martes 4 | agosto 2020
16.6 C
Buenos Aires

Deshumanización en la prestación de Servicios de Salud en Colombia

Recomendadas

Siguiendo su norte

Carlos Enrique Gómez es el presidente de la Asociación de Mutuales Chaqueñas Federadas (AMUCHAFE), entidad adherida a...

Hacia una modernización digital

David Cardozo, especialista en comunicación y marketing digital aplicado a entidades de la ESS, nos habla...

Santiago del Estero: un ejemplo de mutualidad escolar e integración en La Banda

Historia de la primera y única experiencia en la provincia norteña, bajo el ala de una cooperativa...
Economía Solidaria
Economía Solidaria es un medio de prensa especializado en el sector cooperativo y mutual argentino que intenta reunir las noticias más relevantes del campo asociativo, en beneficio de su fortalecimiento, integración y visibilidad.

Autores: Chávez López, Haydee – Gerente
Candelo Torres, José Ricardo – Director Técnico

Centro de Asesoría Especializada en Seguridad Vial – CAETI – Colombia – CaliE-mail haydeechalo@gmail.com

El presente articulo surge de un proceso de investigación realizado por los autores, respecto a la percepción de la implementación de la humanización de los servicios de salud, como uno de los principales componentes de la calidad asistencial en la atención primaria. En la actualidad, este concepto enfatiza en buenas prácticas de prestación de la salud, ofreciendo y proporcionando una mayor integridad, efectividad y acceso, los cuales permiten la recuperación de la esencia de la atención de los servicios de salud como estrategias en los procesos de mejoramiento de la calidad institucional.

De acuerdo con las autoridades colombianas de salubridad, humanizando el sistema asistencial, entendido también como un requerimiento moral se convierte en una característica fundamental para el Sistema de Salud que debe reflejarse en todas las actividades de los entes que la componen. (MinSalud, 2016, p. 4). De tal manera, que el Estado colombiano propende a exigir de los entes reguladores de directrices legales que consigan vincular la asistencia sanitaria y el manejo de costos que incidan en la atención y mejora del beneficio, como lo hace mediante el Modelo Integral de Atención en Salud (MIAS), consecuente a la Ley Estatutaria en Salud.

Con relación a la Asistencia Sanitaria Esencial, la política integral la posiciona como una estrategia para garantizar la capacidad resolutiva, definiendo a la vez las acciones que tienen que acatar los oferentes de grado primario: “promoción de la salud, protección específica y detección temprana, prevención de la enfermedad, urgencias y cirugía de baja y mediana complejidad, consulta externa de odontología general, medicina general, medicina familiar, pediatría, ginecoobstetricia, medicina interna y cirugía” (Rubio, 2016).

Según Correa (2016), “el término humanizar se relaciona con lo ético y los méritos que orientan nuestro comportamiento en el ambiente de la salubridad. En el caso que los costos permiten proyectar y aplicar planes, políticas, efectuar atenciones vigilando los aspectos vinculados con las calidades humanas, se marca una clara tendencia hacia la humanización”. Por lo tanto, se hace imprescindible contar con una adecuada educación y adiestramiento de los profesionales de salud, con el fin de garantizar la suficiente concientización y la apropiada sensibilización en la atención de los usuarios, teniendo en cuenta la apropiación de la ética y de los valores, para poder brindar una atención de calidad al enfermo y atender sus requerimientos de manera integral, a nivel anímico, mental, físico, comunitario y ordinario (Correa,2016),

Se deduce por lo anterior, la trascendencia que tienen para los establecimientos oferentes de servicios de salubridad, las facultades e instituciones educativas que instruyen expertos en áreas de la salubridad establezcan procesos de formación en sensibilización a fin de que sus currículos y materias se tornen substanciales para la instrucción del equipo, para garantizar que la gente y los clientes de los servicios de salubridad reciban una atención verdaderamente dignificante. “Habida cuenta de la crisis recurrente del sistema de seguridad social las cuales amplían cada vez más las fallas, evidenciándose el hecho de que quienes gozan de planes de atención prioritaria en salud pueden tener acceso a cuidados dignos” según (Restrepo y González, 2018).

A través de la revisión narrativa de literatura científica se caracterizaron e identificaron los factores causantes de deshumanización en la atención primaria en salud en Colombia entre el periodo de 2008 a 2018, encontrándose diversos factores relacionados y asociados con diferentes aspectos y procesos inherentes a la atención sanitaria. Fue necesario categorizarlos en tres grupos, dependiendo del producto del estudio de la información más las variables que se tuvieron en cuenta en la matriz. Estas tres categorías de factores son: las relaciones interpersonales, la gestión administrativa y normatividad, y la educación del personal involucrado en la atención.

