La Confederación Cooperativa de la República Argentina (Cooperar) celebró que, por segundo año consecutivo, el Congreso Nacional rechazó el proyecto de derogar la exención respecto del impuesto a las ganancias que rige para las cooperativas y mutuales.

“Invitamos a todas las fuerzas políticas a dar por cerrado este debate: las empresas de la economía social y solidaria también requerimos de previsibilidad”, señaló la entidad de tercer grado que, junto a otras confederaciones y empresas de la economía solidaria, realizó incidencia en el ámbito legislativo para evitar un mayor ajuste fiscal.

“Agradecemos el compromiso y la voluntad de diálogo de todos los bloques del oficialismo y de la oposición, que hicieron lugar a las observaciones que realizó el movimiento cooperativo y mutual respecto del artículo 85 del proyecto de ley de presupuesto enviado por el Poder Ejecutivo, y respecto del artículo 126 del proyecto finalmente aprobado”, expresó Cooperar en un comunicado.

En efecto, el sector resistió en octubre un segundo intento de quitar la exención en el impuesto a las ganancias, luego de haberlo hecho a fines del año pasado durante la discusión sobre la reforma tributaria. En contrapartida, fue incluida una alícuota del 6 por ciento sobre el patrimonio, considerada confiscatoria por el sector.

Para corregirla, ingresó otro proyecto que ubica esa contribución entre el 3 y el 4 por ciento, durante los próximos cuatro ejercicios fiscales. Se espera que el Senado dé media sanción y convierta en ley esa iniciativa para dar por cerrado este nuevo capítulo de la pulseada legislativa.

De cara al año electoral, la Confederación aprovechó el comunicado para invitar a todos los bloques a “superar los proyectos de naturaleza meramente fiscal y avanzar en proyectos que faciliten el aporte del mutualismo y el cooperativismo al desarrollo sostenible de nuestra Patria”.

Finalmente, Cooperar manifestó una “enorme satisfacción por la unidad demostrada por las confederaciones representativas del cooperativismo y del mutualismo, en diálogo con las empresas de mayor envergadura del sector, para procurar la mejor defensa de nuestras asociadas”.

En ese sentido, convocó a “profundizar esta unidad para ser protagonistas en el proceso de democratización de la economía, que es condición necesaria para garantizar el federalismo, la equidad y el desarrollo al que aspiran las mujeres y los hombres que integran cada una de nuestras organizaciones”.

 

Fuente: La Gaceta, Cooperar