El Banco Central de la República Argentina estableció que  las entidades financieras deben desprenderse parcialmente de LELIQ y ofrecer líneas especiales de crédito a las micro, pequeñas y medianas empresas a una tasa de interés anual máxima del 24%, destinadas a financiar capital de trabajo, como ser pago de sueldos y cubrir cheques de pago diferido.

También emitió la Comunicación “A” Nº 6.938, cuya copia les adjuntamos, que flexibiliza hasta septiembre de 2020, los parámetros de clasificación de los deudores del sistema financiero, agregando 60 días de plazo, a cada categoría de plazo, para los niveles de clasificación 1, 2 y 3.

Antes del dictado de esta norma, los plazos de la mora, se medían:

a)    Normal, situación 1, hasta 30 días de atrasos.

b)    Riesgo Bajo, situación 2, entre 31 días y 90 días de atrasos.

c)     Riesgo Medio, situación 3, entre 91 días y hasta 180 días de atrasos.

Es decir, plazos similares a los establecidos en la resolución Nº 2.359-19 del INAES, para las mutuales que brindan a sus asociados, el Servicio de Ayuda Económica.

La norma está dirigida, no solo a las entidades financieras: incluye –entre otros-, también a:

1.     Las Empresas NO Financieras Emisoras de Tarjetas de Créditos (hay mutuales que emiten tarjetas de crédito e informan mensualmente al BCRA).

2.     Los Proveedores NO Financieros de Crédito (hay mutuales que están inscriptas en el BCRA, por redescontar carteras de préstamos, según la Comunicación “A” 5.593 y sus modif.)

3.     Empresas NO Financieras Emisoras de Tarjetas de Compra.

Si su entidad informa mensualmente al BCRA, el estado de situación de dichos deudores, les sugerimos coordinar con vuestro programador, para implementar estas modificaciones.

Si su entidad brinda a sus asociados, el servicio de Ayuda Económica (resolución Nº 1.418-03 y su modif, resolución Nº 2.359-19), le informaremos de cualquier disposición que emita el INAES.

Dr. CP Norberto Dichiara

Estudio Dichiara & Asociados