miércoles 22 | septiembre 2021
13.7 C
Buenos Aires

Actualización de las normas de prevención de contagio por Covid-19

Recomendadas

Dr. Mario F. Bruno
Dr. Mario F. Bruno
Presidente del Comité de Cuidados Paliativo de AMA (Asociación Médica Argentina) Presidente del Comité AntiTabaco de AMA Vicepresidente de UATA (Unión Antitabáquica Argentina) Director de los cursos anuales de 1) Periodismo Médico 2) Cancerología, 3) Cuidados Paliativos (AMA) Miembro Emérito de ASCO (American Society Clinical Oncology) Miembro Titular de ESMO (European Society Clinical Oncology) Director Médico de Medicron S.A. (Centro Oncológico)

Ya llevamos más de un año, desde la aparición de la pandemia, provocada por el coronavirus. Al inicio, sentimos una incertidumbre completa, que obligó a un aislamiento extremo, casi como única forma de combatir la pandemia. Momentos de locura y zozobras. El tiempo transcurrido ha servido para aclarar algunos puntos, aunque todavía, muchos de ellos continúen en la nebulosa. Es muy posible que tengamos que vivir con Covid19 y sus mutaciones durante meses o años. Por lo tanto, apliquemos aquello que hemos aprendido y desechemos los mitos.

Por ahora, aunque se investiga intensamente, no tenemos medicamentos que puedan destruir el virus Covid19, una vez que ha atravesado las paredes de las células a las cuales invade. Ergo, la acción más significativa que podemos realizar es cumplir estrictamente las normativas preventivas, que reafirmaremos en este artículo. A saber:

Lavarse las manos y mantener una distancia física constituyen por lejos las medidas preventivas más trascendentes y constituyen el mejor método de protección. El lavado debe ser frecuente y varias veces al día. Se debe emplear  jabón común. Al no ser una bacteria, no requiere el empleo de jabón antibacteriano. Puede complementarse con el uso de alcohol el gel o en aerosol, que cumple la función desinfectante de las manos. A su vez, no tocarse la cara sin las manos desinfectadas es un punto clave, porque los ojos, la nariz y la boca constituyen las puertas de entrada de estos virus al organismo.

Esta virosis se halla asociada con gotitas infecciosas como la gripe, expelida por la persona infectada, sea sintomática o no, a través de pequeñas partículas de saliva o fluido respiratorio emitidas por las personas al respirar, hablar, gritar o toser. El problema es que se mantienen flotando en el aire durante minutos u horas y, de acuerdo a los últimos conocimientos, en ese tiempo y en ambientes cerrados, se pueden desplazar varios metros. No así en espacios abiertos, donde el aire está limpio, razón por la que se puede caminar por parques y lugares públicos, siempre manteniendo la distancia física de otras personas para protegerse.

La enfermedad provocada por el Covid19 es una infección respiratoria que requiere un contacto cercano para replicarse. Por eso, la distancia de dos metros entre las personas constituye un factor esencial, especialmente si se está en un ambiente cerrado con más gente de lo aconsejable. Se sabe que los infectados contagian fundamentalmente antes de tener síntomas, o sin llegar a desarrollarlos.

El uso del barbijo debe cubrir la nariz y la boca. Evita así que nuestras partículas, las que expelemos, se expandan por el aire y contagien a los demás. El uso del barbijo constituye, en este sentido, además del aspecto sanitario, una muestra de solidaridad y respeto para nuestros semejantes.

En relación a los cuidados domiciliarios, si no hay ningún infectado, no es necesario una desinfección especial. Las bolsas de supermercado y/o bolsas de plástico, las estaciones de servicio, los carritos de compras y los cajeros automáticos no causan infecciones. De cualquier forma, como ya expresamos, el lavado frecuente de manos es un factor de protección clave.

Como no es una infección alimentaria, no hay riesgo demostrado de que el Covid19 se transmita a través de los alimentos, sean estos preparados en la casa o adquiridos a través del delivery. De cualquier manera, en este último caso y para mayor tranquilidad, puede calentarse lo adquirido en el microondas, con lo cual descontamina esos alimentos.

Cuando se regresa a la casa, no es necesario cambiarse de ropa inmediatamente y ducharse.

Respecto a la posibilidad de introducir el virus en nuestro hogar a través de los zapatos, es sumamente difícil, pues no es la forma de propagación de esta virosis.

El uso de guantes no es aconsejable. El virus puede acumularse en ellos y transmitirse fácilmente si se toca la cara. Es más aconsejable lavarse las manos con regularidad.

Finalmente, conviene aclarar que aquellos que se infectaron con este virus y superaron la situación, debe continuar exactamente con los mismos cuidados porque puede reinfectarse y ser un nuevo foco de diseminación de la enfermedad. Si cumplimos estas normas de seguridad, y aceptamos vacunarnos sin poner excusas, excepto las razones que pueda decidir nuestro médico de cabecera, la pandemia podrá ser controlada.  Muchísimo de lo necesario para que ello ocurra depende de nuestro comportamiento.

Ilustración: Matías Roffe

Responder

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui

Últimas noticias

Se efectuó un Encuentro cooperativista internacional con presencias destacadas

«Profundizar la identidad cooperativa también implica profundizar el conocimiento del acto cooperativo y llevarlo a que alcance la plenitud...

Noticias relacionadas