jueves 28 | mayo 2020
17.2 C
Buenos Aires

Cooperativas y Mutuales ante la crisis actual. Reflexiones

Destacadas

Córdoba: se realizó la segunda de las Jornadas de Capacitación a distancia en el Instituto Superior Empalme

Fue el pasado 14 de mayo, donde contó con la participación de alumnos de II° y III° año...

Ciclo de encuentros virtuales

La Agricultura Familiar y el abastecimiento de alimentos en la emergencia sanitaria y la pandemia

Salta: regularizarán la situación de las cooperativas

El intendente del Caimancito, Daniel Gurrieri, junto al director provincial de Economías Sociales, Cooperativas y Mutuales, Gabriel...
Eduardo Milner
Licenciado en Cooperativismo y Mutualismo. Consultor de cooperativas y mutuales. Coordinador del Gabinete de Consultoría y Asistencia técnica del Colegio de Graduados en Cooperativismo y Mutualismo (CGCyM).

Los días pasan y las hipótesis sobre la posible cura del Covid-19 se diseminan por los distintos medios y redes sociales, mientras se difunde información dudosa y no certificada. La necesidad de encontrar una solución al problema urge desde lo sanitario, lo social y lo económico. La pandemia es una amenaza para la humanidad y la posibilidad de encontrar una vacuna renueva la esperanza y hace reflexionar sobre el daño hecho a la naturaleza, a los medios de subsistencia y al planeta entero.

Si hay algo que seguro nos va a dejar la crisis del Covid-19 es un drama económico generalizado en la mayoría de la empresas de la economía social, sin importar su tamaño o capacidad económica social anterior a marzo de 2020.

Todo pasa y esto también pasará. Las circunstancias extraordinarias e imprevisibles que hoy nos tocan vivir, tanto a nivel personal como colectivo, nos impondrán desafíos futuros que conviene comenzar a pensarlos cuanto antes.

El día después de la pandemia es el nuevo desafío que preocupa a las empresas de la economía social, dirigentes, emprendedores, profesionales independientes y demás actores del sector. A todos nos tocará, antes o después, enfrentarnos a las consecuencias económicas que el tsunami de la pandemia dejará tras su paso.

Entiendo que todos, sin importar la situación previa, deberemos replantearnos los objetivos y tomar esto como una clara oportunidad de cambio. El mundo se paró y todos nos tuvimos que quedar en casa. Cuando salgamos, los desafíos nos estarán esperando y las oportunidades también.

Con el fin de alistarnos para un mundo post pandemia, debemos pensar en alternativas para gestionar las entidades de economía social y para ello se me ocurre que debemos enfatizar en una serie de pasos.

El primero consiste en evaluar todos los escenarios posibles donde las organizaciones desarrollan sus actividades. Esto nos permitirá contar con información cierta y actualizada de las nuevas circunstancias, y será el punto de partida desde el cual se podrán comenzar a tomar las decisiones que el “día después” requerirá.

El segundo paso consiste en hacer una reestructuración de los recursos de la empresa social. Se debe repensar desde el talento humano pasando por la estructura de gastos, los costos operativos, el flujo de fondos, la liquidez, hasta aquellos otros rubros que formen parte de los recursos de la entidad.

Las empresas sociales deberán tener hoy como meta, en aquellos casos que sea posible, acercarse al punto de equilibrio, por lo que no hay otra forma de lograrlo que no sea reduciendo los costos operativos y renegociando con los proveedores. No en todos los casos será posible, pero sí es necesario hacer el intento.

El tercer paso consiste en revisar y actualizar el plan de acción de la Cooperativa/Mutual, adaptándolo a los desafíos que la economía de la post pandemia nos deje. Para aquellos que carecen de un plan de acción en la prestación de sus servicios, este es un buen momento para pensar y trabajar en ese sentido.

Así como varias empresas en comercio electrónico salieron a contratar gente, otras como Disney o Universal Studios hicieron lo contrario. Cada emprendimiento tiene su propia realidad. Por eso es de capital importancia tener un norte claro, saber adónde se tiene que ir y definir los pasos necesarios para llegar a ese lugar, teniendo en cuenta que todo será lento.

El cuarto paso, y no por ello menos importante, consiste en repensar la mejor manera de prestación del servicio. La economía de la post pandemia nos enfrenta al desafío de reflexionar sobre los antiguos esquemas o bases en que se cimentaba nuestra organización. La salida de esta crisis importará parámetros nuevos.

Para graficarlo, cito como ejemplo la industria del cine o del teatro, que deberán rehacer sus propuestas de servicios. La lista de situaciones nuevas es infinita. Lo cierto es que cada emprendimiento deberá examinar en profundidad su esquema de prestación, adaptándolo a los nuevos tiempos.

El quinto paso, y no por ser el último es el menos importante -todo lo contrario- es el talento humano. Muchas entidades, por no decir la gran mayoría, debieron afrontan la imposibilidad de abonar los salarios o retiros a cuenta (caso cooperativas de trabajo) de marzo y subsiguientes, mientras otras pudieron afrontar una parte. En todos los casos la gestión del talento humano se convierte en una pieza vital del rompecabezas que nos tocará armar cuando el coronavirus nos permita volver a nuestros trabajos.

Dicho esto, nos toca realizar un somero análisis de aquellas entidades que se encuentran sin ingresos (o muy escasos) en el medio de esta crisis. Allí se encuentran las cooperativas de trabajo cuyas actividades no son esenciales.

Más allá de las propuestas que está motorizando el Poder Ejecutivo Nacional, estamos observando que, en la práctica esa “ayuda estatal” es escasa para afrontar la crisis actual. Hay un enorme elenco de entidades que, por una circunstancia u otra, no pueden acceder a los paliativos gubernamentales y hoy conforman un grupo de riesgo importante.

Como cierre de esta breve reflexión, nos queda claro que la pandemia, luego del coronavirus, será la crisis económica y esta realidad está a la vuelta de la esquina. Prepararse para lo que viene es la única alternativa posible para sobrevivir. Le tocará a cada uno de nosotros trabajar en cada caso para enfrentar el futuro. No todas las cooperativas y mutuales tienen los mismos anticuerpos o defensas. Y para los que carezcan de ellos también hay una posibilidad. El cooperativismo y mutualismo han sobrevivido a muchas calamidades en su historia y esta será una más.

2 Comentarios

  1. Hola Eduardo. Buena nota. Te sugiero agregar al final, como un resumen, la lista de pasos empleando la menor cantidad de palabras para c/u.
    Saludos.
    Rubén E. ZEIDA

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Córdoba: se realizó la segunda de las Jornadas de Capacitación a distancia en el Instituto Superior Empalme

Fue el pasado 14 de mayo, donde contó con la participación de alumnos de II° y III° año...

Ciclo de encuentros virtuales

La Agricultura Familiar y el abastecimiento de alimentos en la emergencia sanitaria y la pandemia Conferencia inaugural con la...

Salta: regularizarán la situación de las cooperativas

El intendente del Caimancito, Daniel Gurrieri, junto al director provincial de Economías Sociales, Cooperativas y Mutuales, Gabriel Pizarro, se reunieron en la...

Río Negro: una cooperativa de cartoneros Viedma tendrá sede propia

La Cooperativa para la Nueva Vida (COTRANVI) recibirá en comodato una terreno donde construirá su espacio donde trabajar el tratamiento de los residuos de...

Santa Fe: se firmó un importante convenio

En la mañana del 27 de mayo, en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno, se firmó un acuerdo tripartito entre...

Noticias relacionadas