Estimadas y estimados cooperativistas
Respetados Dirigentes de las Organizaciones asociadas
Queridos integrantes del Consejo de Administración
Cooperativas de las Américas

 

Esperamos que en estos momentos se encuentren bien de salud, cuidando a sus seres queridos y ayudando a que en las Américas se reduzca la curva de contagio del COVID-19

Desde Cooperativas de las Américas quisimos profundizar en las diferentes oportunidades de evolución de la consciencia que se dan a partir del COVID-19, el cual le plantea a la humanidad un reto de una escala sin precedentes, ya que este no reconoce fronteras, nacionalidades, religiones o etnias.

Estos últimos días hemos vivido momentos de incertidumbre, miedos, temores, cuestionamientos a nivel colectivo, pero al mismo tiempo hemos visto actos que develan el corazón de la humanidad; hemos visto la solidaridad y cooperación traducidas en acciones concretas por cada una de las Confederaciones y cooperativas sumadas al esfuerzo de las autoridades y gobiernos de la región para paliar la crisis sanitaria.

Debemos reconocer que es un momento que nos ha permitido dejar de pensar en el “yo” para pensar en un “nosotros”, una situación que nos saca del modo automático y nos regresa a un modelo básico que es el hogar como célula de la sociedad, descubrimos que en momentos de crisis la vida se reduce a momentos en búsqueda del equilibrio y la calma, también nos ha llevado a cuestionar todas las estructuras sociales que ya venían en detrimento como el sistema de seguridad social, el sistema de consumo el sistema de la salud y la crisis climática.

Manifestamos nuestra preocupación por los efectos devastadores de gran alcance llevando a decenas de millones de personas al desempleo, al subempleo y a la pobreza laboral. Según las estimaciones de la Organización Mundial del Trabajo (OIT) este podría llevarse a 25 millones de empleos en el mundo. En ese orden solicitamos a nuestros colaboradores realizar el máximo esfuerzo por mantener empleos directos y forjar la subsistencia de empleos indirectos.

El movimiento cooperativo representa alrededor del 12 por ciento de la humanidad, está haciendo una contribución vital para ayudar a todos sus miembros, familias y comunidades a superar esta crisis. Es así como buscamos abrir espacios de diálogo para forjar acciones de intercooperación de manera intersectorial, las cuales sean coordinadas desde cada confederación y cooperativa y que así mismo puedan llevar dichas propuestas con las autoridades nacionales y locales. Los invitamos a construir alianzas inesperadas, en un momento inesperado.

Desde la Oficina regional de Cooperativas de las Américas estaremos dando visibilidad de estos esfuerzos con el fin de intercambiar información fiable de buenas prácticas a nivel regional.

Manifestamos nuestro más sincero agradecimiento al personal médico y trabajadores de las cooperativas de salud celebramos y destacamos su talento, espíritu de servicio, esfuerzo, dedicación y entrega a esta profesión a quienes se les entrega la vida y quienes dan ejemplo de su generosidad y compromiso humanista que antepone lo colectivo a lo individual.

Deseamos que este nuevo capítulo en la historia del planeta, prevalezcan los principios y valores del cooperativismo, y el futuro que vayamos a escribir desde nuestras decisiones estén definidos por nuestros valores éticos, por la cooperación, la solidaridad, y el equilibrio de nuestra existencia con el medio ambiente por el bien común.

G.F.Q