo.

Establecer un sistema de agua corriente lleva aparejado la construcción de sistemas cloacales y la purificación de efluentes industriales o residenciales, la construcción de plantas purificadores de los mismos, la realización básica de cordón cuneta en todo el vecindario y la posterior pavimentación de las calles.

Como señalaba al tratar el Objetivo 17, se requiere la formalización de alianzas entre los distintos sectores económicos, sociales y políticos de cada pueblo con un fuerte apoyo de docentes y líderes religiosos para la concientización de la población. Pero no alcanza con ello: es necesario que los organismos provinciales y nacionales responsables de cada área faciliten los trámites correspondientes y que se comprometan en la acción directa nacida desde las bases sociales.

No alcanzo a comprender por qué los expertos de la ONU aprobaron un despliegue tan grande de objetivos y no los concentraron en menos temas, ya que, como venimos viendo, el cumplimiento de uno de ellos allana el camino para que se concrete alguno de los otros Objetivos. Un ejemplo de lo que digo se da en estos dos Objetivos: con agua limpia y saneamiento (Objetivo 6) se logra sin mayor esfuerzo una mejor salud y bienestar de la gente (Objetivo 3), y ambos concurren a que haya ciudades y comunidades sostenibles (Objetivo 11).

Hay una explicación: en un escrito entregado por los organizadores del Seminario “Las cooperativas y los Objetivos del Desarrollo Sostenible – Combinando Impacto Económico y Social por un Futuro Mejor” realizado en San Pablo, Brasil, el 6 de marzo de 2017, al cual asistió el CGCyM, se hace una síntesis del proceso que tuvo lugar en la formulación final de los 17 ODS, y se señala que alcanzar ese número fue una ardua tarea ya que desde el año 2012 hasta entonces los estados propusieron una gran cantidad de proyectos que llegaron a preocupar a los mismos estados por la factibilidad de su cumplimiento.

Mucho es lo que le pide a las organizaciones sociales y estaduales y muy poco a las personas individuales. Es bueno pedir a Municipios, mutuales, cooperativas, clubes sociales y deportivos, cámaras de comercio o sindicatos que colaboren para que los habitantes de cada localidad vivan mejor, pero ¿qué se les pide a esos mismos habitantes destinatarios de las acciones de los otros hagan en beneficio de todos? ¿Cuándo tengan agua, se les enseñará a cerrar las canillas para evitar el derroche? ¿Se les enseñará a no tirar basura a la calle para evitar que se tapen los sumideros pluviales y se produzcan inundaciones? ¿Serán educados en la preservación de la propia salud mediante una comida equilibrada y la consulta periódica a los médicos?  

Trabajar en el desarrollo sostenible requiere el compromiso de todos, sin prejuicios ni exclusiones, pero se deben establecer controles severos para que todos cumplamos las normas de salubridad, consumo y disposición de residuos y basuras. Es la única forma en que los esfuerzos físicos y el dinero puesto en las obras no se vean desperdiciados en un futuro inmediato.

Trabajar con otros

Para alcanzar el bienestar y la salud, además de la obras materiales, es primordial modificar nuestros hábitos de relación, reconocer al otro y respetarlo en la medida de que sus actos no perjudiquen a los demás miembros de la comunidad y realizar actividades conjuntas previamente consensuadas.

El médico neurólogo Facundo Manes señala, al respecto, lo siguiente:

Lo principal para el bienestar es el vínculo humano profundo.

Otra cosa que nos da bienestar es disfrutar el presente; vivimos rumiando acerca del futuro y revisando el pasado.

Un cerebro atento al presente, sin juzgar permanentemente el pasado, es un cerebro más feliz y más productivo.

En lo personal es importante tener un propósito que exceda nuestros intereses inmediatos y, como sociedad, también debemos tener un propósito realizable por nosotros mismos.

Facundo Manes: Video: Qué cosas nos dan bienestar y felicidad

¿Desarrollo justo o injusto?

Una sociedad con una economía floreciente, pero de una prosperidad que favorece a minorías, con injusticias en las relaciones entre sus integrantes, con indiferencia por los necesitados, con privilegiados y marginados, con desigualdad en el ejercicio de los derechos, en el cumplimiento de las obligaciones, y en la aplicación de la Justicia, no es una sociedad desarrollada.

Abel Fleitas Ortiz de Rozas: Obstáculos al desarrollo. Conferencia en la Quintas Jornadas Nacionales de Ética y Economía, Buenos Aires, 13 y 14 de octubre de 1997.

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Se viene el Seminario “El cooperativismo y sus dimensiones en América Latina”

Fecha: 23/04/2021Horario: 10h - 11:30h (UTC−3 - Hora de Brasilia)Contacto: obscoop@usp.br Tema: Visión general de cooperativismo en los países de...

Noticias relacionadas