En entonces que se evidencia que existe ausencia creciente de una dimensión dinámica en el mejoramiento de la atención médico-sanitaria, como lo describen Delgado et al (2010) cuando expresan que la medicina ha perdido calidad humana ha perdido la calidad profesional y la atracción por las personas, ya que los sistemas de salubridad basados en la economía de mercado dificultan la calidad del acceso a servicios de mayor calidad, es decir que se sacrifica la calidad por el lucro económico.

De tal manera que la pérdida de esta dimensión dinámica ha conllevado a que se presenten en el servicio primario de salud los diversos factores que esta investigación mostró, observándose que es de común ocurrencia en casi todas las organizaciones salubristas del mundo entero. Estos factores se clasificaron en tres categorías: Relaciones interpersonales, Gestión administrativa y normatividad de las instituciones de salud, y Educación del personal de salud.

La investigación realizada y escrita en este articulo, revela que existe una general insatisfacción social en relación con la atención sanitaria, no solo en Colombia sino en gran parte del mundo, lo cual evidencia que no es un fenómeno circunstancial ni local, sino global y estructural. Sin considerar las causas de fondo, la insatisfacción se centra sobre todo en la deshumanización del proceso asistencial y en la pérdida de la calidad humana de los profesionales de la medicina. La investigación demuestra que los servicios de salud presentan dificultades en la prestación de una atención humanizada, no solo en la atención primaria, sino en casi todos los procesos relacionados con el servicio sanitario.

Con respecto a los factores que se asocian a las relaciones interpersonales, se evidenció que hay falencias en el trato humanizado a los pacientes, ya que no se muestra suficiente empatía, ni trato amable y cariñoso, ni respeto, es decir que la falta de afecto y amor hacia la profesión y hacia los pacientes, hacen que la atención sanitaria no se preste con la ética y dignidad que se merecen y que necesitan para sus procesos de recuperación.

En cuanto a los factores relacionados con la gestión administrativa y la normatividad en salud, se evidenció igualmente un alto grado de insatisfacción, en el sentido de que existe un trato despersonalizado, atención inoportuna, falta de coordinación del personal de la salud, fallas en la comunicación y más aún, la fragmentación del ser humano, relegado frente a los avances científicos y técnicos, con los que se repliegan sus derechos y su dignidad. Los procesos administrativos y la rígida normatividad hacen que los profesionales dediquen menos esfuerzos hacia la atención ética y humanizada de los pacientes.

El estudio reveló igualmente que muchos de los factores que son causantes de deshumanización en la atención sanitaria, son consecuencia de inadecuados procesos educativos en las instituciones y entidades que forman profesionales de la salud, ya que en los currículos y programas educativos no se profundiza suficientemente en las áreas de humanidades y en la bioética, lo cual genera diversas dificultades para ofrecer un trato digno y humanizado a los usuarios del sistema de salud.

Como implicaciones científicas de esta investigación, se espera que la categorización de los factores que causan deshumanización y los mismos factores caracterizados, sean referentes para futuros estudios o análisis más minuciosos sobre las causas y consecuencias de estos factores, con el propósito de generar conciencia y sensibilización, con miras a mejorar la efectividad de la humanización en la atención primaria de la salud.

Es necesario igualmente concretar la función y gestión de los profesionales de la salud frente a las humanidades y la bioética, a la par con los procesos de educación y formación, para ponerlos en práctica en las entidades e instituciones sanitarias, como complemento tanto científico como humanístico, que garantice una óptima calidad de humanización en la atención de los servicios de salud.

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Arranca una nueva capacitación del INAES

El INAES brinda capacitación para constituir cooperativas Martes 4 de agosto 16 horas

Santa Fe: reunión de Carrizo y Malato con autoridades de ENERFE

El Presidente de la FESAEM Sr. Narciso Carrizo y el Pte de FEDESAM Sr. Cesar Malato se entrevistaron con el presidente  y...

En el RENATEP ya hay más cien mil inscriptos

El Ministerio de Desarrollo Social informó que el Registro de Trabajadoras y Trabajadores de la Economía Popular (ReNaTEP) logró en menos de...

Misiones: avanzan las obras para la puesta a punto de la Cooperativa de Servicios Públicos de Pozo Azul

Se trata de la primera entidad de estas características en el municipio 76 de Misiones y uno de los primeros servicios que...

Nuevo programa de CONINAGRO TV

En la primera entrega se hizo un resumen de los temas de agenda de la institución y el testimonio de dirigentes del...

Noticias relacionadas