La Cooperativa de Trabajadores Metalúrgicos de Llavallol (Cotramel), que fue conformada en diciembre del año pasado, anunció que la Justicia les dio el aval para comenzar a trabajar en la ex Canale. Esperarán la sentencia definitiva pero “con la fábrica en movimiento”.

“Hoy se cumple un año sin cobrar un sueldo”, señala el comunicado de prensa difundido esta mañana. “Después de los 130 días de acampe para que no se lleven las máquinas y a 10 meses de haber sido despedidos sin indemnización y con tres meses de sueldo adeudados, queremos contar que el Juzgado Comercial N° 2 de Catamarca dictó la Quiebra de Canale Llavallol y nos dió Autorización para poder trabajar”, destacan.

Este hecho es “un nuevo logro” en la pelea que llevan a cabo por mantener los puestos de trabajo. “Esperaremos la sentencia definitiva con la fábrica en movimiento. Necesitamos que la quiebra sea con continuidad y podamos hacernos cargo con nuestra Cooperativa de Trabajo COTRAMEL”, concluye el texto.

EL CONFLICTO

El malestar dijo presente en 2016, se repitió en 2017 y al año siguiente, se desató el conflicto que continúa hasta hoy. Desde hace meses reclamaban el pago de salarios adeudados y volver a sus puestos de trabajo, porque la producción se encontraba paralizada, pero a fines de octubre de 2018 les notificaron a los trabajadores que estaban despedidos.

Los 86 trabajadores recibieron telegramas que indicaban que desde el 1 de noviembre ya no tienen vínculo con la empresa.  En ese momento comenzó una lucha que contempló un acampe, movilizaciones y la organización en una cooperativa.

 

Fuente: inforegion.com.ar