viernes 15 | enero 2021
21.8 C
Buenos Aires

El mutualismo afroamericano en Argentina

Recomendadas

La semilla en el desierto del noreste

El Doctor Gustavo Silva, abogado que se desempeña como delegado territorial del INAES en Corrientes, habla sobre...

Racconto 2020: el año que vivimos en peligro

Entrevista exclusiva a Nahum Mirad. Balance del año –problemático– que termina, y expectativas para el que vendrá....
Felipe Rodolfo Arella
Lic. en Cooperativismo y Mutualismo (UMSA). Magíster en Animación Sociocultural (Universidad de Sevilla). Ex-Presidente del CGCyM. Periodista, docente e investigador especializado en Economía Social y Solidaria, Género y Desarrollo Local.

¿Solamente los inmigrantes europeos constituyeron mutuales?

Con justificada frecuencia los expositores de la historia del mutualismo argentino señalan la importancia que tuvo la inmigración europea ocurrida en nuestro país en el último cuarto del siglo XIX en la organización de mutuales. Se trata de una información cierta y verificable a través de documentos de las propias entidades, las actas de congresos mutualista, discursos parlamentarios, periódicos institucionales y diarios, entre otras fuentes. Sin embargo, fueron pocos los estudiosos que se adentraron en el conocimiento del fenómeno inmigratorio, ya que hubo otros grupos de inmigrantes que también formaron sus asociaciones de socorros mutuos mucho tiempo antes de la llegada del aluvión europeo.

Un nuevo panorama del mutualismo argentino

El historiador Guillermo Furlong, en su “Historia social y cultural del Río de la Plata”, menciona la existencia de la Cofradía de los Negros, la Cofradía de San Benito y la Cofradía de Morenos que funcionaban a mediados del siglo XVII, citado por citado por Edit Rosalía Gallo en su “Historia de la beneficencia en el Buenos Aires colonial.

Los negros africanos provenían de los territorios que actualmente pertenecen a Angola, República Democrática del Congo, República del Congo y Guinea. A pesar de su estado de esclavitud durante la colonia y más aún luego de la abolición parcial de la misma en 1813, los diferentes grupos supieron organizarse en asociaciones de socorros mutuos y clubes sociales y culturales, y también fundaron periódicos como “La Broma”, “el Proletario” y “La Juventud”.

Cabe señalar que en 1820 el gobierno del Directorio aprobó la constitución de mutuales de negros y que 134 afroargentinos fundaron, en 1855, la Sociedad de la Unión y de Socorros Mutuos cuyo estatuto fue redactado por los propios miembros de la entidad, a diferencia de lo que ocurría con los estatutos de las cofradías que eran provistos por la Iglesia.

Roberto Di Stefano, en su trabajo “Orígenes del Movimiento Asociativo: de las cofradías coloniales al auge mutualista” (que he consultado cuando escribí la “Historia social del mutualismo argentino”) señala que entre 1821 y 1823 comenzaron a funcionar varias Sociedades Africanas fundadas sobre la base de vínculos contractuales y que sus miembros pertenecientes a una misma “nación” africana, eran considerados iguales entre sí, elegían a sus autoridades y gozaban de la facultad de revocar sus mandatos. El reglamento de cada una de ellas establecía los objetivos de las organizaciones, entre ellos el más importante: la obtención de la manumisión, por medio de préstamos a bajo interés, de los socios que permanecían en la condición de esclavos. Las Sociedades debían ocuparse además de velar por la conducta moral, la educación y la laboriosidad de los miembros, y de celebrar anualmente una misa por las almas de los que hubiesen fallecido.

AI menos otras dos sociedades de este tipo fueron establecidas durante la década de 1850, una la Sociedad del Carmen y de Socorros Mutuos, y la Sociedad Protectora Brasileña constituida por inmigrantes afrobrasileros.

La inmigración hacia la Argentina de caboverdianos comenzó a fines del siglo XIX, cobrando relevancia a partir de la década de 1920. Los momentos de mayor afluencia fueron entre 1927, 1933 y después de 1946, decreciendo en intensidad alrededor de los sesenta.

Se establecieron en las zonas portuarias de La Boca, Dock Sud, y Ensenada, en cercanía de sus fuentes de trabajo, a bordo de los barcos de la marina mercante y de la Armada Nacional.

La creación de las actuales asociaciones que nuclean a este pueblo y sus descendientes, se inició en 1927 con la fundación de la Asociación Cultural y Deportiva de Ensenada, y en 1932 Sociedad de Socorros Mutuos “Unión Caboverdeana” de Dock Sud.

Más investigaciones

En las últimas dos décadas varios investigadores argentinos y extranjeros vienen aportando nuevos elementos a la historia social argentina y entre sus informes aparece la organización de mutuales en etnias que hasta ahora estaban fuera de nuestro foco de atención, como la de los pueblos africanos arribados al Virreinato del Río de la Plata como esclavos.

Contribuciones muy valiosas son las que hicieron los investigadores George Reid Adrews y Leslie Rout sobre la vida de los negros y mulatos en la colonia y en la época independentista, rescatando la formación de entidades de ayuda mutua entre esas colectividades.

Un importante aporte es el Diccionario de Africanismos en el Castellano del Río de la Plata realizado por Néstor Ortiz Oderigo y publicado por la Universidad Nacional de Tres de Febrero, y las investigaciones de María Cecilia Martino, Nicolás Fernández Bravo, Gisele Kleidermacher, Bernarda Zubrzycki y Lea Geler cuyos trabajos me permitieron adentrarme al rico y heterogéneo grupo de afroargentinos y poder realizar este artículo, por lo cual les quedo muy agradecido.

Como puede verse, hay mucho por investigar acerca del origen de las entidades de ayuda mutua en nuestro país por diferentes grupos de inmigrantes. De esa manera se ampliarán las visiones de los docentes, se rescatará del anonimato a muchas organizaciones y se dejará de repetir siempre lo mismo en un tema tan rico en experiencias solidarias.

Censo en la época colonial
Datos del período colonial revelan lo siguiente: en el censo de 1778 se consigna que en el noroeste argentino, en la zona de Tucumán, el 42 % de la población era negra; en Santiago del Estero la proporción era del 54 %; en Catamarca, para esa misma época el porcentaje de la población negra era del 52 %; en Salta, el 46 %; en Córdoba, el 44 %; en Mendoza, el 24 %; en La Rioja, el 20 %; en San Juan, el 16 %; en Jujuy, el 13 %; en San Luis, el 9 %.
Fuente: Miriam Victoria Gómez: Los negros-africanos en la historia argentina africanos en la historia argentina africanos en la historia argentina

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Cooperativas y Mutuales: un Motor para la Economía Social

Consideradas el tercer motor de la reactivación, junto al sector privado y al Estado, las cooperativas y...

Resumen de las últimas normativas del INAES (enero 2021)

Resolución 1435/2020 – Obtención de CUIT y Disposición 1/2021 – Aprobación de los requisitos y documentación exigidos. Las...

Fuerte disparidad de precios en la medición de Colsecor

Golpe inflacionario La Fundación Colsecor difundió un nuevo reporte mensual de precios, que compara el valor promedio de 15...

Río Negro: la Asociación Mutual del Valle Inferior llevará adelante refacciones

Será en sus sedes de Viedma y Luis Beltrán Con más de cuarenta años al servicio de la Comunidad,...

Firman un acuerdo para estimular el comercio exterior de las cooperativas

El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, y el presidente de la Fundación Argentina para la Promoción de Inversiones...

Noticias relacionadas